Compartir
Publicidad

'Keane', a la sombra de Soderbergh

'Keane', a la sombra de Soderbergh
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Cuáles son las razones por la que una película como 'Keane', realizada en el 2004 llega a nuestras carteleras con tres años de retraso? ¿Cómo es que ni siquiera se han planteado editarla en dvd, y ahora se acuerdan de ella, para muy probablemente tener una difusión limitada? Porque no me creo que mañana esta película esté en las salas de todas las ciudades del territorio español. En fin, es la cuestión de siempre, y seguirá ocurriendo sin remedio alguno. La lista de películas que yo quisiera que se estrenaran, pero que voy a tener que esperar a su posible, o no, edición en dvd, o simplemente conseguirla por otros medios, es interminable.

'Keane' es un film de corte independiente, producido por Steven Soderbergh, que narra las vicisitudes de un hombre que tiene que superar el secuestro de su hija de 7 años, a la que se llevaron delante de sus narices. Meses después de la pérdida, nuestro protagonista está totalmente obsesionado, sin trabajo, solo, y tratando de encontrar a su hija. En el hotel donde para conocerá a una mujer que vive con su hija pequeña, y que tiene problemas para pagar la habitación. Pronto nacerá una curiosa relación entre los tres.

La película recuerda demasiado a los experimentos que su poductor suele hacer, o sea, films del tipo de 'Bubble' o 'Full Frontal', y lamentablemente con los mismos resultados. El film tiene una forma de empezar realmente llamativa y que enseguida capta la atención del espectador, su personaje central buscando desesperadamente a su hija mientras habla solo. Sin embargo, esta situación se alarga demasiado, y tiende demasiado hacia la repetición. A pesar de la incursión de personajes ciertamente vitales, el film no deja de dar vueltas sobre lo mismo y no avanza ni lo más mínimo, resultando en más de una ocasión bastante pesado.

Sin lugar a dudas lo mejor de la cinta es la entregada interpretación de Damian Lewis, quien lleva todo el peso de la película bastante bien. El problema es que apesar de que sale prácticamente todo el rato en pantalla, su personaje no está del todo bien definido. Lo mismo le sucede a los secundarios, sobre todo al de la niña, hija de su vecina de hotel, personaje interpretado por Abigail Breslin, un par de años antes de ser conocida mundialmente por la sobrevalorada 'Pequeña Miss Sunshine'. La pequeña Breslin desde luego es todo naturalidad, y un encanto de niña, pero con eso no llega. Parece que sólo está puesta en la película para decirle al personaje central que todo va a salir bien, mientras que su relación concurre por caminos demasiado previsibles.

Una película muy floja, que nada nuevo ofrece, y que probablemente no la verá casi nadie, a pesar de estar mejor que la de cierta arañita amasadora de millones y millones, y es que hasta que se estrene la tercera entrega de los piratillas de turno, todo lo demás da igual, independientemente de la calidad de las películas por supuesto, hablamos de taquilla. Lo dicho, 'Keane' es poca cosa.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio