Compartir
Publicidad

El imprescindible Randolph Scott

El imprescindible Randolph Scott
2 Comentarios
Publicidad

"Los westerns son el tipo de película que cualquiera puede ver y disfrutar."

Un 23 de enero nacía Randolph Scott, actor estadounidense cuyo rostro fue muy popular, sobre todo en el género del western, durante los años cuarenta y cincuenta. Su amistad con Howard Hugues le hizo entrar en el mundo de Hollywood durante la época silente, consiguiendo varios papeles muy secundarios. Su aparición en el western con Gary Cooper 'The Virginian' (Victor Fleming, 1929) le proporcionó un frcutífero contrato con Paramount. Tuvo una estrecha relación con el actor Cary Grant, con quien vivivó durante doce años, y con quien protagonizó la exitosa comedia 'Mi mujer favorita' ('My Favorite Wife', Garson Kanin, 1940).

Películas imprescindibles para un homenaje: 'Roberta' (íd., William A. Seiter, 1935), uno de los maravillosos musicales con Fred Astaire y Ginger Rogers; 'La diosa de fuego' ('She', Lasing C. Holden, Irving Pichel, 1935), por ser el descubridor de la civilización que posee el secreto de la inmortalidad; 'Espíritu de conquista' ('Western Union', Fritz Lang, 1940), como protector de la línea ferroviaria intentando huir de un oscuro pasado, en uno de los tres westerns que filmó su director; 'Tras la pista de los asesinos' ('Seven Men From Now', 'Budd Boetticher, 1956), la primera de sus inolvidables colaboraciones con Boetticher, como ex-sheriff obsesionado por encontrar a los asesinos de su mujer; 'Duelo en la alta sierra' ('Ride the High Country', Sam Peckinpah, 1962), al lado de Joel McCrea, una maravilloso western elegíaco sobre el fin de una era. Tras este film Scott se retiró del cine, se dedicó a los negocios y jamás concedió una entrevista sobre su pasado en el cine.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos