'El libro de Boba Fett' 1x02: un entretenido episodio de transición centrado en seguir redefiniendo a su mítico protagonista
Críticas

'El libro de Boba Fett' 1x02: un entretenido episodio de transición centrado en seguir redefiniendo a su mítico protagonista

Desde el primer momento quedó claro que 'El libro de Boba Fett' llegaba para llenar el vacío dejado por 'The Mandalorian' en 2021. La tercera temporada de la serie protagonizada por Pedro Pascal tendrá que esperar y tampoco sería una sorpresa que nos quedásemos sin ella en 2022. A fin de cuentas, el actor está muy ocupando rodando la esperada adaptación de 'The Last of Us' que prepara HBO.

Vendida como la obra en la que el mítico cazarrecompensas se hace con el control del mundo criminal de Tatooine, a la hora de la verdad se está dando mucha más importancia al pasado del personaje encarnado por Temuera Morrison en un intento de regenerar la visión que se tiene del mismo. Sigue igual de implacable cuando se pone un objetivo, pero ahora es mucho más honorable, algo en lo que vuelve a incidirse en un segundo episodio en el que la serie de Disney+ sigue sin terminar de despegar.

Cuidado con los spoilers de aquí en adelante.

Enriqueciendo Tatooine

Una cosa que queda totalmente clara después de ver 'Las tribus de Tatooine' es que 'El libro de Boba Fett' ha optado por dejar de lado el carácter más episódico de 'The Mandalorian' en beneficio de la importancia de la trama continuada, pero también que su verdadera preocupación por ahora es redefinir a su protagonista. La jugada tiene su sentido, ya que no sé hasta qué punto tendría sentido una serie con el mismo personaje que vimos en la trilogía clásica de Star Wars, pero lo que resulta más discutible es que da la sensación de que lo hacen acercándolo demasiado a lo que ya es Mando.

Para ello, el equipo liderado por Jon Favreau ha optado por dotar de una mayor riqueza al microuniverso de Tatooine en general y a los moradores de las arenas en particular. Es una raza de la que ya habíamos sabido algo más gracias a 'The Mandalorian', pero su desarrollo es mayor en este segundo episodio en el que pasan a ser personajes diferenciados en vez de darse una mayor importancia al conjunto, entrando de paso a mostrarse varios elementos sobre su cultura.

Todo esto no deja de ser una etapa intermedia en la reconstrucción del protagonista, dejándonos por el camino un vibrante asalto al tren en el que el tratamiento de la acción resulta más satisfactorio de lo visto en el primer episodio dirigido por Robert Rodriguez. No es que el trabajo de puesta en escena de Steph Green sea deslumbrante en ese apartado, pero sí sabe incidir mejor en la emoción del momento, incidiendo además en ese lado más contundente que muchos asociamos a Boba Fett.

Ganando tiempo

Primos Jabba

Por lo demás, 'Las tribus de Tatooine' se siente como un episodio para ganar tiempo. La parte del presente tiene una importancia reducida, aunque eso no quita para que nos deje buenos momentos como el farol con el Rancor o la aparición de los primos de Jabba, donde destaca más la presencia de ese wookie cuyo nombre no llega a decirse aquí, pero no queda dudas de que se trata de Black Krrsantan.

El problema es que llevamos dos episodios de apenas siete y la serie sigue sin dejar claro qué es exactamente lo que quiere contarnos. Y no lo es por jugar al despiste o porque recurra a elementos crípticos llamados a tener sentido más adelante. Lo que parece es que estamos más ante un estudio de personaje que ante cualquier otra cosa, y ahí la serie sufre porque no tengo del todo claro que esa dirección sea realmente estimulante para la mayoría de espectadores.

Temuera Morrison Boba Fett

Más allá de eso se agradece que se profundice un poco más en la mitología, por mucho que quizá haya demasiado afán revisionista en lugar de optar por una prolongación más en la línea de lo propuesto en su momento por George Lucas. Tampoco tengo muy claro hasta qué punto necesitábamos conocer en profundidad ese pasado de Boba Fett tras escapar de lo que parecía una muerte segura, ya que es un personaje al que cierta dosis de misterio le venía bien. Ahora se confía más de la cuenta en la presencia y entidad que pueda darle Morrison, quien brilla más cuando el personaje se acerca más a la imagen que se tenía de él que la versión ¿mejorada? que se ofrece del mismo aquí.

Dicho esto, todo puede acabar encajando, ya que es evidente que hay un plan detrás de todo esto, pero el camino hasta llegar a ello está siendo una pequeña decepción. Como pasatiempo cumplen, pero están más cerca de los episodios menos inspirados de 'The Mandalorian' que de cualquier otra aventura situada en esta galaxia muy muy lejana. Toca paciencia.

Temas
Inicio