Publicidad

'Women Make Film': un documental clave para comprender la historia del cine a través de creaciones femeninas
Críticas

'Women Make Film': un documental clave para comprender la historia del cine a través de creaciones femeninas

Hace unos años llegaba a España 'La historia del cine: una odisea', una colosal serie de televisión documental que a lo largo de 15 horas hacía un minucioso análisis crítico sobre toda la historia del cine mundial desde el punto de vista de los cambios tanto socioculturales como técnicos que, especialmente, arrojaba una interesantísima reflexión sobre el digital y el futuro de la industria.

Años más tarde, a modo de autocrítica y con el fin de expandir su obra, su creador Mark Coussins realiza otro proyecto similar, 'Women Make Film'. Ahora, a propósito del día de la mujer, y tras circular por filmotecas y salas especializadas de toda España, llega a TCM.

En palabras del propio Coussins, “Defender la igualdad en el cine es justo y es necesario. Debemos, en esta lucha, celebrar a las grandes directoras e introducir en el canon al que pertenecen por derecho y del que se han visto excluidas a manos de los historiadores del cine: en su mayoría, hombres. (…), pero hay mucha ignorancia y una gran ceguera respecto a las mujeres que dirigen películas. Nuestra valiente cinta planta cara a esa ceguera". Es decir, será un viaje similar pero centrándose en creaciones femeninas, lo que hará que todo cambie bastante frente a su “canónica” historia del cine.

La historia del cine, escrita en femenino

Aunque nunca dejaba de ser interesante, 'La historia del cine: una odisea', hacía un recorrido mucho más tradicional que lograba distinguirse en las reflexiones personales acerca de cómo rodar ciertas secuencias o, la ya citada, reflexión sobre el cine digital; sin embargo, este 'Women Make Film', supone un mayúsculo trabajo de arqueología al ahondar, ya no sólo, en el cine anglosajón sino en los trabajos cinematográficos realizados por mujeres de todo el mundo a lo largo de los poco más de cien años que tiene el cine.

Mientras que ese cine canónico, es custodiado por grandes estudios americanos o productoras europeas y en muchos casos ha sido remasterizado, editado y redistribuido constantemente; muchos de estos trabajos han caído en una especie de olvido y se conservan en filmotecas o museos del mundo, en el fondo de catálogo de distribuidores internacionales (si alguna vez los tuvieron) o en las cajas de saldos de unos grandes almacenes en el caso de grandes producciones norteamericanas.

Cuando pensamos en cineastas siempre nos vienen a la cabeza figuras como Agnes Varda, Ida Lupino, Chantal Akerman, Kathryn Bigelow, Lynne Ramsay, Maren Ade o Andrea Arnold que parecen acaparar todo el cine hecho por mujeres y es, entre otras cosas, en lo que Coussins quiere que ampliemos horizontes. Sin necesidad de aleccionar o acusar al espectador de misógino por no conocer a las directoras presentadas en su documental y a través de fragmentos de sus trabajos construye un discurso que aboga y defiende la necesidad del punto de vista femenino en el arte.

Es por ello que, en lugar de hablar de forma cronológica del cine hecho por mujeres, lo agrupa en un principio por técnicas (construir personajes, arrancar una película, desarrollar emociones) para acabar hablando sobre géneros y cuestiones tan importantes como el tiempo o la música y el hilo conductor será un viaje por carretera de figuras como Tilda Swinton, Jane Fonda o Debra Winger que llevan la voz cantante al ser las narradoras.

A lo largo de sus catorce horas, Women Make Films consigue despertar el interés tanto en desconocidos trabajos de autor como en el redescubrimiento de trabajos tan reivindicables como la filmografía de Ida Lupino.

Pero quizás, la idea más poderosa de este trabajo sea la de poder diferenciar las películas filmadas por hombres y las películas filmadas por mujeres como algo positivo, puesto que, al fin y al cabo, tenemos diferentes sensibilidades y esto se percibe muy bien a la hora de tratar ciertas emociones, algo que se deja muy claro en el segmento sobre el “meet cute” o la forma que tienen de hablar de la infancia y la adolescencia porque al final las experiencias son diferentes y eso ofrece distintos, interesantes y valiosos puntos de vista que no hacen más que enriquecer todas las artes.

Que detrás de este documental haya un hombre homosexual como Coussins, es la clave de la sensibilidad, empatía y distancia con la que está narrado. Nunca quiere ser parte de ello, quiere que la voz sea completamente femenina y no busca culpabilizar o señalar a nadie porque esto no se haya hecho antes. Entiende que hay un problema en la sobre representación masculina en la historiografía del cine y, por ello, desarrolla una película que ponga solución a ello sin necesidad de hacerlo desde el rencor o la superioridad moral propia del desquiciado mundo en el que vivimos que parece disfrutar sacando cualquier cosa de su contexto.

Su colosalismo recuerda al ambicioso documental de Bertrand Tavernier Las películas de mi vida que era toda una biblia para aquellos fanáticos del cine francés. 'Women Make Films', de aquí a unos años, supondrá lo mismo a la hora de reescribir la historia del cine, será un documento clave a citar en todo tipo de estudios y análisis críticos que, esperemos, nunca más tengan que diferenciar entre sexos a la hora de hablar de cine y todo forme parte de ese conjunto heterogéneo de ideas, sensibilidades y culturas que es y debe ser el séptimo arte.

Women Make Film
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios