La increíble pero cierta historia de la app de Jeremy Renner y su imparable descenso a la locura
Actores y actrices

La increíble pero cierta historia de la app de Jeremy Renner y su imparable descenso a la locura

Estamos acostumbrados a tener una app para todo: redes sociales, saber si va a llover, cuentas bancarias, servicios de streaming, juegos, música, podcasts y hasta herramientas de trabajo. Lo que seguramente no te has planteado nunca (por motivos obvios) es tener una de tu actor favorito. Bueno, en 2017 no estaba tan claro, y  creyó que era buena idea escuchar a sus fans alrededor del mundo lanzando una aplicación propia... Con micropagos y un ranking de los mayores fans. Si nunca has oído hablar de Jeremy Renner Official, prepárate para el viaje de tu vida hacia la locura sin billete de vuelta.

Si todos tus amigos tienen una app...

En 2014 el mundo de las apps estaba explotando: todo el mundo quería su propia aplicación. Y EscapeX, una nueva empresa recién fundada, sabía dar con las teclas para convencer a los famosos de que se abrieran la suya propia, probablemente sin saber lo que estaban firmando. Los primeros en picar fueron Enrique Iglesias y Ricky Martin, pero a partir de 2017 la lista creció y creció: Marc Anthony, Yandel, Amber Rose, todo el mundo quería formar parte de esta tendencia. Incluido, claro, Jeremy Renner.

Imaginad por un momento que os descargáis la app "Jeremy Renner Official": ¿Qué esperaríais encontrar en ella? ¿Vídeos de sus películas? ¿Un poco sobre su trayectoria, quizá? ¿Fotografías del actor? Nada de eso: la app era una especie de red social centrada exclusivamente en el actor (y cantante: nada más abrirla podías ver un vídeo musical suyo), en la que subía fotos con textos como "Mood" o "Happy Rennsday" y los fans podían comentarle de forma entusiasta. Los más fanáticos incluso podían dejar sus fotos favoritas del actor, fanart o hablar de las últimas noticias sobre él en un apartado dedicado específicamente a ello.

Renner

El problema era el siguiente: si eres un famoso que solo tiene diez minutos al día para interactuar con tus fans, ¿cómo saber cuáles son los que realmente merecen tu atención? EscapeX, tras darle media vuelta, lo tuvo claro: había que instalar un sistema de micropagos. Básicamente, si pagabas conseguías estrellas que te calificaban en un ranking de fans, tus comentarios aparecían como destacados, tenías acceso a posts secretos del propio Renner e incluso podías participar en concursos para conocerle. Spoiler: salió mal.

Según fuentes de EscapeX, la app llegó a monetizar 35000 dólares mensuales en abril de 2019. Y puede que os estéis preguntando quién pagaría por poder destacar sus comentarios en una aplicación de Jeremy Renner... pero esto solo es la punta del iceberg.

Jeremy

Hay un loco en Internet

Ya en 2017, un pequeño grupo de fans de Renner empezaron a criticar al actor, acusándole de censura en los comentarios y de amañar los concursos. Frases como "Tu app es como un régimen totalitario" o "Necesitas pedir perdón a todos tus fans" empezaron a hacerse más populares en lo que, por otro lado, era una especie de paraíso de comentarios bonitos y buenas vibraciones.

Habéis leído "amañar los concursos", y merece la pena pararse aquí, porque Renner prometía muchas cosas a sus seguidores que no terminaba de cumplir. Por ejemplo, la posibilidad de verle en persona en el set de 'Vengadores: Infinity war', en Atlanta. Pero no solo se rumoreó que el premio estaba amañado, sino que, además, no fue el prometido: la visita no fue al rodaje sino a la casa del propio actor. Es más: la ganadora afirmó que ni siquiera había ido a su casa, por más que Renner asegurara que sí. Y los comentarios negativos empezaron a aflorar.

No solo eso: las personas que estaban en primer lugar en su lista de fans (esto es: las que más habían pagado y participado) peleaban entre ellas acusándose entre sí de impostoras y de moderadores a sueldo que se habían colocado allí sin competición alguna para tratar de mantener la calma. Por supuesto, no lo consiguieron: para un grupúsculo de personas, estar en lo alto de la lista de fans de Jeremy Renner era, aparentemente, todo, hasta el límite de amenazar al actor si no lo "arreglaba".

Ah, sí, ¿y sabéis lo de esas fotos que había que pagar por ver? El actor las subía después a Instagram, así que, ¿cuál era el sentido de seguir pagando? Lo que empezó siendo un mundo amable acabó siendo una pesadilla para el actor, que recibió comentarios en la propia Instagram como este: “Espero que te mueras. Ni siquiera soy un fan. Solo te odio de manera genuina y te deseo lo peor". Es posible que la app empezara a ser un problema serio, pero aún quedaba lo peor: la palabra "porno".

Jeremy Renner app

En Internet solo hay porno

Tras la popularidad de la aplicación en webs y redes sociales como el pináculo de la autoparodia, los trolls comenzaron a invadirla. Y entonces sucedió el incidente del porno. Todo empezó cuando Stefan Heck, editor de DeadSpin, vio un post del actor en cuya foto salía con los catalejos en la mano y rezaba "¡¡Que tengáis un fin de semana buenísimo!! ¿¿Qué plan tenéis??" y decidió contestar con un "Estaré viendo porno en mi ordenador". Lo gracioso es que un usuario le respondió "¡¡Asqueroso!! No mola", pero la notificación, en lugar de mostrar el nombre de quien le hablaba, mostraba el de Jeremy Renner, como si cada contestación viniera de su puño y letra.

Heck lo publicó en Twitter como todos haríamos y se fue de acampada (contradiciendo su plan anunciado en la app), sin cobertura. Al volver, dos días después, se dio cuenta de que había roto la aplicación para siempre. De pronto, aparecieron cientos de falsos Renners afirmando que les encantaba el porno e incluso alguien haciendo de Casey Anthony (si no sabéis quién es, mejor así) defendido por uno de dichos clones del actor. Una semana después de todo esto, Jeremy Renner anunció el final de la tontería.

"La app ha ido demasiado lejos. Literalmente". Así empezaba el comunicado con el que el actor cerraba Jeremy Renner Official y anunciaba que devolvería el dinero a todo el que hubiera comprado estrellas (el valor que te hacía subir puntos en la lista de fans) en los 90 días anteriores. "Lo que se suponía que era un lugar para que los fans conectaran se ha convertido en un sitio que es todo lo que odio y no puedo perdonar". La app terminó cerrándose, pero le siguió una parodia, un podcast y un seguimiento casi enfermizo por una de estas historias que solo pueden tener lugar en el siglo XXI: el auge y caída de la aplicación oficial del actor que hace de Ojo de Halcón.

Temas
Inicio