Compartir
Publicidad
Publicidad

'Paso de Ti', Apatow y Hawaii

'Paso de Ti', Apatow y Hawaii
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nos guste o no, un nuevo tipo de comedia romántica se está imponiendo en Hollywood. Y el productor, guionista y director Judd Apatow tiene bastante que ver con ello. Rodeándose de sus actores favoritos y con unos argumentos que buscan la combinación entre la comedia de situación y el romance con cierta originalidad, Apatow ha logrado salir del anonimato tras dirigir 'Virgen a los 40', 'Lío Embarazoso' y escribir y/o producir títulos como 'Supersalidos' y la que nos ocupa. Sus detractores tachan sus películas de inverosímiles y superficiales, a la par que incluyen demasiadas palabrotas en sus diálogos. Es como un prototipo de comedia gamberra pero con pretensiones de ser el referente de los temas que trata. Y personalmente, creo que sus resultados son muy irregulares. Pero sus buenas intenciones no se han de pasar por alto, y en ese sentido la labor de Apatow es como mínimo loable.

'Paso de Ti', traducción más que indignante del original 'Forgetting Sarah Marshall', trata la ruptura entre el compositor Peter Brenner (Jason Segel) y la actriz televisiva Sarah Marshall (Kristen Bell), que ha encontrado a "otra persona" y siente que la relación ya no funcionaba. Como Peter hacía la banda sonora de la serie que Sarah protagoniza, le es muy difícil seguir con su vida sin ella, empezar de cero, así que, tras hablar con su hermanastro Brian (Bill Hader) decide irse a Hawaii a tomarse unas vacaciones para alejarse un poco de la cotidianeidad y olvidar por fin a Sarah.

Si bien los primeros veinte minutos son excelentes (los de la ruptura y cómo Peter reacciona con resignación y tristeza), una vez que la película se posiciona en Hawaii para no volver a moverse, la historia pierde ritmo e intensidad. Es una pena, porque con una propuesta se empieza funcionando tan bien, es increíble que se estanque hasta convertirse por momentos en una película de esas intrascendentes de sobremesa. Como era de esperar, cuando Peter llega a Hawaii se encuentra con que Sarah se hospeda en el mismo hotel con su nuevo novio, el rockero Aldous (Russell Brand).

La dirección del debutante Nicholas Stoller no está exenta de riesgo (con flashbacks repentinos y algunas licencias técnicas), pero no se sale de lo convencional, e incluso en algunos momentos tiene unos planos típicos de la serie B, en los que no hay sorpresas ni originalidad. Lo más importante de la película, por sus características, es la interpretación de los actores protagonistas, y hay que decir que Jason Segel, no en vano autor del guión, está formidable en un personaje que cae bien sí o sí. Es de alabar que un tipo sin mucho carisma como Segel se convierte en un protagonista sólido, quizás no memorable, pero sí capaz de despertar empatía. No obstante Kristen Bell está regular, y en la segunda mitad es imposible que compartamos sentimientos con Peter, ya que aparece en escena la preciosa Mila Kunis. Kunis es famosa por su personaje en 'Aquellos Maravillosos 70', y ciertamente aquí se separa considerablemente de la personalidad que mostraba en esa serie. Resulta increíble que Peter lo tenga tan fácil con el personaje de Kunis, Rachel Jansen, que es la recepcionista del hotel hawaiano donde se alojan. Sobretodo porque Peter está destrozado cuando se conocen, y en cambio Rachel tiene una actitud optimista y desenfadada con la vida.

Siguiendo unos caminos demasiado vistos, la película se compone de una construcción de relaciones y personajes con escenas muy logradas pero otras que dan verdadera vergüenza ajena (por ejemplo, la cena de las dos parejas está totalmente desaprovechada), y el humor que se supone que tienen que transmitir en pantalla los habituales Paul Rudd y Jonah Hill no pegan ni con cola. También hay que resaltar que el declive de Sarah es bastante forzado y su relación con Aldous algo bizarra. Por suerte, podría decirse que esto se compensa medianamente con la evolución de Peter, que se transforma en una persona más espabilada y menos impulsiva, un hombre hecho y derecho, un compositor convencido de su talento y un buenazo que se merece más y mejor. Además, la película no se centra en insistir que la historia se ambienta en Hawaii, lo que habría sido la tentación de cualquiera, sino que el escenario queda en segundo plano en favor de su protagonista. SPOILER Por supuesto, como en toda comedia romántica, la película termina empezando, es decir, acaba justo cuando la relación entre Peter y Rachel comienza, aunque el golpe de efecto de hacerlo justo después del musical compuesto por Peter es bastante positivo y simpático. FIN SPOILER.

Me llama la atención especialmente la parodia que se hace a las series de investigación criminal, sobretodo 'CSI' (da igual si es Miami, Las Vegas o Nueva York), con la ficticia serie que protagoniza Sarah junto a William Baldwin, que emula al típico inspector inteligente a la vez que cínico. Para todo aquel que se divierta con las parodias, no disfrutar con estas breves y espaciadas escenas es imposible. Verdaderamente deslumbran por su ingenio.

'Paso de Ti' no es ni mucho menos una obra maestra, y eso se nota enseguida, a pesar de su decentísimo tercio inicial. Pero al tratarse de una cinta muy digerible, con buen uso del factor cómico (más centrada en la sonrisa permanente que en la carcajada intermitente), es una película entrañable, que si no se ve con muchas exigencias, arregla una tarde con la sensación de haber visto una comedia romántica del siglo XXI, entretenida aunque mejorable.

Otra crítica en Blogdecine:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos