Compartir
Publicidad

'Flash of Genius': Greg Kinnear es el inventor del limpiaparabrisas intermitente

'Flash of Genius': Greg Kinnear es el inventor del limpiaparabrisas intermitente
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En su opera prima como director, Marc Abraham ha dirigido a Greg Kinnear para 'Flash of Genius' ("un golpe de genialidad"), la historia real de la lucha de Robert Kearns contra la industria automovilística estadounidense.

Junto a Kinnear estan en el reparto Dermot Mulroney, Lauren Graham, Bill Smitrovich y Aaron Abrams. La película ya se ha terminado de rodar y de postproducir y se estrenará el 25 de octubre en EE.UU.

Se cuenta que, en la noche de bodas de Robert Kearns, el corcho de una botella de champán le lesionó un ojo de por vida. Eso motivó que, un día, tratando de atisbar la carretera a través del limpiaparabrisas que funcionaba a todo meter, se le ocurriese la idea de diseñar un mecanismo que regulara la velocidad de las escobillas. Después de años de investigación, en 1967 obtuvo la patente del limpiaparabrisas intermitente y se dispuso a vender su invento. Pero los gigantes del automóvil le robaron la idea.

Kearns había sido agente de la CIA, había obtenido varios títulos en Ingeniería, había trabajado como inspector de la construcción en Detroit y era un catedrático universitario que se dedicaba a inventar en sus ratos libres. Él, su mujer Phyllis y sus seis hijos eran una familia típica que vivía en Detroit en los años '60. Pensaron que se harían ricos gracias al invento, pero Ford y Chrysler fingieron que lo rechazaban para, al poco tiempo, empezar a producir modelos que lo incorporaban.

Así, a partir de 1978, el creador despechado llevó a estas empresas a los tribunales. Ignorado y amenazado, Robert se obsesionó con la justicia y con que se le reconociese el trabajo al que había dedicado su vida. Como si fuese un David del siglo XX, su batalla contra Goliat se consideraba perdida por todo el mundo. Sin embargo, tras años de litigios, consiguió el reconocimiento y grandes indemnizaciones.

Robert Kearns falleció el 9 de febrero de 2005. Su hija opina que "esta batalla fue su vida. Y disfrutaba con ella". Aunque las declaraciones de Robert eran que "no creo que mi objetivo fuera conseguir una gran suma", sino "defender el sistema de patentes". Para demostrarlo tardó años en recoger la indemnización que le había sacado a Chrysler: 19 millones de dólares.

Probablemente será una buena película, pero este tipo de historias suelen caer en la paradoja de criticar al sistema que hoy en día se llama "corporate", es decir, a las grandes empresas, y de, al mismo tiempo, vender lo que ellos llaman el sueño americano, el de un hombre que se bate contra los gigantes y que, a base de luchar muchísimo y amparado por el sistema judicial de EE. UU. puede logar que se haga lo correcto no sólo para él, sino simbólicamente para todos los individuos que realmente se esfuercen por conseguir las cosas.

Lo que está claro es que, después de ver lo que sufrió este inventor para que su chisme fuese reconocido, no podremos poner el limpiaparabrisas en ritmo lento sin tener en cuenta que tras la invención de ese mecanismo había alguien que nos ahorró el aleteo constante e innecesario cuando la lluvia es menuda.

Más información en Blogdecine sobre Greg Kinnear y Dermot Mulroney.

Fuente | IMDB

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio