Compartir
Publicidad
Publicidad
Cómic en cine: '2 Guns', de Baltasar Kormákur
Críticas

Cómic en cine: '2 Guns', de Baltasar Kormákur

Publicidad
Publicidad

Un cómic de la parte alta del montón sirve como base a una cinta convencional y mediocre que nada aporta al género de acción. Para los que siempre piden concreción a la hora de ofrecer conclusiones sobre una película, ahí tenéis lo que servidor opina, en muy pocas palabras, sobre '2 Guns' (id, Baltasar Kormákur, 2013), la cinta protagonizada por Denzel Washington y Mark Wahlberg que trasladaba hace un par de años las viñetas ideadas por Steven Grant, dibujadas por Mateus Santolouco y publicadas en Estados Unidos de mano de Boom! Studios.

Convencionalidad y mediocridad que vienen derivadas, como ya hemos observado en tantas ocasiones en este especial —y seguramente seguiríamos observando si no fuera por lo inminente de la conclusión del mismo—, por querer sacar tajada a la desaforada pasión actual hacia el mundo del cómic y pretender hacerlo mediante la traducción a veinticuatro fotogramas por segundo de un tebeo cuya originalidad residía tanto en su curiosa premisa de partida como en el hecho de ser precisamente eso, un tebeo.

'2 Guns', el cómic

2 Guns Comic

Acostumbrados como estamos a que lo que nos llegue del otro lado del charco pertenezca, en líneas generales —muy, muy generales— al cómic de superhéroes, se agradecen y mucho las numerosas propuestas alternativas que ofrece el pequeño cosmos de editoriales que compensan la vasta oferta mensual de DC y Marvel. Y se agradecen sobre todo por cuanto permiten asomarse, como es el caso, a una historia de clara vocación cinematográfica que pone en narrativa secuencial la típica estructura de buddy movie añadiéndole una pequeña vuelta de tuerca.

Dicha vuelta, que no desvelaré por cuanto supone lo más valorable y sorprendente de '2 Guns', y el que pudiéramos disfrutar en página impresa de algo que hemos visto hasta la saciedad en cine son, junto a los diálogos de Steven Grant y el que el estilo amerimanga de Mateus Santolouco sea o no del agrado del lector, lo que ofrecía una miniserie de cinco números que, aún a pesar de su limitado impacto entre el fandom, aprovechó el tirón comercial de su adaptación a la gran pantalla para arriesgar una secuela —titulada '3 Guns'— que sigue de forma inmediata los acontecimientos y personajes de su predecesora y que, en esencia, era más de lo mismo.

'2 Guns', la película

2 Guns

Y eso es exactamente lo que puede afirmarse sobre la traslación a cine de '2 Guns': que salvo el giro argumental que en la cinta se produce como culminación del primer acto, y el venir interpretada por dos actores que se lo pasan bomba durante toda la función —huelga precisar que, a la hora de valorar a ambos, Washington le da sopa con hondas a Wahlberg, aunque poco tenga que ver con el rubio caucásico que era su personaje en el cómic—, lo que esta cinta ofrece esta tan visto que decir que no resulta complicado anticiparse a los acontecimientos una vez se ha "descubierto el pastel" es, como poco, quedarse cortos.

Ante tal merma para cualquier producción cinematográfica, lo que resta con ésta es sentarse e intentar pasarlo lo mejor posible ya con la efectiva dirección de Baltasar Kormákur —efectiva pero carente de personalidad, cabría apostillar— ya con las apariciones de la otra dupla de intérpretes que disfrutan sobremanera con sus papeles: Edward James Olmos y Bill Paxton. Y si el primero en la piel de un capo de la droga hace de perfecto desalmado capaz de lo que sea, es el segundo, su discursito a lo Samuel L.Jackson sobre la ruleta rusa y esa sorna tan propia del soldado Hudson, el que mejores momentos deja con su agente de la C.I.A corrupto y sin escrúpulos.

Por lo demás, nada que destacar, como decía, de un filme que avanza sobre seguro, que tiene un par de set-pieces de manual que apuestan más fuerte que sus equivalentes en viñetas; al que hay que agradecerle la siempre estimulante presencia de Paula Patton pero que, en última instancia, tan pronto se termina de ver, se ha olvidado. Tanto es así, que habiéndola visto en el cine en el momento de su estreno hace un par de años, no recordaba prácticamente nada cuando me dispuse a revisarla hace unos días. Cine "Kleenex" en su versión más entretenida, pero cine de usar y tirar a fin de cuentas.

Otra crítica en Blogdecine | '2 Guns', un buen entretenimiento para adultos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos