‘Noche de Paz’: el verdadero Papá Noel es alcohólico y machaca cráneos en una violentísima película de acción navideña con David Harbour elevando la fiesta
Críticas

‘Noche de Paz’: el verdadero Papá Noel es alcohólico y machaca cráneos en una violentísima película de acción navideña con David Harbour elevando la fiesta

Universal Pictures ha estrenado la película navideña ‘Noche de Paz’, que tiene a David Harbour, más conocido por interpretar a Hopper en ‘Stranger Things’ de Netflix, como una variación bárbara de Papá Noel borracho para protagonizar un thriller con comedia de acción, que durante casi dos horas desafía el concepto de película para las fiestas, ya que está clasificada R por su fuerte violencia sangrienta, palabrotas y referencias sexuales.

Hay dos tipos de películas navideñas alternativas, las que son un repaso a la artificialidad de la fiesta, como ‘Bad Santa’ y las que, a pesar de sus temas adultos abrazan el espíritu y tienen las mismas buenas intenciones. Aquí el director Tommy Wirkola dirige una especie de homenaje a ‘La jungla de Cristal’ (Die Hard, 1988) y ‘Solo en Casa’ (Home Alone, 1990), dos películas con más en común de lo que parece, pero con el espíritu de la película que “inspiró” la de Chris Columbus, ‘Game Over: Se acabó el juego’ (1989), que a su vez se inspiraba en el clásico con Bruce Willis.

Las tres se ambientan en navidad y transcurren en una misma localización, con un superviviente librando batalla contra criminales. Lo que tenía la película francesa es que el niño poniendo trampas tenía que librarse de un ladrón vestido de Papá Noel, una relación que el guión de Pat Casey y Josh Miller invierte, convirtiendo al bonachón del ártico en el antihéroe escondido, aunque la niña de la que se hace amigo es fan de la película de Macaulay Culkin y tendrá también su protagonismo.

Salvando la navidad a regañadientes

El San Nicolás de David Harbour está harto de serlo, está deprimido por su falta de fe en la humanidad y cansado de tener que llenar los calcetines de los niños malcriados , mientras cumple con sus deberes navideños visita la residencia Lightstone, donde Gertrude (Beverly D'Angelo) hospeda a su hija Alva (Edi Patterson), su hijo Jason (Alex Hassell) y sus familiares directos. Pero en medio de su trabajo de reparto, un equipo de mercenarios, liderado por “Mr. Scrooge” (John Leguizamo) ha irrumpido en la propiedad de Lightstone en busca de trescientos millones de dólares.

Y aquí es cuando se replica la película de John McTiernan, cuando Papá Noel parece ser el único que puede salvar a la familia, con un poco de ayuda de niña Trudy (Leah Brady), que se comunica con el héroe con un walkie (nos suena). Hay momentos en los que el homenaje al clásico es tan patente que se rescatan incluso momentos de la segunda parte, como el equipo de trineos. Wirkola, sin embargo, imita la violencia ade las películas de sus productores, comoNadie’ y ‘John Wick’, introduciendo una buena cantidad secuencias de acción, aunque las coreografías ni planificación estén a la altura de aquellas.

Violent Night

Si ‘Noche de Paz’ funciona es por ver a Harbour soltando mamporros con un mazo, llevando el salvajismo de algunas de las muertes al cine de terror gore por el que es conocido el director, aunque se note que no ha avanzado mucho en su manejo de la puesta en escena, que sigue siendo plana y rácana, pese a la abundancia de golpes y disparos. La película dobla la apuesta cuando trata de mezclar los litros de sangre con la candidez del cine familiar bienintencionado.

Ahora tengo un martillo vikingo, Ho, ho, ho

Utiliza los tropos existentes del género Navideño más cursi, pero al mismo tiempo se gana su calificación R con la carnicería necesaria. El mayor derrape en este sentido es el uso de una música anacrónica y tópica del cine televisivo, con las clásicas notas de “gato de puntillas” de las comedias infantiles de los 90 que no solo están desfasadas, sino que son una tortura de escuchar a estas alturas del cuento.

Afortunadamente el guion es mucho más ocurrente y lleno de ideas, desde las trampas a su ingenioso uso de los adornos y motivos navideños como formas de machacar, y acompaña mucho mejor al muy buen trabajo de David Harbour, quien presenta una actuación maravillosa que integra ángulos de humanidad a un personaje mitológico que podemos llegar a entender, con su habitual catálogo de rasgos de hombre irascible pero noble, con una relación paternal con lo niños que solo él sabe transmitir.

Violent3

‘Noche de paz’ es una divertida y muy sangrienta gamberrada navideña con el verdadero Papá Noel como héroe accidental. Tiene demasiadas buenas decisiones y muertes como para tener en cuenta su dirección tosca, y sobre todo, nos da otro gran papel entre lo bárbaro y lo tierno de David Harbour, que está haciendo oposiciones para intetpretar a ‘Groo, el errante’ o cualquier película de espada y brujería con un héroe salvaje pero con corazón.

Temas
Inicio