"Fue, cuando menos, un sindiós". Daniel Craig habla sobre su difícil experiencia rodando 'Quantum of Solace' y la compara con 'Casino Royale'

"Fue, cuando menos, un sindiós". Daniel Craig habla sobre su difícil experiencia rodando 'Quantum of Solace' y la compara con 'Casino Royale'
21 comentarios

Quince años después de que Daniel Craig se calzase por primera vez las botas —y los gadgets— de 007 en la soberbia 'Casino Royale' de Martin Campbell, el actor ha dado la despedida a una de las etapas más ricas, complejas y humanas de las aventuras del espía británico con la, a mi juicio, espectacular 'Sin tiempo para morir'; cuyo fin de rodaje celebró de un modo muy emotivo.

"Un sindiós"

Pero el periplo de Craig como James Bond no ha sido, ni mucho menos, un camino de rosas. Entre su debut y su elevación a un nuevo nivel en la soberbia 'Skyfall' de Sam Mendes, el intérprete tuvo que lidiar con un segundo episodio titulado 'Quantum of Solace' que no sólo es el más flojo de la pentalogía; también fue una experiencia mucho más negativa que la vivida en 'Casino Royale'.

Así lo ha explicado el actor con una entrevista reciente para The Empire Film Podcast, en la que no ha sido parco en palabras, precisamente...

"De algún modo añoro al tipo de persona que era cuando hice 'Casino Royale'. A veces no es bueno tener demasiado conocimiento. No sabía cómo funcionaban muchas cosas, cuáles eran sus mecánicas, cómo el mundo veía realmente a Bond... todo ese tipo de cosas. Simplemente, no las entendía.

Después empecé a comprenderlas, y su peso me abatió. El problema con 'Quantum of Solace' es que fue, cuando menos, un sindiós, y todo el peso de la película hizo que, probablemente, me encerrase en mí mismo. Por suerte, para mí, todo ha sido cuestión de relajarme y aflojar e intentar regresar a las sensaciones de 'Casino Royale', que eran, 'Es James Bond, vamos, disfruta. Vamos a pasarlo bien."

Para Daniel Craig, la gran diferencia entre rodar 'Casino Royale' y 'Quantum of Soalce' es que, en el caso de la primera, era plena consciente de que lo que tenían entre manos era una grandísima película.

"Recuerdo rodar 'Casino Royale' con un cariño tremendo. Y toda esa otra mierda que la rodeaba no tenía sentido por aquél entonces porque sabía que teníamos una buena película, sabía que 'Casino Royale' era buena. De algún modo, piensas 'Espera y verás, va a ser genial, no te preocupes'".

He de reconocer que, con el tiempo, he terminado apreciando —hasta cierto punto— 'Quantum of Solace', lo cual no la exime de ser un desastre en comparación con el resto de títulos del arco de Craig. Por el momento, el mejor plan que se me ocurre respecto a 007 es volver a mi cine de cabecera para disfrutar de 'Sin tiempo para morir', que lleva en cartel desde el pasado viernes 1 de octubre y que ha coronado la taquilla del fin de semana.

Temas
Inicio