Compartir
Publicidad

Natalie Portman, belleza e inteligencia en una gran estrella

Natalie Portman, belleza e inteligencia en una gran estrella
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A pesar de la precocidad de su debut cinematográfico con 'León: el profesional)', allá por 1994, Natalie Portman demostró que poseía un enorme talento como actriz, y desde entonces, su carrera se ha ido plagando de importantes títulos que la han conformado como una de las estrellas de Hollywood actuales más interesantes y aclamadas.

Todo ello unido a una presencia elegante, una encantadora sonrisa y, sobre todo, una sutil inteligencia, que atesora, no sólo en la elección de sus papeles, sino también con los estudios de Psicología que ha compaginado con los rodajes (algunos condicionados a que fueran durante el periodo vacacional), además de hablar varios idiomas (hebreo a la perfección y chapurrear japonés o español). Natalie, en su delgada figura y su metro sesenta de altura, porta una gran personalidad, que ha sabido mantener férrea a lo largo de los años, a pesar de su juventud (ha cumplido recientemente 27 años).

natalie-portman-beautifulgirls
Si con su primera cinta, junto a Jean Reno y a las órdenes de Luc Besson, cautivó a más de uno con su madurez y destilando enorme sensualidad a pesar de sus escasos trece años, con la espléndida 'Beautiful Girls' (1996), dejó patente que se trataba de una jovencísima actriz a tener muy en cuenta. Ambos títulos convirtieron a la actriz de origen israelí en objeto de deseo para muchos directores prestigiosos, participando así en la cómica 'Mars Attack!' de Tim Burton y 'Todos dicen I love you' de Woody Allen (y antes en 'Heat' a las órdenes de Michael Mann y junto a Al Pacino).

Aunque el paso definitivo que la convertiría en una superestrella es la participación en la nueva trilogía de George Lucas, encarnando a la reina Amidala. Personaje, que por edad y físico, supo dotarlo de enorme trascendencia, además, de resultar una más que correcta actuación en los tres títulos.

natalie-portman-amidala

Aunque su cautivador atractivo no sólo la hizo recalar en títulos de enorme gancho comercial, sino que también supo elegir papeles en cintas independientes, convirtiéndose en un actriz polivalente, y hasta icono de la postmodernidad. Es reseñable que con catorce años rechazara (por fortuna artística y por desgracia para el deleite visual) el papel del polémico remake 'Lolita' de Adrian Lyne, debido a que requería aparecer desnuda. Asimismo, también rechazó a Robert Redford que le ofreció un papel en 'El hombre que le susurraba a los caballos' (1998), momento en el cual ella acababa de pisar los escenarios de Broadway con una versión de 'El diario de Anna Frank', cosechando elogios por su talento artístico unido a su exuberante atractivo siendo aún una adolescente.

A pesar de sus inicios con papeles muy provocativos, con 'León: el profesional' y 'Beautiful Girls', el resto de sus trabajos siempre han mantenido cierto recato, en gran parte debido al asesoramiento de sus padres, que le ayudaron para evitar que acabara explotando su imagen, denostando su verdadero talento, a la vez que cuidaron de que mantuviese una vida y una educación lo más normal posible. Hasta que ya, con la mayoría de edad, ha sabido sacar provecho de su capacidad de seducción (como en 'Closer')

natalie-portman-closer

Tras la segunda entrega de 'Star Wars' ('El ataque de los clones'), participó en 'Cold Mountain' de Anthony Minguella con un pequeño pero destacado papel, y un año después trabajó en 'Algo en común', un título independiente muy aplaudido. Sin embargo, particularmente, marcó un punto de inflexión con su papel de Alice en la magnífica 'Closer'. Un trabajo inspirado, complejo y exigente, que supo afrontar con brillantez, talento y aportando la enorme carga de dulzura y sensualidad que requería. Con esta interpretación logró el Globo de Oro y una nominación al Oscar. Y es que, ciertamente, es su más completo y fascinante trabajo.

Con posterioridad, y siguiendo con ese coqueteo con el lado independiente, participa en 'Zona libre' de Amos Gitai, pero es el mismo año, con 'V de Vendetta' con la que obtiene mayor relevancia. Además de atestiguar su valentía y carisma (tuvo que raparse la cabeza), demuestra que ya es una estrella taquillera. Sin embargo, ella es del gusto de no dejarse arrastrar por los cantos de sirena de la farándula hollywoodiense, a la que se repliega en contadas ocasiones, como parte de su trabajo como actriz, pero de la que intenta mantener al margen, coqueteando con artistas alejados de la disciplencia más comercial (su actual novio es buen ejemplo, el peculiar músico Devendra Banhart), y siendo una estrella del gusto "indie".

Del resto de su filmografía, aún no me ha terminado de convencer, ni en la floja 'Los fantasmas de Goya', ni en la comedia 'Mr. Magorium y su tienda mágica', y aún menos en 'Las hermanas Bolena'. Ni tan siquiera destacaría su trabajo en 'My Blueberry Nights', donde interpreta a una jugadora de póker, y que no convence (aunque quizás a su papel no se le pueda sacar mucho partido), pero vuelve a deleitarnos con su enorme atractivo.

Muchas esperanzas tengo depositadas en 'Brothers' de Jim Sheridan, que aún está por estrenarse. Espero que sirva para volver a congratular a todos sus fans, además de añadir otro buen trabajo a su filmografía.

En Blogdecine:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio