Compartir
Publicidad
‘El paquete’ es una pérdida de tiempo: Netflix rellena su catálogo con otra mala comedia
Críticas

‘El paquete’ es una pérdida de tiempo: Netflix rellena su catálogo con otra mala comedia

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

Las películas de Netflix han hecho que la compañía se gane una fama bastante negativa. No son pocos los que bromean diciendo que aún están esperando que estrenen una buena y lo cierto es que cuesta pensar en una selección de títulos exclusivos suyos que realmente merezcan la pena y no que simplemente sirvan para pasar el rato en el mejor de los casos.

Es cierto que hacen falta títulos para todos los gustos, pero también que detrás de su producción o adquisición debería haber cierto criterio y en ocasiones da la sensación de ser simplemente un basurero que acoge de buena gana los títulos que Hollywood no quieren, a veces por no saber cómo venderlos pero en otras ocasiones simplemente es porque son malas películas. ‘El paquete’, una de sus últimas comedias, es un nuevo ejemplo de ello.

Una premisa curiosa muy mal aprovechada

Escena El Paquete

La premisa de ‘El paquete’ ya deja claro por dónde van a ir los tiros: un grupo de amigos va de acampada y un accidente deriva en que uno de ellos “pierde” su pene y necesita una operación urgente para que lo vuelvan a unir a su cuerpo. A partir de ahí uno espera cierta dosis de escatología y bromas constantes sobre el miembro amputado. A fin de cuentas, qué más podríamos esperar de una comedia para adolescentes con ese argumento.

La cuestión es que una cosa es ajustar tus expectativas a lo que la propia película promete y otra aceptar cualquier tipo de contenido con esa excusa. En el caso de ‘El paquete’ no tarda en quedar claro que su excusa argumental difícilmente daba para un largometraje sin estirarlo todo de forma exagerada y añadiendo de paso una subtrama romántica que simplemente nunca te llega a interesar.

Además, la película se recrea bastante en las apariciones del pene amputado, algo que puede llegar a tener su gracia las primeras veces por lo inusual que resulta -seamos justos, en este tipo de comedias puede haber normalmente algún desnudo femenino, pero los miembros masculinos rara vez hacen acto de presencia por no decir nunca-, pero que acaba volviéndose cargante.

‘El paquete’, con muy poco que aportar

Imagen El Paquete

El reparto tampoco ayuda mucho, ya que la única que destaca un poco positivamente es Geraldine Viswanathan, a la que también pudimos ver hace poco en ‘#SexPact’. El resto oscila entre cierta tendencia al exceso, algo esperable y hasta necesario pero que rara vez saben canalizar de forma adecuada ´-ahí pienso sobre todo en Eduardo Franco-, y la nadería -Daniel Doheny carece de lo que hay que tener para ejercer como protagonista-.

Por su parte, el director Jake Szymanski bastante tiene con conseguir que todos los defectos nunca hundan de forma definitiva la película hasta el punto de provocar la desconexión del espectador. Sin embargo, tampoco hace milagros y al final todo se reduce a que el guion de Kevin Burrows y Matt Mider no cuenta con gags inspirados, el reparto tampoco consigue hacer divertido lo que no lo es sobre el papel y todo queda reducido a la tolerancia o debilidad que uno sienta sobre este tipo de humor.

En definitiva, ‘El paquete’ es otra de esas películas que hará muy poco para mejorar la imagen del cine en Netflix. No me sorprendería que haya cierto público que pueda disfrutar hasta cierto punto con ella, pero incluso en ese caso no dejaría de ser una más con muy poco o nada que aportar. Tampoco es horrible, pero hay demasiadas cosas en las que emplearíamos mejor nuestro tiempo que viéndola.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio