Publicidad

'An American Crime', la Cenicienta que nunca llegó al baile

'An American Crime', la Cenicienta que nunca llegó al baile
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Como ya decía Teresa cuando publicó el tráiler de 'An American Crime', se trata de una historia espeluznante. Tommy O’Haver presentó en el Festival de Sundance esta recreación de unos hechos reales ocurridos en los años '60. Catherine Keener, Ellen Page y James Franco son algunos de los protagonistas de un film muy bien realizado e interpretado, pero devastador. El viernes, día 13, podrá verse en salas.

Sylvia Likens (Ellen Page) y su hermana Jennie son dos adolescentes que acuden regularmente a misa y se comportan impecablemente. Sus padres necesitan ausentarse de la ciudad durante un tiempo y no saben dónde dejarlas. Las hermanas conocen a unas niñas en el autobús que las invitan a pasar un rato en su casa. La madre de estas niñas, Gertrude Baniszewski (Catherine Keener), soltera y con siete hijos, mendiga a las parroquianas trabajos de planchadora asegurando que se encuentra mejor gracias a una nueva medicación. Cuando el padre de Sylvia y Jennie va a recogerlas a casa de esta señora, ella le ofrece cuidarlas a cambio de 20 dólares semanales y el hombre acepta. A partir de entonces, las verdaderas hijas de Gertrude, como si fuesen las hermanastras, celosas de Cenicienta porque es más guapa, más lista y más sensata, comienzan a meter cizaña a su madre para que pague con la inocente Sylvia todo lo malo que ellas hacen. 'An American Crime' destaca especialmente por las interpretaciones de todo su elenco. Catherine Keener está impresionante en el papel de mujer enferma y superada por la vida que ella misma se ha buscado. Ellen Page, con ese enorme carisma que ya sabemos que le acompaña, resulta magnífica y consigue que la rabia que produce la contemplación de la película sea enorme. Los demás actores también están perfectos, como todas las hijas de Gertrude, en las que adivinamos perfectamente esa mezcla de envidia, complejo y maldad que hace temblar. Entre ellas sobresale Ari Graynor.

La historia se narra a través de largos flashbacks unidos por un juicio. Aunque el final se conoce pues el propio título lo indica, está muy bien lograda la progresión de la angustia y el ver que cada vez es más difícil salir de la situación. Debido a la forma tan casual y aparentemente evitable en la que comienzan a surgir las cosas, la sensación de que nuestras vidas dependen del azar queda muy bien reflejada. Hacia el final, el guión de Tommy O’Haver e Irene Turner hace SPOILER un quiebro que no sé si tiene como intención aliviarnos el dolor o aumentarlo. De hecho no sé qué efecto produce en mí. Y por tanto, no soy capaz de decir si es una decisión acertada o sumamente tramposa y cruel FIN DEL SPOILER.

Psicópatas como Gertrude puede haber muchas, pero lo realmente terrible del hecho real SPOILER es que el pueblo entero, no sólo no hizo nada para evitar la cuestión o para ayudar a Sylvia, sino que encima participó de la manera más sádica y demoledora. Niños muy pequeños, como los hijos de esta señora, tomaban parte en un juego enfermo. El único consuelo que queda al final es ver que reciben condenas FIN DEL SPOILER.

Se podría cuestionar el sentido que tiene narrar una historia como ésta y si lo único que se persigue es el sufrimiento fácil. Pero lo que está claro es que resulta efectivo y 'An American Crime' al menos no deja indiferente.

Más información en Blogdecine sobre Ellen Page y Catherine Keener.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios