Compartir
Publicidad
'El regreso de Ben' es un drama notable en el que brillan Julia Roberts y Lucas Hedges
Críticas

'El regreso de Ben' es un drama notable en el que brillan Julia Roberts y Lucas Hedges

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

Julia Roberts llegó a ser la mayor estrella del cine de Hollywood. La gente acudía en masa a ver sus películas y ella disfrutaba de una fama sin parangón que probablemente tocó techo al ganar el Oscar por su trabajo en ‘Erin Brockovich’. A partir de ahí su carrera ya no fue tan consistente, pero a cambio sí que ha ido demostrando un mayor rango interpretativo, aceptando además algunos papeles que exigían más de ella.

El último ejemplo de ello lo tenemos con ‘El regreso de Ben’ (‘Ben is Back’), el nuevo largometraje de Peter Hedges, el director de la estimable ‘Como la vida misma’. En esta ocasión, Hedges apuesta de forma abierta por el drama para hablarnos del impacto de la vuelta de un hijo al hogar tras los graves problemas que había ocasionado previamente. El resultado es una cinta notable en la que brillan sus dos protagonistas.

La fuerza de los personajes

Lucas Hedges El Regreso De Ben

A la hora de abordar un relato lo habitual es intentar buscar un equilibrio entre la historia que se nos está contando y la importancia de los personajes que la protagonizan. Eso sí, hay ocasiones en las que una u otra tienen más importancia y en el caso de ‘El regreso de Ben’ se opta porque la relación entre la madre y el hijo interpretados por Roberts y Lucas Hedges -hijo también del director- funcionen como gran eje, algo que va agudizándose a medida que van pasando los minutos.

De entrada, ‘El regreso de Ben’ juega con la idea de la vuelta del hijo pródigo, pero pronto vemos cómo su presencia es recibida con un creciente escepticismo por su problemático pasado con las drogas. De hecho, ni siquiera parece ser bien recibida por su hermana y su padrastro, mientras que su madre oscila entre la evidente alegría y la precaución ante una posible recaída.

Escena Regreso Ben

Ese punto de partida está captado por Peter Hedges con una eficiente naturalidad, estableciendo con acierto los roles que desempeña cada miembro de la familia y manejando bien la duda sobre si Ben está realmente allí con permiso o si simplemente es otro paso en esa pasada caída a los infiernos que está intentando dejar atrás. Además, el reparto cumple con solvencia cuando la importancia de todos ellos está equilibrada.

Sin embargo, somos conscientes en todo momento de que esa delicada normalidad que se establece aceptando la presencia de Ben va a estallar por los aires más temprano que tarde. Hedges va introduciendo poco a poco elementos en esa dirección, quizá pecando de poco sutil, pero es que tampoco tenía muchas posibilidades de hacerlo de forma disimulada, ya que lo que realmente importa es lo que lleva a madre e hijo a salir a encontrar a su perro perdido y qué sucede a partir de ahí.

‘El regreso de Ben’, equilibrada y satisfactoria

Roberts Hedges Regreso Ben

Es ahí donde la intensidad de ‘El regreso de Ben’ va creciendo, apoyándose principalmente en dos aspectos. Por un lado, Lucas Hedges va teniendo que lidiar con las múltiples tentaciones para volver a caer en las drogas cuando todavía no está ni mucho menos curado. En su caso, tiene que echar mano sobre todo de pequeños cambios en la expresión facial para transmitirnos cómo va siendo cada vez más consciente de que la tentación empieza a vencerle.

En el espectro interpretativo contrario está Roberts, quien aquí tiene que ser convincente exhibiendo todo tipo de reacciones emocionales, a veces incluso dentro de un mismo plano. Habría sido muy sencillo caer en la sobreactuación o clavar ciertas situaciones pero ser incapaz de encontrar la consistencia necesaria para que nos creamos a su personaje. No solamente lo consigue, sino que borda la práctica totalidad de momentos en una actuación impecable.

Además, Hedges como Roberts funcionan de maravilla tanto cuando están juntos como cuando sus caminos se separan, siendo mérito de Hedges la soltura con la que maneja situaciones muy duras sin pecar de más o de menos. Es cierto que eso lleva a que algunas situaciones quizá podrían haber tenido más fuerza -pienso principalmente en el desenlace, aunque no únicamente en ello-, pero se apuesta por un equilibrio y ahí pocas pegas hay que ponerle a la película.

En definitiva, ‘El regreso de Ben’ es un estimulante drama principalmente por las grandes actuaciones de Julia Roberts y Lucas Hedges. También merece la pena destacar lo bien equilibrada que está y lo fluida que resulta, aunque a cambio haga algunos pequeños sacrificios que le impiden llegar a ser una gran película.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio