Compartir
Publicidad

'Hermanos', la amistad en el tiempo

'Hermanos', la amistad en el tiempo
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos tan acostumbrados a la capacidad de reacción de Telecinco que no tardamos en pensar que la principal cadena de Mediaset no dejaría pasar el éxito que 'El tiempo entre costuras' tuvo en su cadena rival. Ese fervor que levantó entre la audiencia y la crítica nos llevó a imaginarnos a los directivos de Telecinco buscando su propia fórmula para conseguir lo mismo, provocando una nueva guerra en la ficción medida por patrones distintos a los que hasta la temporada pasada estábamos acostumbrados.

Y, aunque la cadena también cosechó el éxito la temporada pasada con 'El príncipe', el thriller policíaco todavía mostraba una identidad comercial común en nuestro panorama televisivo, por lo que aún todavía teníamos que esperar un poco más. Fue con la puesta en marcha de 'Hermanos' cuando empezamos a pensar que ya teníamos ese esperado producto en marcha y todo lo que nos llegaba de la ficción aumentaba una bola de expectación que creció sin mesura. Quizá la culpa fue nuestra, por oír lo que quisimos oír, pero con la emisión del primer episodio de 'Hermanos' nos dimos cuenta que no se trataba de 'El tiempo entre costuras' de Telecinco. ¿Eso quiere decir que estamos ante una decepcionante ficción? Por supuesto que no.

Es posible que esa alta expectación haya jugado en contra de la propia serie, sobre todo para quienes esperaban de 'Hermanos' un punto y aparte en la forma de hacer ficción de Telecinco. No es como tal pero sí se observa un cambio de tendencia por ofrecer un producto diferente, alejado de tópicos, costumbrismo y con ganas de encontrar su propia narrativa. Es de agradecer ese nuevo color en el abanico que actualmente ofrecen nuestras ficciones, donde todavía quedan muchos experimentos para completar el arcoíris. Aún así, ha llamado la atención su acogida, correcta pero sin brillar, con algo más de dos millones y medio de espectadores y sin alcanzar el 16% de share. Son muchos los factores que han jugado en este recibimiento, aunque no es de extrañar que algunos se hayan arrepentido de no hacer una promoción extra que puede que le hubiera ayudado a alcanzar un dato mayor.

'Hermanos' arrancó con la presentación de su trío protagonista. La ficción se apoya en esos tres pilares, con triángulo amoroso de por medio, en torno a los que gira toda la historia que veremos en los seis episodios de duración que tendrá la ficción. Un viaje hacia el desarrollo de sus personalidades cuya primera parada se centró en su presentación, la especial relación que existe entre ellos y la primera toma decisiones que marcará el transcurso de sus vidas. No asistimos a un primer episodio frenético, pero llamó la atención lo bien entrelazadas que quedaban sus historias pese a que vivíamos tres realidades diferentes. Se trató de una de las características más reseñables del primer episodio, que iba creciendo a medida que avanzaba y que terminó con esa sensación de que se trataba de una historia que no ha dado lo mejor de sí en su capítulo inicial.

Entre el reparto, una elección correcta pero no sobresaliente que también habría ayudado a compactar la solidez de 'Hermanos' desde su capítulo inicial. Llamó la atención un abusivo uso de las escenas a cámara lenta pero en cambio tuvimos un episodio que apostaba por lo visual y que buscaba la conexión entre los espectadores y su trío protagonista, algo que no se logró por igual con los tres personajes principales. Habrá que esperar a la valoración de la temporada para ser un análisis global pero la impresión inicial nos apunta hacia un producto notable y diferente, alejado de lo comercial, que busca dejar su propio sello. Es probable que en el tintero de la audiencia hayan quedado esos fallos de ambientación y prejuicios varios. Pero ya será cosa de cada espectador si esos árboles no le dejan ver (y disfrutar) del bosque.

En ¡Vaya tele! | 'Hermanos', lo que necesitas saber

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio