Compartir
Publicidad
Publicidad

Syfy 2015 | 'Lo que hacemos en las sombras' es divertidísima y 'Burying the Ex' entretiene

Syfy 2015 | 'Lo que hacemos en las sombras' es divertidísima y 'Burying the Ex' entretiene
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como recordaréis, estos días se celebra en Madrid la duodécima edición de la Muestra Syfy de Cine Fantástico, siendo la irregular pero apreciable 'Chappie' la cinta elegida para inaugurarla. Sin embargo, ahora me gustaría llamar vuestra atención sobre dos títulos que pude ver ayer: 'Lo que hacemos en las sombras' (What We Do in the Shadows), un desternillante falso documental sobre vampiros, y 'Burying the Ex', una amena producción de corte ochentero dirigida Joe Dante por mucho que su premisa podría haber dado mucho más de sí.

Lo que hacemos en las sombras es partirnos de la risa

Imagen de

Sé que no soy precisamente original al deciros que 'Lo que hacemos en las sombras' es divertidísima, ya que en el propio cartel español que podéis ver más arriba se incide en la gran cantidad de medios especializados que han destacado ese punto de este estupendo mockumentary. La cuestión es que no hay mejor forma de describir esta ingeniosa vuelta de tuerca a los tópicos vampíricos, ya que el guión de Jemaine Clement y Taika Waititi, también directores y dos de los principales protagonistas, no se olvida de ninguno y los integra de maravilla en el enfoque cómico que domina la película incluso en sus escenas a priori más dramáticas.

Lo más sencillo sería centrarme en destacar la gran efectividad de sus gags, ya que es uno de esos raros casos en los que consigue hacerte reír fácilmente en 9 de cada 10 ocasiones que se lo propone. Sin embargo, para ello hay que valorar algo más que el brillante libreto de Clement y Waititi, ya que las actuaciones de sus protagonistas son también esenciales para potenciar sus bromas y elevar el material por encima de su valor real. En este apartado me gustaría destacar las reacciones gestuales del propio Waititi, ya que la ingenuidad que transmite a Viago le sienta de maravilla al personaje.

Eso sí, Destacar únicamente a Waititi sería un error, ya que todos los personajes están muy bien diferenciados, se complementan de forma intachable entre sí y además cada uno de los actores consigue darle su toque personal. Tampoco me quiero olvidar de lo bien que se utiliza un formato tan peligroso como el del falso documental, ya que hay suficientes alusiones al tema e incluso a lo absurdo que resulta en momentos concretos -pienso por ejemplo en la fiesta secreta en la que se reúnen monstruos de todo tipo-.

Además, el montaje está muy bien pensado para recordar al de un documental con la adición de imágenes que den más fondo a lo que vemos en pantalla o incluso optando por la solución de la recreación de un hecho que no podemos ver en directo por motivos obvios. Por último, 'Lo que hacemos en las sombras' no sólo se ríe de los tópicos de los vampiros, pues también introduce a otras criaturas propias del cine de terror como hombres lobos y zombis, dándoles el peso necesario para que puedan brillar, pero sin quitar en ningún momento el protagonismo a los chupasangres.

'Burying the Ex', simpática comedia de terror

Está claro que los mejores años de Joe Dante hace mucho que quedaron atrás, pero uno ha de estar siempre atento a cualquier cosa que haga el director de cintas como 'Piraña' (Piranha), 'Gremlins' o 'Matinee'. Ya os aclaro que los planetas no se han alineado en el caso de 'Burying the Ex' y en parte se debe a un trabajo de puesta en escena bastante irrelevante que en ningún caso consigue potenciar las virtudes de la película.

Además, el guión de Alan Trezza tomando como base su cortometraje homónimo podría haber dado mucho más de sí, ya que no propone nada especialmente estimulante y apuesta por una marcada sencillez a la hora de abordar los puntos clave de la historia. Sin embargo, 'Burying the Ex' no falla realmente en este apartado, ya que ayuda a convertirlo en un pasatiempo ligero con algunos momentos cómicos que consiguen dar en la diana, aunque es cierto que se habría agradecido una apuesta más decidida por el humor.

Eso sí, la clave para que 'Burying the Ex' sea una estimable comedia de terror se encuentra en su reparto, ya que todos ellos muestran un sano entusiasmo por un material que está algo por debajo de su talento. Por mi parte, me gustó especialmente Anton Yelchin, pero ya sabía de antemano que tiene un talento y carisma natural que ya me hacía esperar algo así, por lo que me sorprendió más lo acertadas que están Ashley Greene como novia bipolar y odiosa y Alexandra Daddario como una atractiva joven coladita por el protagonista y que no sabe cómo reaccionar ante los mensajes contradictorios que obtiene de él.

Por último, me gustaría destacar lo agradable que resulta el tono ochentero y los detalles encaminados al homenaje a clásicos del cine de terror. Soy consciente de que le falta algo de mordiente en lo primero y que en lo segundo quizá sea demasiado obvia, pero lo importante es que ambas cosas acaban sumando para disfrutar de una propuesta que fácilmente podría haber sido tan rancia como los zombis...

En Blogdecine:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos