Publicidad

'Rompecabezas (Puzzle)', la catarsis a través de una afición

'Rompecabezas (Puzzle)', la catarsis a través de una afición
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ayer nos llegó, con bastante retraso, como suele ser habitual, el estreno de 'Rompecabezas (Puzzle)', la película argentina de Natalia Smirnoff, protagonizada por María Onetto, que nos cuenta cómo una mujer de cincuenta años halla en su afición a los puzzles la liberación de una anodina vida entregada a los demás.

Siempre me han interesado las narraciones de catarsis femeninas, no solo por el componente de anti-machismo que puedan contener, sino principalmente porque me gusta cualquier historia que implique una evolución del personaje principal, sea del sexo que sea, cuando este comienza con una vida desperdiciada y descubre la felicidad. El hecho de que se encuentre ese camino a través de algo insospechado, igualmente me resulta de sumo interés. Por ese motivo, como expresé aquí, la premisa de 'Rompecabezas (Puzzle)' me sonó bien desde el inicio y me dispuse a verla con total entusiasmo.

No hay duda sobre ese punto de partida, es decir, la película no tiene el problema de resultar confusa en cuanto a sus intenciones, pues plantea algo obvio. Sin embargo, sí encontré que se quedaba corta a la hora de ofrecer —de forma emocional, pues racionalmente se ha captado de antemano— su mensaje.

Rompecabezas (Puzzle)

El motivo de ello lo supongo en la falta de conflicto inicial. Para entender la necesidad de respiros de esta mujer, sería necesario ver que su vida previa resulta insufrible y que sus posibilidades de liberarse son nulas, por causa de tener un marido incomprensivo o unos hijos egoístas. Pero nada de eso está planteado así: la familia es positiva y la apoya en todo momento —como mucho, van un poco a su bola, pero ¿en qué núcleo familiar no se da ese comportamiento? — Con esto, opino que la consigna del film y su sustento narrativo se quedan en nada.

Lo dicho anteriormente se podría apreciar de modo positivo, ya que ese tímido hincapié en una situación asfixiante nos aleja de esos dramas cargados de una exagerada densidad. Soy la primera en apreciar la sutileza, cuando de verdad la hay. Aquí la directora no tiene pudor a la hora de incluir subrayados y de ocuparse muy mucho de que nuestra atención vaya a los lugares necesarios. Valgan como ejemplo las imágenes que muestras que «quedó escrito feliz en la tarta», que además viene recalcado con la intervención de uno de los personajes, por si no nos habíamos dado cuenta; o el momento de hacer el puzzle con los añicos del plato roto. La música que acompaña las primeras composiciones del rompecabezas de la protagonista, a solas en su casa, todavía sirve más al propósito de la autora acentuar la carga emocional de esos instantes.

Rompecabezas (Puzzle)

María Onetto es la protagonista y sobre ella recae la responsabilidad total de hacernos sentir todas las cosas que he ido mencionando. Encuentro correcta a la intérprete, simpática y cercana en la mayoría de los momentos. Sin embargo, me falta algo más de fuerza en su carácter, algo más de implicación, de sentimiento… pasa con demasiada indiferencia por estas vivencias, lo acrecenta esa falta de implicación mencionada.

Un final que apenas resuelve

Decía al arranque que me gustan las películas de catarsis y evolución de personajes. Por ese motivo, que el final de 'Rompecabezas (Puzzle)' sea tan insignificante, me deja con una sensación de frustración. (Spoiler) Debemos extraer que, a pesar de no viajar a Alemania y de no continuar con su afición y su compañero de composición de puzzles, ella ya ha sentido la liberación que necesitaba (fin del spoiler). De acuerdo, no acaba repentinamente y sin resolver el planteamiento. Pero el cambio en la actitud o en las circunstancias de la protagonista es tan mínimo que reduce mis posibilidades de sentirme satisfecha con lo visto.

Comprendo que existan películas cuyas intenciones sean contar una historia pequeña, sencilla... no hacer que se tambaleen los cimientos de la existencia humana ni cambiar el mundo. También tienen cabida en las carteleras las películas amenas y poco rompedoras. Pero creo que incluso éstas deben tener algo más de contenido.

Rompecabezas (Puzzle)

Conclusión

'Rompecabezas (Puzzle)' es una bonita película. Sin embargo, a mí personalmente no logró emocionarme ni entusiasmarme. No significa que no haya entrado en la ficción, que no haya compartido los sentimientos que la autora trataba de imprimirle, que no haya comprendido las intenciones. Lo entiendo todo y lo busco, mientras la veo. Pero esa conciencia racional de lo que Smirnoff ha querido hacer no se acompaña de un sentir emocional de todas esas intenciones. No obstante, no puedo afirmar categóricamente que la película no funcione, ya que existen quienes sí han percibido todo tal como está pretendido, así que supongo que se debe todo a percepciones muy personales.

Mi puntuación:

2

Otra crítica en Blogdecine | 'Rompecabezas (Puzzle)', una pequeña obra maestra', por Adrián Massanet.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios