Compartir
Publicidad

Sorkin ensucia el notable final de 'The Newsroom'

Sorkin ensucia el notable final de 'The Newsroom'
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Hasta qué punto podemos valorar una serie de autor sin valorar al propio autor? Es muy curioso cómo muchas veces vemos las series como si se escribieran solas. Y de hecho hay series que las escriben tanta gente que es difícil hablar de fulano o mengano. Pero luego está el mundo del cable, en el que sus guionistas tienen voz y libertad suficiente como para identificarles con el devenir de la serie. En HBO se ve muy claro el ejemplo de «serie de autor», ya que tienen varias de ese corte, entre ellas 'The Newsroom'.

Hablar de 'The Newsroom' es hablar de Aaron Sorkin, para bien o para mal... y aquí es donde viene el debate planteado al comienzo del post y que yo mismo no tengo claro. La temporada final de 'The Newsroom' me ha gustado mucho, pero la contundencia de Sorkin en sus discursos sólo contribuye a que haya ruido del malo en torno a ella y que muchas veces el espectador se sienta incómodo viéndola.

Una vuelta a los orígenes

Newsrooom 3

El pasado domingo terminó la tercera temporada y última de 'The Newsroom', seis episodios en la que Sorkin, que para estas cosas es muy clásico, plantea una nueva caída y auge de la redacción de News Night with Will McAvoy. En esta ocasión es un caso de whisteblowing prácticamente paralelo al de Snowden que pondrá patas arriba la redacción que lidia con el Departamento de Justicia metiendo las narices ─buscando a Neal (Dev Patel) y deteniendo a Will (Jeff Daniels) por no desvelar la fuente─ y la cadena siendo adquirida por un nuevo magnate Pruit, para evitar que caiga en manos de los nuevos propietarios de AWN que solo quieren cerrarlo. Lo que no contaban era con la visión radical del nuevo jefe en cuanto al modo de hacer noticias.

La tanda final de 'The Newsroom' es una vuelta a los orígenes. Pruit es un revulsivo que sabe que la clave de la audiencia es el infortainment y la participación ciudadana a través de las redes sociales y, por qué no, el morbo en las noticias. Algo que precisamente Will hacía antes de que diera comienzo la serie ─evidentemente sin lo de las redes sociales─. Todo esto y la muerte de Charlie (Sam Watterson), acaba en un último episodio en el que lo circular de la serie resulta obvio junto con el debate de «bien vs mal» en el periodismo.

El tratamiento de la violación

Newsroom 3

En este sentido es donde ha surgido la mayor polémica en torno a 'The Newsroom'. En el quinto episodio Don (Thomas Sadoski) recibe el encargo de contactar con una chica que ha montado un página web para denunciar casos de violación como el suyo. Don se entrevista con ella para intentar convencerla de que no es el modo correcto de hacer las cosas y que el sistema de justicia está para algo.

El caso está basado en uno de tantos y tantos casos de violaciones en Campus Universitarios que por alguna razón no son perseguidas por la policía, y el episodio tuvo la mala suerte de ser emitido justo cuando se descubre que Rolling Stone incluyó el nombre de una víctima de violación que prefería estar en el anonimato en un artículo. Ya de por sí el tema es polémico, y encima en ese momento era excesivamente candente, por lo que el episodio recibió palos de todo tipo.

En lo personal creo que la trama de ese episodio no es para tanto aun habiéndose ido por derroteros muy oscuros ─Don diciendo que al consistir en un «tu palabra contra la mía» él estaba obligado a creer al acusado─. No debemos olvidar dos cosas, la primera siendo que estamos hablando de un trabajo de ficción y la segunda que existe una cosa llamada libertad de expresión. Llevamos años tragándonos el discurso de Sorkin sobre periodismo, libertades, política y demás... y este es simplemente otro más con el que podemos no estar de acuerdo.

Newsroom

Una vez dicho esto resalto que para mí el problema con la trama de la violación de 'Oh Shenandoah' es que es incómodo de ver y una situación en la que Sorkin se mete sin necesidad en camisa de once varas. Lo cual es una auténtica pena que una subtrama sea capaz de ensuciar tanto la última temporada de 'The Newsroom'.

Y es que a nivel general 'The Newsroom' es una serie magnífica, llena de ritmo, con un corte de historia bastante clásica, con unos personajes adorables y empeñada en dejar al espectador casi una hora con los ojos pegados a la pantalla. El episodio final es una entrañable muestra de todo esto. Echaré mucho de menos la redacción de ACN.

En ¡Vaya Tele! | 'The Newsroom' pone cartuchos interesantes para su traca final

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio