Compartir
Publicidad
Publicidad

'Winter´s Bone', sin posibilidad de escape

'Winter´s Bone', sin posibilidad de escape
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estos días, efectúo un repaso al cine de 2011 que fui dejando pasar en el momento de su estreno, con la intención de no perderme nada jugoso a la hora de elaborar una lista de lo que más me ha gustado del año. Una de las que parecían imprescindibles, por lo que se comentó sobre ella, los premios y las nominaciones que obtuvo, es ‘Winter’s Bone’, de Debra Granik que, aunque sea de 2010, se estrenó en España en febrero de este año.

La interpretación de la joven protagonista, Jennifer Lawrence, es espléndida, además de que su rostro tan sincero y natural consigue una gran cercanía. Siempre digna y estoica, sin dejarse arrastrar por el drama y sin rendirse, esta mujer que aún está empezando a serlo, supone el mejor elemento de la película. John Hawkes compone otro personaje interesante, aunque por encima del suyo, destacaría el que encarna Dale Dickey, así como el conjunto que forman el resto de los intérpretes, que funcionan como un todo.

Granik realiza la película con un exquisito gusto, pero no solo por el capricho de encuadrar bellos planos, sino con una intención retratista muy certera, que nos permite contemplar el pequeño mundo en el que transcurre la historia al cargar cada cuadro de sensaciones. La atmósfera opresora se transmite con fiereza. El frío, que resulta palpable, crea un manto que encierra a los personajes, llevándonos a una claustrofobia, que se siente, a pesar de que los veamos moverse por lugares abiertos. Lo que les impide salir de allí no son barreras físicas, sino culturales y económicas o incluso basadas en las carencias personales de cada uno de los personajes. El tempo pausado, casi detenido, por mucho que pueda provocar tedio, supone una elección consciente de la directora, ya que resulta el idóneo para adentrarnos en esa angustia que sufre la protagonista y en el ritmo que cobran los sucesos en esos lugares donde pueden darse gracias por la rutina, pues cualquier hecho que se salga de ella es probable que no suponga una grata sorpresa.

Winter´s Bone

El rechazo hacia estos personajes y su forma de vida está tan conseguido que puede ser excesivo y contraproducente, al menos en mi caso, al provocar un rechace general que nos haga pensar – no a todo el mundo, pero quizá a algunos– que la historia nos pilla tan lejos que no nos interesa. No sería cuestión de aumentar el sentimentalismo o de caer en lo burdo, pues la frialdad no es sinónimo de sutileza ni la cercanía lo es de obviedad. Tampoco haría falta mostrar los hechos como en un melodrama para aproximárnoslos. Pero lo cierto es que la implicación aquí es más intelectual que palpable, lo cual va en contra de una película cuyo propósito es provocar sentimientos y contagiar la dureza de lo que refleja.

La investigación criminal como aspecto secundario

No estamos ante una película de investigaciones criminales, ya que la joven no descubre por sí misma nada. Sus pesquisas no la ha llevado hasta allí en el sentido en el que se hace habitualmente, es decir: cada pista le lleva a la siguiente y, tras una concatenación de descubrimientos, se halla lo que se estaba buscando. En lugar de eso (spoiler), las señoras deciden entregárselo en el momento en el que conviene, como se lo podrían haber entregado antes o después. Lo que sí ha ocurrido es que ha levantado polvo, es decir, que provocando a esas personas, ha logrado que finalmente decidan dárselo. Por lo tanto, el personaje no es pasivo ni obtiene los resultados de segunda mano, ella provoca las consecuencias, pero no gracias a una investigación (fin de los spoilers).

La autora y su co-guionista Anne Rosellini, que adaptan la novela homónima de Daniel Woodrell, no van por ahí, no quieren contarnos un thriller. ‘Winter’s Bone’ traslada una historia de lucha individual dentro del retrato de un pueblo, de una forma de vida a la que se someten quienes allí han nacido y no parecen tener opción de huir. Alguno de los sucesos del arranque puede confundirnos y hacernos creer que se tratará de la investigación y, si es eso lo que se espera, puede producirse la decepción.

Winter´s Bone

Este tipo de películas estadounidenses, que retratan zonas muy empobrecidas y habitadas por personas de una mínima cultura, dedicadas casi por entero a labores del campo y que en ciertos casos podrían rayar el analfabetismo, no suelen hacerlo como crítica social. Sí existe, por supuesto, una valoración negativa de esos seres que se mueven por sentimientos violentos y rencorosos. Pero no se incluye, como sí harían los equivalentes, por poner, británicos, al reproducir la vida en las áreas menos favorecidas –digamos Ken Loach y otros similares–… no se incluye, decía, una crítica social, una crítica al sistema que genera esas diferencias de clase tan tremendas y con causas tan devastadoras. La podemos percibir, es decir, un espectador puede extraer esa conclusión, pues no necesita más que ver el tipo de vida. Sin embargo, no parece una de las intenciones de la guionista y directora protestar porque la vida de estos seres sea así, sino más que nada, mostrarla. La crítica se dirige antes hacia los individuos –el padre por traficar y poner la casa como fianza, el tío por violento y los demás habitantes por vengativos…– que contra el sistema. O va contra la sociedad, pero refiriéndose a ese pequeño núcleo, no contra el país entero y sus diferencias.

Como conclusión, diré que de ‘Winter’s Bone’ he apreciado especialmente el trabajo actoral de la protagonista, así como el acierto con el que la directora refleja el ambiente opresivo donde suceden los hechos y la negatividad de casi cualquier personaje que no sea la principal. Sin embargo, el ritmo lento que reproduce el auténtico transcurrir de esa vida y algunas cuestiones sobre cómo se desarrolla la búsqueda que sirve como excusa argumental a esta observación, así como el posicionamiento despegado de la autora hacia los hechos, han provocado en mí cierto distanciamiento que me ha impedido sentir la película o dejarme llevar por ese alud de intensidad dramática que debería haberme arrastrado.

Otra crítica en Blogdecine | ‘Winter´s Bone’, el infierno en la tierra, por Alberto Abuín.

Mi puntuación:

3

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos