Publicidad

'Leones por Corderos', una buena y necesaria charla de Robert Redford

'Leones por Corderos', una buena y necesaria charla de Robert Redford
9 comentarios

Lo decía en el post de los estrenos del viernes pasado, parece que a Hollywood le ha dado por crear un nuevo subgénero: "el anti-Bush". Por supuesto, el llamado cine político tiene más años que Robert Redford, pero al igual que pasara con la guerra de Vietnam, ahora nos encontramos en un momento en el que se puede decir que están de moda las películas que critican la política actual de Estados Unidos, la política del gobierno que encabeza George W. Bush, líder del país más poderoso del planeta.

Desde luego, puestos a criticar, no está mal que se critiquen a ellos mismos. Aunque, como decía un amigo a la salida del cine, también estaría bien conocer "la otra versión". Porque Redford es duro con su país, pero habría que ver qué tiene que decir sobre la misma situación un director de Irak, por ejemplo. Claro que el tema es complicado, porque con Sadam en el poder, a ver quién iba a ser el "listo" que filmara algo así como una versión propia de 'Leones por Corderos'.

El argumento de 'Leones por Corderos' está dividido en tres historias relacionadas con la guerra en Afganistán, o lo que se ha venido a llamar la guerra contra el terrorismo (suena mejor). Por un lado, tenemos a una periodista que entrevista a un senador republicano al que anteriormente dio su apoyo; por otro, veremos cómo dos soldados norteamericanos se internan en territorio afgano para realizar una misión; y por último, nos encontramos en una reunión matutina entre un profesor y un alumno, debido a la pérdida de interés del muchacho por las clases.

Tres nombres se alzan con fuerza, por méritos propios, en el cartel de 'Leones por Corderos': Robert Redford, Tom Cruise y Meryl Streep. A ellos se les suman en roles secundarios gente como Michael Peña, Derek Luke, Andrew Garfield y Peter Berg. Todos están bastante bien, y todos tienen su dosis de protagonismo, poniendo de manifiesto la habilidad del Redford director en esta faceta. Destaca especialmente Cruise, a quien un servidor siempre le ha parecido un actor infravalorado, debido a su fama y sus excentricidades (los programas y revistas de cotilleos y su fiel público tienen toda la culpa de esto). Tampoco voy a decir que me parezca un intérprete brillante, pero sí que se le ha restado mérito a su trabajo, como si el hecho de aparecer en buenas películas o haber estado dirgido por buenos directores ya fuesen excusa suficiente para no valorar la actuación de Cruise. Pienso en películas como 'Nacido el 4 de Julio', 'Eyes Wide Shut', 'Minority Report', 'La Guerra de los Mundos' o 'Magnolia', que ha sido, hasta ahora, de las pocas que ha despertado los aplausos de más gente hacia la estrella. Mi compañero Alberto Abuín mantiene que Cruise se llevará este año la estatuilla dorada bien por la película que nos ocupa o por la nueva de Bryan Singer, 'Valkiria', cuyo trailer, por cierto, se proyecta justo antes que el film de Redford. Desde luego, por su papel de senador, debería estar nominado.

Del resto del reparto, destacar también a Streep, que si bien al final me parece que sobreactúa un poco, tiene un personaje muy interesante con diálogos estupendos y un desarrollo muy bien llevado. También están muy acertados los jóvenes actores del film, en especial Peña y Luke, que protagonizan un debate muy ameno y, más tarde, uno de los momentos más intensos y emotivos de 'Leones por Corderos', ya cuando se van consumiendo los últimos minutos del metraje.

De hecho, el último acto es lo más inspirado de la película y donde Redford ya mueve y agita a sus personajes, hasta entonces muy estáticos. Los finales de las tres historias son brillantes, tanto por cómo están filmados como por los poderosos mensajes que transmiten. Es como si durante una hora te hubiesen estado hablando de algo que no llegas a valorar del todo... vas pensando "sí, sí, ya lo sé, ya, claro"... pero sin darte cuenta vas asimilando o comprendiendo detalles que te van abriendo los ojos poco a poco, hasta que llega un punto en el que "despiertas" y lo ves claro. Por eso, estoy seguro, esta película, al menos en el presente que vivimos, debe ser revisionada, comentada y debatida. Lo que se dice en ella es demasiado denso como para pretender entenderlo todo a la primera, sentado cómodamente en la butaca de cine.

En conclusión, 'Leones por Corderos' no será recordada como una gran película, ni siquiera será de las más queridas dentro de la filmografía de Redford, pero en el momento actual es un título imprescindible. La película es algo así como una charla o una conferencia de contenido político, salpicada de escenas bélicas para darle un toque de espectáculo y que el público no se aburra. Un discurso al que le falta dinamismo pero le sobra razón. Interesante y arriesgada reflexión en forma de película.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios