Publicidad

'Interview', un duelo interpretativo donde no deberían verse los hilos del guión

'Interview', un duelo interpretativo donde no deberían verse los hilos del guión
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

El día 4 de enero se estrenará 'Interview', la versión de habla inglesa que ha hecho Steve Buscemi de la película del fallecido Theo van Gogh dentro del proyecto 'Triple Theo', en el que se adaptarán también ‘06’ y ‘Blind Date’, ya que éste era el deseo del desaparecido cineasta holandés.

Pierre Peters, un conocido reportero de guerra, ha recorrido el mundo y ha visto las peores cosas que se pueden imaginar. Cuando le ofrecen entrevistar a Katya, estrella de una telenovela, se siente insultado y acude a la cita de mala gana, pagando en la actriz toda su frustración. Pero lo que él no se espera es que ella esté a su altura para darle respuesta a todos sus insultos. Sienna Miller y el propio director juegan a un peligroso juego en el que el sexo es una de las cartas y las confesiones la apuesta: quien tenga una desgracia mayor ganará la partida. La entrevista desemboca en un duelo verbal, un constante tira y afloja en el que se van intercambiando los ganadores y el poder se va demostrando, por turnos, utilizando armas como el ingenio, la sensualidad o, cuando no queda otra, la capacidad para herir al contrario. Este aspecto de la película está maravillosamente logrado, tanto que no se hace larga, a pesar de que todo consiste en una conversación de unas cuantas horas resumida en apenas 84 minutos. Mientras la película fluye como si de verdad se tratase de un encuentro entre dos personalidades que chocan, pero que tienen mucho en común, es una gozada verla.

Sin embargo, cuando se nota la mano de los guionistas es cuando menos acertada está. Quizá esto se deba a que esos trucos introducidos para que la historia vaya hacia donde le conviene al guión, son muy burdos y viejos, como el que él se golpee la cabeza y ella deba curarlo en su casa. O quizá es que en un film como éste, que aparenta ser improvisado, canta más que en ningún otro la intervención divina de los escritores de la historia. Por ello, el final que trata de ser sorpresivo, aparte de que no lo es porque se ve venir, no es adecuado al tono que llevaba la cinta y resulta barato. Parece como si con él intentasen convertir a 'Interview' en otro tipo de película y eso no es necesario. SPOILER: además, resulta difícil creer que un reportero avezado caiga en algo tan obvio FIN DEL SPOILER.

La fluidez de la cinta y la naturalidad se debe quizá a la manera en la que está rodada, aunque ésta no es mérito de Buscemi, sino que ya venía señalada por van Gogh. Una de las condiciones prioritarias de los productores para 'Triple Theo' era reproducir el poco ortodoxo sistema de Theo van Gogh a partir de tres cámaras funcionando simultáneamente. Todas las escenas se han rodado con tres cámaras digitales, una enfocando al actor principal; otra, a la actriz principal y la tercera, la cámara que rueda el plano máster, filmaba a ambos actores. El sistema es calcado del que se emplea en televisión, especialmente en los formatos estáticos, como telediarios y entrevistas de dos personas sentadas ante una mesita. Sin embargo, el aspecto final es el de una película, no tiene nada de televisivo ni de estático. La elección del espacio —un enorme loft— ayuda a que los encuadres puedan cambiar y a que haya movimientos de cámara. La fotografía, muy cálida, también le confiere un aspecto que se aleja de la cargada iluminación característica de televisión.

Para lograr sostener un duelo como éste, está claro que es necesario que los dos intérpretes protagonistas sean capaces de darlo todo y de empaparse de sus personajes para así actuar como si estuviesen concediendo una entrevista en su propia vida privada. Efectivamente, a ambos actores te los crees en sus papeles, Miller como mujer joven y bella, pero mucho más inteligente de lo que ella misma está dispuesta a admitir. Buscemi, como hombre acabado, que trata de aferrarse a cualquier fleco de humanidad que encuentre. Y aunque él tenga en su currículum películas donde la interpretación era de lo más importante, tanto que se podrían considerar obras maestras por ese aspecto, me atrevería a decir que es ella la que más destaca y la que gana el duelo.

Si queréis disfrutarla plenamente, quizá convendrá que leáis aquí todo lo que está traducido de manera incompleta en la copia de proyección.

'Interview' es una película sencilla, pero muy interesante y agradable de ver, con intensos diálogos y una buena dosificación de la información y del dramatismo.

En Blogdecine | Tráiler de 'Interview', de Steve Buscemi.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios