Compartir
Publicidad
Publicidad

La imprescindible Gene Tierney

La imprescindible Gene Tierney
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Los celos son, pienso, el peor de todos los defectos, porque convierte en víctimas a ambas partes

Un 19 de noviembre nacía Gene Tierney, Laura forever, a la que el mítico productor Darryl F. Zanuck definió así: "incuestionablemente la mujer más bella de la historia del cine". Acostumbrada a que los hombres perdieran la cabeza por ella en la pantalla, en la vida real fue capaz de darle calabazas al mismísimo Howard Hugues, y la crueldad que a veces emite el amor se saldó con su ingreso en un sanatorio debido a la gran depresión que sufrió tras su tormentosa relación con el príncipe, y mujeriego, Alí Khan. En cine, algunos de los directores más importantes de los años 40 y 50 —Ford, Preminger, Leisen, Daves, Negulesco...— tuvieron la suerte de poder dirigirla.

Películas imprescindibles para un buen homenaje: 'El diablo dijo no' ('Heaven Can Wait', Ernst Lubitsch, 1943), mi film preferido del maestro de Wilder, con una Tierney que enamora al mujeriego Don Ameche; 'Laura' (id, Otto Preminger, 1944), una de las películas más perfectas que existen; 'Qué el cielo la juzgue' ('Leave Her to Heaven', John M. Stahl, 1945), su única nominación al Oscar y su personaje más perverso; 'El fantasma y la Sra. Muir' ('The Ghost and Mrs. Muir', Joseph L. Mankiewciz, 1947), por amar a un fantasma; y 'Casado y con dos suegras' ('The Mating Season', Mitchell Leisen, 1951), el último gran título de su director, comedia de enredo sobre el amor.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos