Compartir
Publicidad

'El atlas de las nubes', almas encadenadas

'El atlas de las nubes', almas encadenadas
76 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Aunque mi amplia experiencia como editor me ha llevado a despreciar los flashbacks, flashforwards y demás trucos engañosos, creo que si usted, querido lector, puede prolongar su paciencia solo un momento, encontrará que hay un método en este cuento de locura. Timothy Cavendish (Jim Broadbent)

A simple vista sorprende que una producción como 'El atlas de las nubes' ('Cloud Atlas', Tom Tykwer, Andy y Lana Wachowski, 2012) haya sido una de las mayores decepciones comerciales del año pasado. Un generoso presupuesto (100 millones de dólares) para trasladar a la gran pantalla un best seller, los directores de 'Matrix' (1999) y 'El perfume' ('Perfume: The Story of a Murderer', 2006), un reparto encabezado por actores tan populares como Tom Hanks, Halle Berry, Susan Sarandon y Hugh Grant, y una propuesta cargada de acción, romance y llamativos efectos visuales. Sin embargo, la película fue un fracaso en EE.UU. --solo recaudó 27 millones de dólares--, fue olvidada en los premios importantes, y también está pasando sin pena ni gloria por las españolas.

En nuestro país se estrenó tarde --el 22 de febrero, cuatro meses de retraso respecto a EE.UU.-- y sin demasiada confianza. La Warner no puso toda la carne en el asador para convencer al público de que debían ir al cine a ver 'El atlas de las nubes' --circula en Internet una copia en buena calidad desde final de año-- y tras tres semanas en cartelera ya está fuera del top 10 de la taquilla. Pero ya fue extraña la manera en la que se vendió el film internacionalmente. A solo tres meses del estreno, los realizadores decidieron grabar un vídeo en el que hablaban de la conflictiva financiación del proyecto --una de las producciones independientes más caras jamás realizadas-- y confiaban en interesar al público con un extenso tráiler de casi seis minutos --lo tenéis a continuación--.

Cuentan los cineastas que una de las razones por las que no consiguieron convencer a los ejecutivos de Hollywood fue que el guion, basado en la novela de David Mitchell, era demasiado "complejo". Tras la presentación de 'El atlas de las nubes' en el festival de Toronto salieron a la superficie otros "problemas", como la excesiva duración, el lamentable maquillaje de algunos personajes o el montaje de la película, alternando el desarrollo de seis historias de épocas diferentes como si transcurrieran de forma paralela, usando prácticamente a los mismos protagonistas. Pero también recibió críticas excelentes y en IMDb.com tiene una valoración de 7,8 sobre 10. Los directores realizaron una apuesta ambiciosa y, como suele ocurrir, las respuestas fueron muy variadas, hasta el punto de que el film ha sido incluido en listas del mejor y del peor cine de 2012.

Ése es posiblemente uno de los mejores regalos que podían hacer a los realizadores, porque encaja con lo que plantean en la obra: no hay derrota si se ha llegado a alguien, si se ha transmitido el mensaje. Es muy posible que los comentarios positivos generen curiosidad y 'El atlas de las nubes' vaya ganando seguidores con el paso del tiempo, adquiriendo la categoría de título de culto. Pronto para decirlo pero creo que ocurrirá, hay en ella imágenes e ideas bellísimas que impactan y se quedan grabadas en la memoria. Por otro lado, no es en absoluto una película compleja, aunque pueda parecerlo superficialmente. Está planteada de forma confusa --quizá voluntariamente, pero lo más probable es que los cineastas no encontraran una manera más creativa de adaptar el libro--, se viaja atrás y adelante en el tiempo --desde el siglo XIX al XXIII--, se utilizan a los mismos actores para encarnar a varios personajes, se plantean conceptos filosóficos y espirituales...

Carteles de varios de los protagonistas de la película: Jim Sturgess, Halle Berry, Tom Hanks, Doona Bae, Ben Whishaw, Hugh Grant, Jim Broadbent y Susan Sarandon

Sí, es muy posible que para una parte importante del público potencial, 'El atlas de las nubes' sea "compleja". Lo es, definitivamente, si la comparamos con la mayoría de las comedias románticas y los blockbusters de Hollywood. ¡Almas conectadas! ¡Karma! ¡Amor inmortal! ¡El individuo frente a la sociedad! ¡El miedo como método de control! ¿Somos REALMENTE dueños de nuestras vidas? ¿Somos libres o una nueva clase de esclavos? Alguno se habrá descubierto pensando, y eso es bueno, hoy en día incluso rompedor. No obstante, creo que el principal handicap de la película es su duración. Sin la certeza de que el visionado va a merecer la pena --porque es parte de una franquicia de éxito o se haya creado una corriente de opinión muy favorable que convierta el estreno en un acontecimiento--, mucha gente no está dispuesta a pagar una entrada para pasar tres horas en el cine. Aunque la alternativa sea perder la tarde viendo la tele, con Twitter o WhatsApp...

No digo nada nuevo, el público es cada vez más vago. Y el drama épico que proponen los Wachowski y Tom Tykwer es, me temo, un hueso duro de roer. La película requiere atención, paciencia y tiempo --y más de un visionado para captar jugosos detalles--, pero merece la pena. Dicho esto, 'El atlas de las nubes' tiene defectos importantes. El arriesgado enfoque narrativo no termina de funcionar, los numerosos cortes para alternar los relatos rompen constantemente la progresión de la montaña rusa emocional en la que viajan estas almas interconectadas; a veces hay escenas tan breves que solo entorpecen y distraen. No considero que el maquillaje sea un aspecto fallido, la idea es que el espectador reconozca a los actores en las diferentes historias, independientemente del género, la raza y la edad del personaje. Esa decisión de los directores sí me parece discutible.

Como suele ocurrir con los puzles de historias, el conjunto es irregular, hay situaciones y personajes interesantes que tienen que compartir minutos con tramas menos inspiradas. Los segmentos ambientados en el año 1936 --'Cartas desde Zedelghem', dirigido por Tykwer, la trágica creación de una obra de arte y un amor imposible-- y 2144 --'Una Oración de Sonmi-451', orquestado por los Wachowski, un espectáculo a lo 'Matrix' que habla de libertad y rebelión-- sobresalen por encima del resto, si bien hay momentos destacables en todos los demás --la escena del crítico literario es impagable--. El reparto se esfuerza por dotar de credibilidad a los variados personajes, siendo divertido ver a algunos de ellos en papeles totalmente insospechados --Hugo Weaving es el intérprete que saca más partido a las transformaciones--. Por la osadía de sus responsables, por lo inusual de la propuesta, por la visión romántica de la vida, por buscar la reflexión del espectador, recomiendo que os adentréis en la experiencia de 'El atlas de las nubes'.

3 estrellas

Otra crítica en Blogdecine | 'El atlas de las nubes', hasta el infinito y más allá

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio