'Mythic Quest': la imprescindible comedia de Apple TV+ regresa con una jocosa temporada 3 algo menos pulida que de costumbre
Críticas

'Mythic Quest': la imprescindible comedia de Apple TV+ regresa con una jocosa temporada 3 algo menos pulida que de costumbre

En cierta medida, podríamos decir que el principal reto de Rob McElhenney y compañía con la temporada 3 de 'Mythic Quest' es cómo "reinventar" la comedia de Apple TV+ sin tocar demasiado. Más que nada porque la serie podría haber terminado al final de la magnífica segunda temporada perfectamente.

De hecho, podríamos decir que la serie es bastante consciente de ello y juega sus cartas para presentar un nuevo panorama y a los personajes repartidos en sus nuevos puestos. Sobre todo, la principal es ver a Ian (McElhenney) y Poppy (Charlotte Nicdao) en su nueva empresa de videojuegos (GrimPop) con la que han desarrollado Hera separados de MQ.

De vuelta a las oficinas de MQ, supervisadas por David (David Hornsby), también tenemos cambios como Carol (Naomi Ekperigin) siendo nombrada jefa del departamento "fantasma" de diversidad o el regreso de Brad (Danny Pudi) esta vez como conserje.

Ch-ch-changes

Pero que estemos ante una temporada de aparentes cambios, eso no significa que tegamos una serie distinta. Los guionistas de la comedia no queman puentes y nos dejan claro enseguida que, aunque la mona se vista de seda, mona se queda. Los nuevos caminos que toman son en realidad asfaltos remendados ya que, al final, siguen siendo los mismos cafres y ególatras de siempre.

Tenemos el gran ejemplo en las dinámicas entre Ian y Poppy: sus choques a la hora de dirigir su nueva aventura no son muy distintos a los que tenían hace unos meses a pesar de que buscan más el consenso. En MQ pasa lo mismo con David que, a pesar de ser el jefe en solitario sigue sin ser lo suficientemente firme...

Hay, en general, un reajuste de engranajes en la serie (y dinámicas entre personajes que normalmente no se relacionan tanto) para reflejar una nueva etapa que, en el fondo, no lo es tanto. Podríamos decir por tanto que esta temporada 3 de 'Mythic Quest' cuestiona el concepto de cambio y cómo la percepción de haber cambiado no es lo mismo que una metamorfosis real.

Y lo que tampoco cambia (y gracias) es el humor. La serie sigue siendo desternillante en todos los niveles, si bien reconozco que no todo les está funcionando a lo largo de la temporada. Hay algunos gags y situaciones que son algo más forzadas de lo habitual, como queriendo insistir en ciertas dinámicas de la cultura empresarial moderna y no sabiendo exactamente cómo.

Lo mejor de dos mundos

Mythic Quest Photo 030208

Algo que es pertinente teniendo en cuenta que es una comedia de oficina ambientado en el mundillo del videojuego y, por tanto, recoge lo más granado de ambos mundos. Eso sí, quizás he echado algo de menos alguna referencia más a las circunstancias de la industria de entretenimiento (aunque los hay, con una trama para hacer una adaptación).

Esto no quiere decir que no haya disfrutado de lo lindo con esta temporada 3, que sigue siendo una de las mejores comedias de Apple TV+ y una de las más destacables en la televisión actual. A pesar de no estar tan pulida como las dos anteriores, la serie sigue siendo, sencillamente, desternillante.

Temas
Inicio