Publicidad

'Legión': la temporada final llega con una mezcla tan única y estimulante como siempre
Críticas

'Legión': la temporada final llega con una mezcla tan única y estimulante como siempre

Publicidad

Publicidad

Ha vuelto 'Legión' con su tercera y última temporada. Lo hizo hace un par de semanas en la estadounidense FX y ya se puede ver en FOX España. Una temporada final que constará de ocho episodios y en los que Noah Hawley escribe el arco final de la historia de David (Dan Stephens).

Tras poner todo patas arriba en el final de la temporada 2, muchos nos preguntábamos cómo estaría la situación después de saber que el presunto "héroe" es en realidad el "villano" a batir tras las desvelaciones pertinentes y qué pasará tras ese explosivo final. 

En una gran decisión de guion, la responsable de adentrarnos en la nueva situación es Jia-Yi (Lauren Tsai), una viajera del tiempo que recibirá un enigmático mensaje que la llevará directa a una especie de secta psicodélica hippiesca con un cerdo gigante que bebe efluvios de la mente de David (Dan Stephens) y de cuyos pecho para colocar al personal. 

Hasta que vemos la primera cara conocida, la de Lenny "Reina del desayuno" (Aubrey Plaza) pasa más de un cuarto de hora en el que nos encontramos tan desorientados y fascinados como la viajera (rebautizada como Switch).

Hawley sigue deleitándonos con su mundo

Todo esto es para decirnos que Noah Hawley (ayudado por la dirección de Andrew Stanton en este primer episodio) seguirá deleitándonos con su imaginería sin preocuparse de contarnos por qué existen estas cosas en el mundo de 'Legión'. Y yo compro. 

Porque son quince minutos en los que distinguimos perfectamente la impronta de la serie y que acrecienta nuestra curiosidad sobre este acto final de la partida interminable entre David y un Rey Sombra (Navid Negahban) que se ha aliado (y va demasiado de por libre) con Division 3.

Será esta caza entre la Division 3, con Syd (Rachel Keller) dispuesta completamente a acabar con su expareja, lo que se convierte en el hilo conductor de estos primeros episodios de esta temporada final. Una caza de gato y ratón que encontrará en el viaje temporal (y el terreno de lo raro) un elemento decisivo. 

O por lo menos eso parece. Porque si algo ha demostrado Hawley desde el primer episodio de la serie es que nunca hemos de dar por supuestas las cosas que pasarán... y ni siquiera las que estamos viendo. Y eso se une, como es habitual, al hecho de no ir directos al grano y contar la historia que intuimos. 

Sin embargo, sobre este último punto sí que me da la sensación de que hay más intención de ir avanzando ligeramente a mayor ritmo (o por lo menos más que en temporadas anteriores) incluso hablando de "viajes temporales". Algo que es normal debido a que nos encontramos ante el arco final del personaje.

En este comienzo de temporada, 'Legión' nos deja claro que no nos va a dar masticadito el camino hacia el final, sino que vamos a tener que seguir las pistas y las aristas del rompecabezas intentando no perdernos en la asombrosa propuesta visual de Hawley.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir