Compartir
Publicidad

'The Prisoner' buena reinterpretación del clásico

'The Prisoner' buena reinterpretación del clásico
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En esta nueva moda de realizar remakes y reinterpretaciones (o reimaginaciones) de toda serie cuyo recuerdo coleara en la mente colectiva hemos tenido de todo, tanto en el cine como en la televisión, como en el cómic... y los resultados son cuanto menos dispares. La última serie de esta clase nos viene por obra y gracia de la cadena AMC: una reinterpretación de una de las primeras series "de autor" y, además "de culto", 'The Prisoner'.

'The Prisoner' es una miniserie de seis episodios emitidos en tres noches consecutivas en la cadena de pago AMC, cadena que está demostrando que es capaz de realizar grandes series (véase 'Mad Men' y 'Breaking Bad', ambas galardonadas por la Academia de TV estadounidense). La serie está escrita por Bill Gallagher ('Conviction') y dirigida por Nick Hurran ('Bonekickers').

La historia

the-prisoner-map.jpg

La premisa de 'The Prisoner' es bien clara. Al poco tiempo de dimitir de su puesto de trabajo el protagonista, Six (Jim Caviezel), se encuentra retenido contra su propia voluntad en un extraño sitio, La Villa. Un sitio que es como un pueblo normal y corriente pero en que todo el mundo está por alguna razón, aunque son muy pocos los que tienen la suficiente fuerza de voluntad para intuir que hay algo más allá de ese pueblo gobernado por Two (Ian McKellen). Viven prisioneros sin saberlo.

Pero más allá de la premisa nos encontramos con una distopía, con una sociedad construida sobre la mentira y en la que el nuevo inquilino tiene un papel importante. 'The Prisoner' siempre ha sido un himno a la lucha por el individualismo y la libertad y esta versión no iba a ser menos. Pero claro, con matices.

Reinterpretando un clásico

dosyesposa.jpg

Ciertamente la palabra aquí es reinterpretación ya que es con lo que nos vamos a encontrar. Una reinterpretación de 'The Prisoner' que no un remake o una adaptación a los tiempos modernos de la serie de los sesenta. No, aquí partimos de la misma premisa, pero a partir de aquí todo cambia en todos los niveles posibles manteniendo, eso sí, los guiños hacia la serie original. De hecho hay alguna que otra escena que resulta muy familiar al que ha visto la original.

Las diferencias con 'The Prisoner' de Patrick McGoohan son notables, aunque no quiero dedicar estas líneas a comparar las dos series, simplemente me gustaría comentar algunos hechos que distinguen a ambas series. En primer lugar varía el concepto de La Villa. En La Villa original los prisioneros eran conscientes (no todos, todo hay que decirlo) de que tenían una vida anterior a esta, de hecho Six se llegó a reunir con conocidos de esa vida anterior, mientras que en esta se les induce a pensar que no hay ningún lugar más allá de esto, todo se construye alrededor de la mentira.

Con este nuevo planteamiento es lógico que no nos encontremos con varios Números Dos, sino con uno único. Lo que permite profundizar mejor en el personaje, interpretado magistralmente por Sir Ian McKellen. De hecho en esta versión Six cede una parte de protagonismo y peso de la historia a Two, dandole cierta cohesión a toda la miniserie haciendo que la historia de Six nos interese menos. Bueno, miento, sí que nos interesa ese cara a cara entre los dos, esa voluntad de quebrar el espíritu de Six usando todas las artimañas posibles.

Si hay algo que le deba reprochar seriamente a 'The Prisoner' es que pierde el espíritu de la original. Ese onirismo que rodea a la Villa original aquí no existe, hasta el punto en el que se echa de menos. Nos encontramos con un trabajo algo más serio en el que no ocurre ninguna excentricidad (en la serie original es la marca de la casa), y precisamente esas escenas eran un ingrediente importante en su desarrollo, ese surrealismo supremo.

Conclusión

The Prisoner

En definitiva la serie hay que verla sin tener en cuenta la original, puesto que creo que no le hace la justicia esperada (estuve todo el primer episodio sacando todas las diferencias entre las dos series). Sin embargo, si vemos esta miniserie ignorando la versión de los sesenta, nos encontramos con una serie bastante buena y entretenida, con un buen guión y unas interpretaciones bastante buenas. Pero aún así le falta ese ingrediente que me hipnotizaba en el visionado de 'The Prisoner' original.

Be seeing you
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio