Compartir
Publicidad
'70 binladens' es un trepidante thriller apoyado en unas interpretaciones memorables
Críticas

'70 binladens' es un trepidante thriller apoyado en unas interpretaciones memorables

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

Tras un pequeño traspiés en forma de aquel frustrado piloto para una serie de televisión que no llegó a realizarse, 'Distopía', y que cojeaba más por cuestiones de guión que por el buen pulso de Koldo Serra para plasmar una situación de encierro y tensión extrema (que se repite en '70 binladens'), el director vasco vuelve a la gran pantalla. Y tras el apabullante acabado visual de 'Gernika', lo hace con una película mucho más modesta, casi minúscula, pero con virtudes que la convierten en un thriller que puede codearse con producciones más aparatosas.

Serra insiste con un tema que ha tratado en otras ocasiones, no solo en 'Distopía' sino también, parcialmente, en su debut 'Bosque de sombras'. Si aquella tomaba como obvio modelo 'Perros de paja', aquí tenemos una réplica doméstica y a menor escala de otro clásico de Al Pacino con canes en el título, 'Tarde de perros', aunque en este caso el atraco a una sucursal bancaria es de una envergadura más modesta y está ubicada en Euskadi.

Aquí son dos los atracadores, la violenta Lola (Nathalie Poza) y el heroinómano Jonan (Hugo Silva), los que entran a robar en una sucursal en el peor momento: cuando Raquel (Emma Suárez) está a punto de conseguir un crédito de 35.000 euros que necesita para volver a ver a su hija. O dicho de otra manera, los 70 binladens del título, nombre que se le da en argot marginal a los billetes de 500 euros por lo poco que se ven.

Koldo Serra va al grano y, tras un rápido e inquietante prólogo, plantea la situación en el banco, con rehenes y las prioridades de los personajes bien claras. A partir de ahí la situación se desarrolla como es de esperar (el inevitable plan perfecto para el atraco que sale mal y que desencadena la tensión), y empiezan a llegar las sorpresas: Raquel es más inteligente de lo que parece y se ofrecerá a hacer de interlocutor entre atracadores y policía. Cualquier cosa para recuperar sus 70 binladens.

70binladens2

Un desarrollo no muy original desde el punto de vista argumental, incluidas las sorpresas -unas mejor hiladas que otras, y unas más sobreexplicadas que otras, aparte de una conclusión algo precipitada-, pero que acaba resultando vibrante y efectiva gracias al pulso con el que rueda Serra, con el que demuestra tenerse bien aprendidas unas cuantas lecciones de estilo de los años setenta. De hecho, la película bebe en parte del cine quinqui español de la década, pero con la sordidez rebajada.

Y esa conexión funciona sobre todo gracias al inspiradísimo trío protagonista y a la singular relación que se establece entre ellos, puntuada por diálogos rebosantes de negro humor callejero. El guión de Javier Echániz, Juan Antonio Gil Bengoa y Asier Guerricaechevarría brilla por lo afilados de algunos diálogos, y Serra destaca no solo por su manera de planificar el suspense, sino por la naturalidad que consigue extraer de un personaje como el de Lola, que podía haber caído fácilmente en el tópico de la psicópata de gatillo fácil.

'70 binladens' es una modesta y efectiva propuesta de thriller español que debería servir para que Koldo Serra encontrara un lugar en la industria y rodara con algo más de regularidad estos pequeños retablos de tensión y violencia. De momento, esta 'La estanquera de Vallecas' con Ertzaintza al fondo, es una estupenda base para conseguirlo.

Recuerda que puedes seguir nuestra cobertura de Sitges 2018 minuto a minuto con este evento.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio