'Dexter: New Blood' (1x02): la fría reunión entre padre e hijo vertebra un tranquilo episodio de encubrimiento
Críticas

'Dexter: New Blood' (1x02): la fría reunión entre padre e hijo vertebra un tranquilo episodio de encubrimiento

HOY SE HABLA DE

Las reuniones familiares siempre son complejas, más aún cuando la reunión es entre un padre que ha buscado una nueva vida y un niño que lleva fuera del mapa una década. En 'Dexter', lo que en otras series podría ser un momento de algarabía, despierta toda una maquinaria en la psique de ambos para ver cómo encaja Harrison (Jack Alcott) en la narrativa de Jim.

La llegada del chaval vertebra bastante de lo que vemos en 'Avalancha de mierda', el segundo episodio de 'Dexter: New Blood'. Por cierto, a partir de aquí spoilers del 1x02 (o 9x02 si lo preferís) de la serie.

Ya comentaba en la crítica inicial que parecía demasiado impulsivo este asesinato a Matt Caldwell y, de hecho, Phillips nos mostraba algún que otro descuido como el de los rastros de sangre. Tras una somera puesta al día entre padre e hijo, la caballería llega a casa de nuestro asesino para empezar una búsqueda del joven.

Dexter se da cuenta enseguida que las lecciones de Harry han pasado algo de puntillas cuando su pasajero oscuro le ha dominado, así que parte de este episodio gira en torno a borrar rastros e intentar manipular la escena del crimen para tirar balones fuera. A juzgar por la teoría de la jefa de policía, ha funcionado a pesar de que Kurt (Clancy Brown) no está demasiado convencido.

Quiero pararme un poco en este punto para hablar del perfil bajo que parece estar llevando el presunto antagonista de esta temporada de 'Dexter', ya que me esperaba (quizás contaminado por las sinopsis y otros avances) un papel algo más activo en la serie. No quiero decir que le veamos tramar cosas y demás, pero sí que estuviese algo más que en dos escenas en dos episodios.

Mientras tanto...

Volviendo de este paréntesis, lo que sí que nos va mostrando más el episodio, escrito por Warren Hsu Leonard, es lo que está pasando con ese caso de desapariciones. Vemos a Lily, la misma chica vagabunda del episodio anterior, disfrutando de una noche bajo techo. Pronto se da cuenta de que algo va mal. Una sensación que se confirma cuando se fija en una cámara que la vigila donde está escrito "Ya estás muerta".

Quién está vigilando a esta chica desde su pantalla es el principal misterio que nos deja este episodio que, por lo demás, podríamos considerar bastante tranquilo. ¿Se trata de Kurt o alguien relacionado con el ricachón?, ¿o alguien completamente desconocido todavía para nosotros?

Estas elucubraciones en realidad solo la hacemos nosotros, porque de momento no hay ni una sombra de sospecha revoloteando las mentes de los habitantes de Iron Lake. Sobre todo porque la serie se ha centrado en este segundo episodio en ver cómo Harrison se empieza a mover en el pueblo pese a la oposición del fantasma de Deb. Todo nos deja con una preocupación de que Harrison pueda tener también las tendencias asesinas de su padre, pero de momento no se profundiza en ello.

En definitiva, si bien 'Dexter: New Blood' sigue bastante lejos de los mejores tiempos de la serie original, es bastante interesante cómo se nos despliega esta nueva vida del personaje. Eso sí, por alguna razón sigo teniendo la sensación de que el guion ha rebajado mucho la meticulosidad y sangre fría del asesino. Es más patoso y descuidado y eso hace que no termine de congeniar con él.

Temas
Inicio