Compartir
Publicidad

'El sueño de Ellis', clasicismo aburrido

'El sueño de Ellis', clasicismo aburrido
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

'El sueño de Ellis' ('The Inmigrant', 2013), el nuevo trabajo de James Gray, era una de las grandes esperadas del Festival de Cine de Cannes en el 2013 y tras su pase oficial, una de las más decepcionantes y vapuleadas por la crítica. No nos extraña que esta película sobre la inmigración en Estados Unidos a principios de los años 20 haya tardado más de un año en llegar a las pantallas españolas ante semejantes resultados por allí por donde ha pasado.

Y es que, efectivamente, 'El sueño de Ellis' es fallida en muchos aspectos, pero sobre todo en su academicismo aburrido y fácilmente olvidable. James Gray, responsable de títulos tan interesantes como 'Two Lovers' (id, 2008) o 'La noche es nuestra' ('We Own the Night', 2007) no consigue captar el interés con su último trabajo ni rodeándose de un trío perfecto como el que forman Marion Cotillard, Joaquin Phoenix y Jeremy Renner.

Academicismo aburrido

the inmigrant

'El sueño de Ellis' nos traslada a 1921, cuando Ewa y su hermana Magda dejan su Polonia natal para encontrar el sueño americano en Nueva York. Cuando desembarcan en la isla de Ellis, Magda está enferma de turberculosis y colocada en cuarentena, mientras que Ewa, sola, cae en manos de Bruno quien le propone hacerse prostituta para conseguir dinero y salvar a su hermana. La llegada de Orlando, ilusionista y primo de Bruno, le da confianza y esperanza de días mejores, pero hará despertar los celos de Bruno.

Una premisa a primera vista interesante —que no original— si la leyéramos teniendo en mente la interesantísima propuesta narrativa y estilística que fue su anterior película 'Two Lovers'. Una pena que sólo tras dos secuencias, esa promesa de propuesta interesante y diferente se venga abajo al comprobar el clasicismo con el que 'El sueño de Ellis' está narrada y puesta en escena. Y aunque clasicismo no siempre quiere decir que sea malo, en el caso de la cinta de James Gray resulta aburrido y con falta de personalidad, a pesar de su potente fotografía, a cargo de Darius Khondji y un reparto interesante.

el_sueño_de_ellis-1.jpg

Aquí, Marion Cotillard da vida a una joven inmigrante polaca con fuertes convicciones religiosas y morales que titrará por tierra para salir adelante. Un personaje interesante por su valentía y al mismo tiempo, debilidad, pero con el que uno no termina de empatizar quizás porque es demasiado manipulable por un sinvergüenza llamado Bruno, al que da vida un excesivo Joaquin Phoenix. Junto a ellos, Jeremy Renner, como figura totalmente opuesta al personaje de Phoenix.

Aún así, 'El sueño de Ellis' esconde una densa historia sobre una época muy concreta en la historia de los Estados Unidos: la época de entreguerras y los inmigración masiva desde Europa hacia un país donde la ley seca promovía las actividades ilícitas y la corrupción de políticos y la policía. El duro retrato de la supervivencia y lo que el ser humanos es capaz de hacer por ella, aunque su clasicismo puro y duro termine alejándonos de su trama y aburriéndonos enormemente.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos