Publicidad

'Venganza', Liam Neeson es Jack Bauer y Jason Bourne

'Venganza', Liam Neeson es Jack Bauer y Jason Bourne
26 comentarios

Publicidad

Publicidad

Todos los que habéis visto el trailer de ‘Venganza’ os aseguro que ya habéis visto la película en sí, que llega a nuestras pantallas este próximo viernes. Este film viene precedido de la fama, por así decirlo, de tratarse de una producción en la que ha metido mano el inefable Luc Besson, artífice de un buen puñado de despropósitos, y protagonizada por el excelente actor Liam Neeson, metido esta vez en la piel de una especie de agente secreto que parece poco menos que un superhéroe.

‘Venganza’ trata de apuntarse a la nueva moda de cine de acción en plan la saga de Jason Bourne, con rodaje en Europa (estamos hablando concretamente de una película francesa rodada en inglés) y acción más física que espectacular con grandes dosis de efectos especiales. A eso hay que sumar la descripción del personaje central, una mezcla del mencionado al que dio vida Matt Damon y el exitoso Jack Bauer de Kiefer Sutherland. Es más, ‘Venganza’ casi parece uno de los episodios de la exitosa ‘24’, pero convenientemente alargado.

‘Venganza’ narra la historia de Bryan, un ex-agente secreto que ahora vive retirado tratando de no perder el cariño de su hija. Cuando ésta viaja a Europa de vacaciones es secuestrada por una organización que se dedica al tráfico de mujeres, y Bryan tendrá 96 horas para encontrarla. Pondrá entonces en práctica todos sus conocimientos para dar con los responsables y darles su merecido.

‘Venganza’ es la segunda película como director de Pierre Morel, operador de cámara y fotógrafo de títulos como ‘Danny the Dog’, ‘War’ o ‘Transporter 1 y 2’, films de acción en parte similares a este ‘Taken’ (título original del film, y que por supuesto ha de ser cambiado cuando llega a nuestras salas). Así pues Morel conoce bien (o mal, depende del punto de vista) el cine de acción, y su puesta en escena es tan impersonal o plana como por ejemplo la de Louis Leterrier. Afortunadamente no llena sus secuencias de dos mil planos por segundo, y consigue imprimirle el suficiente ritmo para que al menos no nos aburramos. Si nos paramos en la historia, más simple que un botijo, o los personajes, pues la cosa ya huele.

venganza2.jpg

‘Venganza’ no engaña a nadie, va de lo que va y punto. Los buenos son personas muy buenas, y los malos muy, pero que muy malos, así cuando nuestro héroe tenga que darles caña de las formas más bestias conocidas no sintamos la más mínima repugnancia pues los indeseables que han secuestrado a la niñita de sus ojos, y a otras niñitas de otros tantos padres, tienen que recibir un merecido más allá de la justicia. Su trama no es nada complicada, de hecho no hay trama, lo que hay en ‘Venganza’ es un esquema: padre cariñoso con su hija, malos malosos secuestran a su hija, padre bueno saca su mejor cara de cabrón y se convierte en una pesadilla para los malos, mientras al espectador no le da tiempo ni de comerse las palomitas. Por el camino, totalmente previsible de principio a fin, gozamos de aislados aciertos, como por ejemplo la escena del secuestro (que casi es calcada a cierto episodio de la segunda temporada de ‘24’ pero con distinto desenlace), una escena de tortura muy en la línea de Bauer, y un trabajo actoral de Liam Neeson que se convierte en lo mejor de la película.

Y es que ver correr a Liam Neeson como si se tratase de un jovenzuelo en plena forma, no tiene precio. El actor pone toda la carne en el asador y su capacidad de pasar de padre cariñoso al que le cuesta dejar de controlar a su hija, a asesino implacable que no se para ante nada, es sorprendente. Con esto demuestra que no hay ni papel ni género que no pueda hacer, y siempre queda bien en pantalla. Todo lo contrario hay que decir de Famke Janssen, actriz que conoció tiempos mejores, y que en esta película está sólo para recordar al personaje de Neeson lo mal marido que ha sido por estar demasiado ocupado en misiones secretas. Maggie Grace, que tuvo su época en ‘Lost’ (off-topic, aviso para The Rock Actitud: he empezado la cuarta temporada y de momento me parece infumable) y aquí da vida a la hija de Neeson y se limita a tres cosas: sonreír, poner morros y llorar. Dos actrices de relleno a las que Neeson se merienda.

‘Venganza’ afortunadamente termina, y sin ser una muy mala película no despierta en un servidor la más mínima emoción. Todo muy visto y servido con más desinterés que nervio. Menos mal que rehuye de esa manía actual de querer que todas las películas de acción duren dos horas y media (salvo contadas excepciones), gracias a lo cual se me ocurre mirar el reloj.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir