Publicidad

Woody Allen revela en sus memorias que Louis C.K. le ofreció el papel de director pedófilo en 'I Love You, Daddy'
Directores y guionistas

Woody Allen revela en sus memorias que Louis C.K. le ofreció el papel de director pedófilo en 'I Love You, Daddy'

Publicidad

Publicidad

Las memorias de Woody Allen, tituladas 'A propósito de nada' ('Apropos of Nothing'), están rodeadas de polémica desde antes incluso de ser leídas. La editorial Hachette canceló su publicación ante las airadas protestas de quienes creen ciertas las acusaciones de abuso sexual que persiguen al cineasta desde los años 90.

Arcade Publishing se hizo con los derechos y publicó la obra de forma inesperada este pasado lunes (a España llegará en mayo gracias a Alianza Editorial). Con el libro electrónico ya disponible en inglés, convertido en nº1 de ventas en Amazon dentro del género "Historia del cine y crítica", solo era cuestión de tiempo que sus páginas fuesen expuestas, comentadas y debatidas. Una de las anécdotas más llamativas es que Louis C.K. quiso a Allen en la controvertida 'I Love You, Daddy'.

APROPOS OF NOTHING

APROPOS OF NOTHING

'I Love You, Daddy' está ambientada en la industria del cine y la televisión, y gira en torno a un escritor y productor (Louis C. K.) que descubre que su hija de 17 años (Chloë Grace Moretz) tiene una relación con un veterano director (John Malkovich) al que él idolatra. Malkovich tenía 63 años cuando hizo el papel de este cineasta conocido por mantener romances con chicas mucho más jóvenes que él, con acusaciones de pedofilia.

John Malkovich y Chloe Grace Moretz en I Love You Daddy

Desde el principio, este personaje se entendió como una referencia a Woody Allen (quien por cierto dirigió a Louis C.K. en 'Blue Jasmine'). Gracias a la publicación de 'A propósito de nada' (y al apunte del crítico Will Sloan) nos enteramos que, de hecho, Louis C.K. ofreció a Allen el papel que terminó interpretando Malkovich. Demencial... Por supuesto, Allen se negó. Así lo cuenta:

"Le dije: 'Louis, no puedo interpretar esto'. '¿Por qué no?', me dice. 'Porque siempre estoy luchando contra esta falsa acusación y la gente siempre escribe cosas y hace comentarios, y esto es justamente seguir el juego a los palurdos'. 'Será bueno para ti', me dice. ¿En qué piensa? 'Ayudará a tu imagen'. Me gusta mucho Louis y sé que piensa que quería ayudarme pero, ¿qué fuma?

Le deseé suerte y pasé. Nunca le diría 'no hagas esto, me va a hacer daño', porque el tío pasó meses escribiéndolo y tiene la oportunidad de dirigirlo, ¿y quién soy yo para intentar torpedear el proyecto de otro tío por una molestia personal?

Finalmente, la decisión de Woody Allen no solo fue lógica, también afortunada al no involucrarse en un film que acabó en fracaso; curiosamente, por otro escándalo sexual. Varias mujeres acusaron a Louis C.K., guionista, director y protagonista de 'I Love You Daddy', de acoso sexual. Él confesó su culpabilidad, se retiró de la vida pública por un tiempo y la película no llegó a estrenarse en cines (aunque se filtró en Internet).

Las memorias de Woody Allen podrían haber corrido la misma suerte. Jeannette Seaver, editora de Arcade, ha defendido con estas palabras su decisión de publicar 'A propósito de nada':

"En estos tiempos extraños, cuando la verdad es demasiado a menudo desestimada como 'fake news', nosotros como editorial preferimos dar voz a un respetado artista, en lugar de ceder ante aquellos determinados a silenciarle."

"Nunca puse un dedo sobre Dylan"

'A propósito de nada' incluye una posdata donde Woody Allen contradice la versión de la primera editorial, Hachette, y añade de forma jocosa que antes de las protestas ya sabían que él es "un paria tóxico y una amenaza para la sociedad". Por supuesto, el cineasta dedica espacio en las memorias a declarar, nuevamente, su inocencia y exponer su versión sobre el caso de Dylan Farrow.

Woody Allen, Ronan Farrow, Mia Farrow con Dylan en brazos, Moses Farrow y Soon-Yi Previn Woody Allen, Ronan Farrow, Mia Farrow con Dylan en brazos, Moses Farrow y Soon-Yi Previn

Compara a Mia Farrow con el Capitán Ahab ('Moby Dick') y habla de "cruzada" para vengarse de él por su relación con Soon-Yi Previn. "Nunca puse un dedo sobre Dylan, nunca le hice nada que pueda ser ni siquiera malinterpretado como abuso; fue una fabricación total de principio a fin", afirma Allen. Recordemos que, pese a todo, su carrera sigue en pie a los 84 años: el año pasado se estrenó 'Día de lluvia en Nueva York', su 50º largometraje, y el pasado verano rodó en España su último trabajo, 'Rifkin's Festival'.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios