Compartir
Publicidad

Tres (o cuatro) apuntes sobre 'Magical Girl'

Tres (o cuatro) apuntes sobre 'Magical Girl'
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Queridas y queridos. No es mi intención agobiar a nadie con mis silencios pero creo que 'Magical Girl' (id, 2014), una película tan refrescante como discutible, merece una discusión suficientemente espaciada. En este blog ya ha sido comentada por Lucía Ros y Alberto Abuín.

La segunda película de Carlos Vermut, como tantas otras, no sobrevive, al menos en mi experiencia, al formato habitual de la crítica, así que vamos a intentar trazar aquí tres notas sobre mi primer visionado. Volveremos sobre ella.

Generic

1. Imposible separar una película de su contexto. El cine de culto ya no existe.: es apenas una etiqueta comercial, práctica, para ordenar el pasado pero, más importante y matiz distintivo, vender una serie de películas que en el presente no pueden ser, de ninguna manera, de culto a la vieja manera.

Los últimos libros de Jonathan Rosenbaum y Adrian Martin son buen punto de partida, pero no cabe duda de que la discusión está por construir. Así 'Magical Girl' es una película de culto. A mi no me lo parece. Me parece una película, de hecho, bastante accesible.

2. La acusación de que la película de Vermut es teatral. Pensamiento.: trazar una historia de la crítica de cinematográfica también en sus adjetivaciones. La más equívoca y la más equivocada tal vez sea la de aquellas películas de teatrales.

Es verdad que entre los artificios de la película está el de un ritmo que evoque el cambio de escenas del teatro. Pero no seamos ingenuos: el efecto es cinematográfico y está perfectamente planificado.

Actuación y frescura

3. Como 'Diamond Flash', su primera y fascinante tentativa en el largometraje, 'Magical Girl' es una película de viñetas con alguna excusa vagamente metaficcional. Pero esto no es lo que interesa a Vermut.

Es un cineasta joven, todavía maniobrando. Le preocupan los espacios entre viñetas. En ese sentido, no parece que la incorporación de actores ampliamente premiados y premiables, como José Sacristán o Bárbara Lennie, desentonen en su universo de tentativas.: la película sigue teniendo un lenguaje fresco y un gusto bienvenido por actuaciones grotescas y a ratos extrañas, con una pizca de sensibilidad.

4. Almodóvar. Tal vez la influencia que preside la película. También en los chistes, las metáforas de sal gorda. Pero es otra España.

Almodóvar es un cineasta malinterpretado por los gramáticos del cine, aquellos que pretenden que cada secuencia sea la mejor o la última o adornan tecnicismos. Pero sus admiradores - como en el caso de Brian DePalma, otro cineasta kitsch - sabemos que su cine es mejor cuando juega menos a travesuras y más a excursos poéticos.

Generic

Dicho esto, 'Magical Girl' tiene un par de secuencias poco traviesas y muy hermosas. Es también la fuente de defectos de la película, de sus juegos binarios un tanto esquemáticos. Pero ahí depende enteramente su interés o su progresión, sus extrañas imágenes, su imaginario donde el flamenco y el manga pueden convivir perfectamente entre las ruinas de las viñetas.

¿Habrá lugar para alguna narrativa?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos