Compartir
Publicidad

'Moon of Israel', la etapa muda de Michael Curtiz

'Moon of Israel', la etapa muda de Michael Curtiz
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El director Michael Curtiz tendría un lugar al lado de los grandes si únicamente hubiera dirigido 'Casablanca'. Afotunadamente no sólo dirigió esa grandiosa película, y nos brindó un montón de títulos impresicindibles en la historia del séptimo arte. No voy a citarlas todas, evidentemente, pero si tuviera que elegir entre todas las películas que forman su extensísima filmografía, además del mítico film protagonizado por Humphrey Bogart, me quedaría con 'Yanqui Dandy' y 'Ángeles con Caras Sucias', curiosamente las dos con James Cagney. Pero antes de que Curtiz se hiciera famoso en el cine americano, tuvo una larga carrera en el cine mudo, rodando infinidad de películas en su país de origen, Austria. 'Moon of Israel' es una de esas películas, rodada con una gran cantidad de medios, realmente espectacular para la época.

El argumento de 'Moon of Israel', cuyo título original es 'Die Sklavenkönigin', nos habla de la huída de los hebreos conducidos por Moisés del pueblo egipcio, aunque desde una perspectiva un poco distinta a la que films como 'Los Diez Mandamientos' nos tienen acostumbrados. El film se centra más en la relación entre una esclava hebrea, a la que bautizan con el nombre de la luna del título, y el hijo del emperador egipcio, un hombre bueno que no comparte la tiranía que su padre ejerce sobre los hebreos.

El film es verdaderamente espectacular y está lleno de escenas impresionantes en las que es envidiable el uso de las masas, y la cantidad de extras utilizados es asombrosa (recordemos que en aquellos tiempos, lo de la tecnología digital para multiplicar a la gente, no podía ni soñarse). La puesta en escena de Curtiz es realmente ejemplar, y con razón manejaba muy bien los relatos de aventuras. Su empleo del ritmo es lo que hace de ésta una película bastante entretenida, a pesar del error de enfocar dos historias mezclándolas sin centrarse en ninguna de las dos. Por un lado la historia de la esclava y el hijo del emperador, y por otro Moisés conduciendo a su pueblo lejos del yugo de esclavitud de los egipcios, y que incluye la impresionante secuencia de las aguas del Mar Rojo. A veces da la impresión de que nos encontramos antes dos películas distintas, lo cual desconcierta un poco.

Por otro lado, otro de los grandes errores del film es la interpretación de la actriz principal, y que curiosamente interpreta al personaje central, María Corda. La actriz está realmente exagerada, resultando incluso un poco irritante, y a pesar de que en aquellos tiempos, las técnicas de interpretación eran bastante teatrales, por así decirlo, la actriz está fuera de lugar, e incluso su personaje es el peor tratado de todos.

Por lo demás un film correcto y entretenido y que sirve perfectamente para conocer una etapa de un director esencial en el transcurso del cine. Una etapa de la que es muy difícil encontrar películas, no están editadas en dvd, y pensar que una televisión pueda emitirlas es soñar despierto, asi que ya sabéis el lugar al que hay que recurrir. Gracias a toda esa gente que decide colgar estos títulos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos