Publicidad

'The Mandalorian' 2x08: un espectacular final de temporada que acerca más que nunca la serie a la trilogía original de Star Wars
Críticas

'The Mandalorian' 2x08: un espectacular final de temporada que acerca más que nunca la serie a la trilogía original de Star Wars

El final de la segunda temporada de 'The Mandalorian' ha estado a la altura de las expectativas. Todo apuntaba a que Mando iba a hacer todo lo que estuviese en su mano para reencontrarse con Baby Yoda y así ha sido en 'El rescate', un episodio impresionante que además ha estrechado más que nunca su conexión con la trilogía original de Star Wars.

Eso sí, Jon Favreau sabe que hay que plantear bien las cosas en lugar de recurrir a un intento desesperado de rescate, de ahí que los primeros minutos del episodio se centren en ver cómo el protagonista consiga la información y los aliados necesarios para incrementar al máximo sus posibilidades de éxito. Si no queréis spoilers más concretos del episodio, os recomiendo dejar de leer desde ya.

Varios regresos con uno sobresaliendo por encima de todos

Las reapariciones del Dr. Pershing, Bo-Katan y Koska Reeves han sido la primera pista de que por delante nos esperaba un episodio repleto de sorpresas , pasando por detalles quizá menores como esa evolución tecnológica de los soldados imperiales y concluyendo con la poderosa llegada de Luke Skywalker dejando claro todo su poder.

Mandalorian Luke

Ahí 'The Mandalorian' juega bastante bien con la incógnita sobre si realmente iba a ser él con una primera aparición con ciertos ecos de la última vez que vimos a Darth Vader. Sin embargo, él llega a modo de salvador de última hora en lo que podría verse por algunos como un deus ex machina, pero no deja de ser lógico que tardase en responder a la llamada realizada en el sexto episodio, y luego no es que Baby Yoda se haya quedado precisamente quieto...

Sin embargo, me estoy adelantando demasiado, porque el episodio sabe ir alimentando la intensidad, guardándose incluso un as en la manga de cara al futuro de la serie con el hecho de que Bo-Katan va a tener que enfrentarse a Mando si quiere cumplir lo que considera que es su destino. Antes de eso, hemos podido ver cómo los soldados imperiales habituales son poco menos que unos inútiles puestos ahí para que los enemigos tarden ligeramente más en llegar hasta el gran villano, aquí personificado por un muy convincente Giancarlo Esposito como Moff Gideon.

Moff Gideon

Y es que el enfrentamiento entre Mando y Gideon ya justificaba por sí solo este episodio pese a que personalmente hubiese agradecido menos cortes de montaje y una coreografía más trabajada, ya que la puesta en escena de Peyton Reed tampoco está especialmente conseguida. A cambio, todas las semillas para que nos implicásemos en la batalla estaban ahí, sobre todo a partir de ese ataque por la espalda de Gideon, quien incluso derrotado sabe cómo maniobrar para intentar llevarlo todo hasta donde él quiere. De hecho, es su intento de suicidio posterior lo que deja claro que no tiene más trucos para poder escapar de un destino que se antoja muy doloroso...

A su manera, Favreau recupera la idea de ver a los protagonistas sitiados que ya utilizó en el final de la primera temporada, pero aquí opta por conectar de forma aún más clara 'The Mandalorian' con la trilogía original gracias a la aparición de Luke Skywalker. Obviamente, los retoques digitales han sido necesarios para que Mark Hamill aparentase la edad que debía tener el personaje entonces. Y ahí me queda la duda de si mi extrañeza era más por no estar plenamente logrado o porque casi parecía un personaje de 'El retorno del jedi' en una serie realizada casi 30 años después...

La sentida despedida

Mando Baby Yoda

Eso sí, tan impactante como la aparición es de Luke es la sentida despedida de Mando y Baby Yoda, siendo un gran acierto que Pedro Pascal vuelva a mostrar su rostro para conseguir a través de pequeños gestos todo el volcán emocional que está teniendo lugar en su interior. No obstante, esperemos que no sea la última vez que veamos a Grogu, ya que la tercera trilogía de Star Wars nos dejó claro que a Luke no le fue precisamente bien con su Academia para formar jedis...

Es cierto que 'El rescate' no ha sido el mejor episodio de esta segunda temporada, pero es que el nivel que ha exhibido la misma ha sido muy superior al de la primera, quedándome únicamente la duda de si 'The Mandalorian' podría acabar resintiéndose por el hecho de que tantos personajes vayan a tener su propio spin-off, lo que podría decir que no volverán a aparecer aquí. Aparte, este tampoco habría sido un mal final para la serie, pero esperemos que Favreau nos tenga reservado algo que merezca la pena en la tercera temporada.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio