Compartir
Publicidad
Publicidad

'El Maullido del Gato', ¿cómo murió realmente Thomas Harper Ince?

'El Maullido del Gato', ¿cómo murió realmente Thomas Harper Ince?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos años que Peter Bogdanovich dirigió 'El Maullido del Gato', un título muy llamativo para una película que pasó sin pena ni gloria pero que cuenta una historia muy curiosa. Una de esas leyendas negras de Hollywood que tanto morbo tienen y tanto nos gustan. En concreto, el film gira en torno a la muerte del productor Thomas Harper Ince. Muchas versiones de un suceso que aquí, en 'El Maullido del Gato', se dice que fue un asesinato involuntario cometido por William Randolph Hearst, que creía estar disparando sobre Charles Chaplin.

Bogdanovich rueda con elegancia pero no va más allá de los términos convencionales; no hay fuerza en la narración, ni imaginación en la puesta en escena. Por otro lado, algunos personajes son un poco inverosímiles y los diálogos (aunque hay frases chispeantes) son demasiado explicativos y abundantes. Aún así, como he dicho, la cuestión principal es muy jugosa y la película no deja de tener interés al tener como protagonistas a personajes históricos como Ince, Hearts o Chaplin.

El argumento de 'El Maullido del Gato' ('The Cat´s Meow', 2001) es el siguiente: En noviembre de 1924, una misteriosa muerte sacudió Hollywood. A bordo de su yate Oneida, el magnate de los medio de comunicación William Randolph Hearst compartió una violenta velada con su amante, la corista Marion Davies, el director y actor Charlie Chaplin, el productor Thomas Ince y la columnista de cotilleos Louella Parsons. Según parece, durante esa fiesta, el poderoso Hearst asesinó por error a Ince, cuyo cumpleaños era el motivo de la reunión, confundiéndolo con Chaplin, ya que estaba convencido de que su protegida Marion Davies lo engañaba con él. Nada de esto fue jamás confirmado por ninguno de los presentes, por supuesto, dándose otras versiones menos espectaculares del suceso.

Empezando por el poco inspirado guión de Steven Peros (basado en su propia obra de teatro), pasando por la ausencia de una verdadera estrella al frente del reparto, y acabando, especialmente, por la correcta pero insípida dirección de Peter Bogdanovich, 'El Maullido del Gato' tenía todas las papeletas para pasar sin pena ni gloria. Para rellenar espacio en televisión. Y eso me hace preguntarme muchas veces en qué pensaban para gastar tanto dinero. Pero bueno, ya sé, hay proyectos que resultan muy ilusionantes en un principio.

La película, salvando el asunto del crimen, por sus famosos protagonistas, no tiene ningún punto de interés que mantenga al espectador con la mirada pegada a la pantalla. La trama avanza lentamente, se repiten situaciones, los diálogos resultan cansinos y son pocos los personajes que resultan creíbles y/o atractivos. De vergüenza ajena, por ejemplo, la escena del alocado baile, con demasiado ruidosa alegría por parte de todos para tan poco alcohol consumido. Para colmo, el momento cumbre de la historia está muy mal planteado. El montaje paralelo estropea la secuencia, restándole tensión. Por otra parte, sí que está muy bien utilizado el color; Bogdanovich nos recuerda 'Buenos Días Tristeza' (Otto Preminger) con el uso del color para el relato del pasado y el blanco y negro para reflejar el triste presente.

El reparto de incluye nombres como los de Kirsten Dunst, Eddie Izzard, Cary Elwes, Jennifer Tilly y Edward Herrman. Dunst encarna muy adecuadamente a Marion, la delicada y juguetona "propiedad" del celoso Hearts, interpretado por Herrman. Éste es precisamente uno de los puntos débiles de la película. El actor no resulta creíble en su composición y sus reacciones son muy exageradas, poco convincentes, a pesar de que ya sabemos que una cosa es la cara pública y otra la privada. Izzard tiene, probablemente, el papel más jugoso de la historia al encarnar a Chaplin, pero no lo aprovecha. Sobre él pivotan las mejores frases del guión, pero el actor no desprende carisma y hasta llega a resultar antipático. Elwes no es que sea un prodigio de expresividad y hace lo de siempre, posar y recitar. Y lo mismo puede decirse de Tilly que, curiosamente, siempre suele interpretar a mujeres estúpidas.

'El Maullido del Gato' tiene como destino convertirse en un título anecdótico que servirá a quienes quieran conocer una versión de una famosa leyenda hollywoodiense. Poquísimo más. Es un film demasiado obvio, facilón, carente de inspiración. Pero entonces, ¿cómo murió realmente Thomas Harper Ince? ¡Y a ti qué más te da!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos