Publicidad

'Elementary', las mujeres de Sherlock

'Elementary', las mujeres de Sherlock
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuatro ha basado gran parte de la temporada en ofrecer series estadounidenses con la esperanza de encontrar un público fiel que respaldara su emisión. Con algunas lo ha logrado más que con otras, ofreciendo unas ficciones que han sido de lo más variadas (desde la decadente 'Falling skies' hasta la pulida 'Homeland'). No todas han tenido la misma acogida, pero algunas han asentado las bases para tener una presencia fija en la cadena durante las próximas temporadas. Uno de estos casos ha sido el de 'Elementary', la ficción estadounidense que Cuatro acaba de despedir y que, sin destacar especialemente, sí ha obtenido unos datos de audiencia que ha conseguido superar el share medio del canal.

Desde luego se trata de una buena noticia para Mediaset, aunque solo sea por el número de episodios por temporada que tiene 'Elementary', superior al de series como 'Homeland'. Esto significa que si la audiencia aguanta estamos ante una serie que se puede emitir durante un número de noches superior al de otras ficciones, algo que ya ha sabido aprovechar la cadena con series como 'Castle' o 'House'. No solo esto es lo que tiene en común 'Elementary' con estas ficciones, ya que, tras lo que hemos podido comprobar con su primera temporada, si algo ha demostrado 'Elementary' es que repite una fórmula ya muy explotada por muchas series estadounidenses y que, aún así, sigue funcionando hoy en día.

Tras ver los primeros episodios de 'Elementary' nos quedó claro que la serie bien podría titularse 'Un detective en Nueva York' y su protagonista podría tener por nombre Mark en vez de llamarse como uno de los personajes de ficción más famosos de la literatura. Ya veíamos que usar a Sherlock Holmes en la parrilla estadounidense solo era una excusa para ofrecer una nueva serie criminal con formato procedimental, que solo se apropiaba de los personajes de las novelas de Arthur Conan Doyle para ofrecer una versión actualizada y neoyorquina con motivo del éxito que cosechó 'Sherlock' en Reino Unido.

La historia ha avanzado como podíamos intuir, siendo capaz de convencer a los amantes del género pero sin poder hacer las paces con aquellos a los que hirieron al estrenar 'Elementary'. Habrá quienes nunca lo perdonen y probablemente tengan motivos para ello, pero otros han sido atraídos por esta nueva historia que, como punto fuerte, nos ha ofrecido un cambio de roles en el género de los principales personajes que se han movido siempre alrededor de Sherlock Holmes. Su universo se ha vuelto más femenino que nunca para dar como resultado muchas sombras y también algunas luces.

Una serie, la misma fórmula

Un personaje protagonista con una personalidad excéntrica que a la vez es un genio en su terreno, mientras su vida personal se desmorona o directamente presenta ciertas pautas que le impiden tener relaciones sociales normales. Esta premisa sirve hoy en día para describir un buen número de ficciones estadounidenses que se basan en una sola figura y el universo que se mueve a su alrededor. A partir de esta temporada, 'Elementary' se incluye dentro de esta categoría, después de rescatar los aspectos del universo de Holmes que más tenía en común con las series que se emiten actualmente.

Sherlock y Watson

Para colmo, 'Elementary' se ambienta en la actualidad, pero con este aspecto no solo se hace referencia a la fecha en la que transcurren los acontecimientos sino también al envoltorio que tiene la ficción, que recoge la presentación, el desarrollo y las tramas que recuerdan a tantas otras series actuales. Tanto es así, que sería fácil que olvidásemos por un instante dónde vimos un determinado caso y que lo confundiéramos con otras series que llevan más tiempo en emisión. 'Elementary' no ha sabido distanciarse de ese mundo, algo que sí consigue 'Sherlock' desde el primer minuto, y es ahí donde radica el mayor punto negativo de su propuesta.

Lo peor de todo es que si 'Elementary' se hubiera decantado por empezar una historia distinta, mostrando lo mismo que ha enseñado en su primera temporada pero creando unos nuevos personajes alejados del mundo Holmes, habría ganado puntos, sobre todo porque se habría quitado de encima la gran losa que le ha estado pesando durante todo el curso. En vez de eso hemos tenido que presenciar la relación de Holmes con la nueva Watson, mientras cruzábamos los dedos deseando que los guionistas no acaben sucumbiendo ante la idea de llevar la relación de ambos personajes un paso más cerca. A pesar de este deseo, sí ha sido convincente la presencia de Moriarty, que al igual que Watson ha sufrido las consecuencias del cambio de sexo, provocando la sorpresa que ha dejado entre los espectadores.

La nueva Moriarty

Porque pese a lo sufrido con Watson no esperábamos la presencia de Moriarty convertida en una mujer que, para colmo, ha tenido un pasado amoroso con Holmes. Puede que Arthur Conan Doyle se esté removiendo en su tumba pero este aspecto ha sido lo más salvable del año, no por el simple hecho de que Moriarty sea una mujer, sino por la manera en la que se ha desarrollado esta trama, presentada por primera vez a mediados de temporada y ofrecida con pinceladas a través del dolor sufrido por el detective y la tentación constante de caer en el mundo de las drogas.

Para esta ocasión, se ha querido rescatar el personaje de Irene Adler, que ya aparecía en la historia del Sherlock Holmes original y se le ha dado una presencia que de nuevo será rechazada (y con razón) por los incondicionales del detective londinense. Aún así, esta trama es lo único que he encontrado interesante de 'Elementary', más allá de la excentricidad del propio personaje que, como buen resultado de la incombustible fórmula, tiene características para ser admirado por el espectador.

Elementary - M

'Elementary' volverá en septiembre a la parrilla estadounidense (tendremos que esperar un poco más para seguirla en Cuatro) y suponemos que seguirá marcando ese estilo americano con el que ha destacado este año. Al menos con la llegada de esta serie tenemos la oportunidad de hacer una comparación entre el tono americano y el inglés, o al menos poner en la balanza esa visión global sobre cómo se hacen las cosas en las dos tierras. Por un lado tendremos a 'Sherlock', más refinado, sereno y apasionado, apostando por temporadas reducidas y capaz de convertir cada uno de sus capítulos en una apasionante historia. En el otro extremo nos quedará 'Elementary', más común, eficaz y cobarde a la hora de arriesgar (o arriesgar más allá de cambiar el sexo de algunos personajes) con la capacidad de dejarse ver y poco más.

En ¡Vaya tele! | 'Elementary', vulgarizando a Sherlock Holmes

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios