Compartir
Publicidad
'Preacher' regresa sin ambición en su tercera temporada
Críticas

'Preacher' regresa sin ambición en su tercera temporada

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

El Predicador y su séquito han vuelto. Este pasado domingo, AMC (y ayer HBO España) estrenó la temporada 3 de 'Preacher', adaptación que Sam Catlin, Seth Rogens y Evan Goldberg realizan del célebre cómic de Garth Ennis y Steve Dillon.

Ya la segunda temporada de 'Preacher' parecía haberse despojado de cierto complejo que ataba al espíritu y estilo original del cómic. Parecía que iban por el camino correcto y estaban encontrando su equilibrio de humor negro, gamberrismo y temas religiosos y sobrenaturales.

Sin embargo, este regreso no parece estar a la altura de las expectativas. La mayor pega que se le puede poner al inicio de la tercera temporada de 'Preacher' es que le falta ambición. No es que sea un mal episodio, pero le falta cierto gancho que nos ate a lo que se va a contar durante los siguientes episodios.

'Angelville' está ambientado en dicha finca familiar (origen de Custer) y, tras una breve introducción, vemos a Jesse (Dominic Cooper) llegar para rogar que salven a Tulip (Ruth Negga). Tulip se encuentra, de hecho, viviendo una especie de sitcom familiar (algo violenta, todo hay que decirlo) en su estancia en el Purgatorio.

El episodio es, en este sentido, bastante contenido: ni el Grial, ni el Santo de los Asesinos, ni Hitler ni Eugene... ninguna de las tramas paralelas de 'Preacher' hacen su presencia en los cuarenta minutos de este inicio de temporada. Es un episodio centrado en el trío protagonista y Tulip y su papel en el plan divino.

Preacher 301 Tulip Ohare Ruth Negga 1200x707

Es un episodio tranquilo, sin muchos riesgos, en el que se nos da pinceladas de lo que es Angelville y lo que realmente hacen ahí Gran'ma (Betty Buckley) y compañía. Sin embargo, esta contención es algo decepcionante, sobre todo porque se hace en un momento en el que la serie parecía haber encontrado su tono y sus personajes su camino.

Pero no. Quizás contagiados por 'The Walking Dead', con quienes comparten casa y algún que otro productor, en 'Preacher' parecen haber decelerado el ritmo y en este primer episodio no nos muestran nada sobre el camino que tomará ni el trío protagonista ni el resto de coloridos personajes con los que se han cruzado y volverán a cruzarse.

Ni siquiera han logrado vender bien el nuevo escenario (Angelville). Esta falta de perspectiva hacia el futuro, unido al hecho de que el episodio en sí no es nada bueno, hace que tenga mis dudas sobre esta temporada. A ver si el segundo episodio ya está un poco más inspirado y muestran una mayor ambición, porque la verdad es que la serie lo merece.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos