Compartir
Publicidad

A La Familia Mata le queda mucho para ser hilarante

A La Familia Mata le queda mucho para ser hilarante
3 Comentarios
Publicidad

La segunda temporada de La Familia Mata que se estrenó anoche en Antena 3 recuperó de forma mínima los primeros planteamientos de la serie: los problemas de convivencia entre Pablo y Susana. Continúo eso sí, el acoso y derribo de Gloria a su yerno. Además de las zancadillas que los miembros de la familia se hace entre sí. El mal rollito no se desvanece, sino que aumenta.

Para esta temporada se ha perdido a uno de los mejores personajes: el abuelo Alfredo. Él único cuerdo a su manera y capaz de hacer cualquier cosa para hacernos reir, ya que su personaje era imprevisible. Marcos (Iván Massagué) puede ser el personaje que mejor despunte esta temporada, es el que junto al padre tiene el personaje más perfilado dando los mejores momentos a la comedia de situación.

Me ha gustado que se hayan diversificado las tramas aún más. Sembrando las tramas para esta temporada, aunque aún le queda mucho por mejorar para ser hilarante. La capacidad de sorprender al espectador con las acciones disparatadas de los personajes están muy lejos de lo que se puede conseguir con un mayor uso de estereotipos más definidos.

Tengo más expectativas en el segundo capítulo que en el de anoche. Regresa Rafa (Luis Zahera) en su viz cómica y, quizá, en el papel que mejor se le da a este actor, el de delincuente espabilado. Mejor que no calle porque es una de sus mejores armas cómicas. Por lo demás se merece un papel fijo dentro de La Familia Mata.

Después del subidón de audiencia debido a la polémica incorporación de los actores de Pepa y Avelino, ayer se ha mantenido en un dato no demasiado malo. 2.859.000 siguieron La Familia Mata con un 17,6%, superó al estreno de la serie de La 1 Plan América (11,3%), pero se mantuvo por detrás de CSI, implacable con un 27,1%.

En ¡Vaya Tele! | La Familia Mata

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio