Publicidad

‘Doom Patrol’ arranca celebrando la diferencia dentro de las series superheroicas
Críticas

‘Doom Patrol’ arranca celebrando la diferencia dentro de las series superheroicas

Publicidad

Publicidad

Tiene más mérito adaptar bien a la Doom Patrol que a los Vengadores. Al fin y al cabo, el grupo de Marvel es un maremágnum de héroes, cuantos más mejor, y en sus excentricidades, colorido y ramalazos folclóricos está su fortaleza. El equipo es tan versátil que los renegados del Capitán América fuera de la ley son Vengadores a su manera, si les metes a Spider-Man lo siguen siendo, y si trabajan a sueldo del gobierno para salvar los intereses de Occidente, siguen siendo los Vengadores. 'Doom Patrol' es un equipo mucho más modesto, pero también mucho más específico en sus señas de identidad.

Y eso que ha vivido sucesivas encarnaciones en su larga historia, desde que nacieron en las páginas del número 80 del comic-book 'My Greatest Adventure', en 1963. Aquí ya formaban parte del equipo Chief, Elasti-Woman, el Hombre Negativo y Robotman, que aparecen en la versión de la serie, a los que se sumaban Mento y Beast Boy (nexo de unión con 'Titanes'). Con unos u otros miembros (ha habido más de una docena de patrulleros aparte de estos), eso sí, siempre merecieron el apelativo de "Los héroes más extraños del mundo". Y esa ha sido su seña de identidad durante décadas.

Sin duda la versión a la que más le debe esta nueva serie de 'Doom Patrol' es a la etapa guionizada por Grant Morrison, caracterizada por una absoluta demencia en los conceptos que manejaba, y que el inclasificable autor afirmó que había concebido con Dalí y William Burroughs en mente. De su etapa salieron enemigos tan delirantes (y, posiblemente, inadaptables) como Red Jack, que se cree a la vez Jack el Destripador y Dios, o la Hermandad de Dadá, en permanente combate contra la razón. Entre los miembros de la Doom Patrol de esta fase está la inolvidable Danny la Calle, que es... bueno, una calle con consciencia.

Personajes excéntricos (¡incluso para los altos niveles de chifladura de la Doom Patrol!) aparte, un detalle que Morrison introduciría en la serie es cierto nivel de metaficción, con la que había experimentado en su increíble etapa en 'Animal Man'. Más suave aquí, pero aún palpable, los personajes de la Doom Patrol del guionista parecen conscientes de que son personajes de ficción, y quizás como un guiño a ese talante, la serie de DC Universe arranca declarando que conocen su naturaleza. "¿Otra serie de superhéroes?", se pregunta una voz en off. "Seguro que ya tenéis ganas de ahorcaros". Pero esta es distinta, garantiza.

Doom Patrol: Lo suficientemente excéntrica como para ganarse tu atención

Y esta nueva encarnación en formato serie de 'Doom Patrol' es distinta, desde luego, quizás no tanto como le gustaría al devoto de Morrison (reconozcámoslo: nadie esperaba ese extremo), pero sí que llega a cierto agradable tono ligero, muy consciente de sí mismo, a ratos tontorrón y a ratos con muy mala uva. Algo que sin duda distancia a 'Doom Patrol' de la mayoría de las series superheroicas del momento, incluso a las más ligeras.

La serie arranca presentando a sus personajes (que ya se presentaron en un capítulo de la primera temporada de 'Titanes' casi aislado del resto de la serie y que acabó convirtiéndose, para sorpresa de nadie, en lo mejor de la temporada). Lo hace con un episodio de compromiso, con multitud de historias de orígenes de todos los personajes, pero que con su brevedad saben a gloria, comparados con los plomizos flashbacks que en otras series se prolongan episodios enteros: Cliff Steele (Brendan Fraser), atrapado en un cuerpo de robot; Elasti-Woman (April Bowlby), que de momento solo es capaz de derretirse sin control; el aún misterioso Hombre Negativo (Matthew Zuk), cubierto por vendajes; Crazy Jane (Dianne Guerrero), con 64 personalidades, cada una con sus poderes; y Chief, figura paterna para todos ellos (Timothy Dalton).

Vey6ocaieja5hn1dhtbk

Pese a sus devaneos con la ruptura de la cuarta pared (refrescante, pero lejos de extremos como 'Deadpool') y su humor ácido (el vocabulario es brutísimo, algo inaudito en una serie de estas características), la serie está más cerca de producciones gamberras pero dentro de unos límites, como 'Legends of Tomorrow', otra adaptación DC, esta para The CW, y protagonizada por antihéroes fuera de lo normal. Su showrunner, Jeremy Carver, ha escrito abundantes episodios de 'Supernatural' para el mismo canal.

Sin demasiados excesos pero con un sentido de la ironía muy refrescante, 'Doom Patrol' aún tiene mucho que demostrar (para empezar, falta la llegada de otro miembro del grupo, Cyborg) cuando empiece la acción y cuando se defina la personalidad de un villano muy prometedor (¡lo del burro!). De momento, el tono es constante, los actores están entonadísimos y la idea de una sitcom con gente rara es atractiva. Viva la diferencia.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir