Compartir
Publicidad
Tarantino y los protagonistas de 'Reservoir Dogs' se reúnen para celebrar el 25º aniversario de la película
En rodaje

Tarantino y los protagonistas de 'Reservoir Dogs' se reúnen para celebrar el 25º aniversario de la película

Publicidad
Publicidad

En 1992, un tal Quentin Tarantino presentaba su ópera prima, 'Reservoir Dogs' en el Festival de Sundance en una proyección que, como nos hemos enterado ahora -al menos una servidora-, fue "desastrosa". La película cumple 25 años y el Festival de Cine de Tribeca ha querido conmemorar el "nacimiento" de uno de los directores más celebrados de las últimas dos décadas con una proyección a la que acudieron algunos de sus protagonistas.

Steve Buscemi, Michael Madsen, Tim Roth y Harvey Keitel acompañaron a Tarantino en un evento que contó con un coloquio en el que el director recordó aquella primera proyección pública de su particular cuento de crimen y traición: "No tenían la lente adecuada para el proyector y, aún así, la proyectaron igualmente. Pero eso no fue todo".

Reservoirdogs

Y es que, como recordó un Tarantino ciertamente nostálgico, hubo varios cortes de luz que ocurrieron oportunamente durante el clímax de la película. Unos recuerdos que suenan meras anécdotas 25 años después, cuando la proyección de 'Reservoir Dogs' en este Tribeca es el gran acontecimiento del certamen, pero Tarantino no se tomó tan bien el periplo festivalero de la cinta a principio de los 90:

"Fue genial, porque en aquel momento yo apenas había salido de Los Angeles y mucho menos había estado en otros continentes. Lo que pasa es que en un festival de cine la gente a veces no sabe lo que van a ver. Leen el programa y la sinopsis y ya está, por lo que es entendible que en un festival se topen con algo con lo que no quieren ver y se vayan de la sala. Así que empecé a contar las bajas de las proyecciones y llegué a contar hasta 33."

Fue tal el impacto de 'Reservoir Dogs' y tantos los que no soportaron su estilo de violencia que hasta realizadores considerados de los más sangrientos de los 80 y principios de los 90, no pudieron aguantar la dureza visual de la cinta, tal y como recordó el propio Tarantino:

"¡Hasta Wes Craven se fue a mitad de una proyección! ¡El jodido tipo que hizo 'La última casa a la izquierda' (¡The Last House of the Left', 1972) se fue! Mi película era demasiado dura para él."

Y es que sin duda, el cine de Tarantino podía resultar demasiado agresivo, violento y nuevo para ciertos espectadores, aunque la película fue todo un éxito entre la crítica y el cineasta pasó a convertirse en el nuevo revolucionario del cine indie estadounidense. Sin ir más lejos, tan sólo dos años después, en 1994, se alzaría con la Palma de Oro del Festival de Cannes por 'Pulp Fiction', considerada su gran obra maestra. Lo demás, ya es historia pura del cine contemporáneo.

Reservoirdogs25

Durante el coloquio, Tarantino y el reparto de la película contaron todo tipo de anécdotas sobre la película y comentaron una de sus escenas más emblemáticas: en la que Mr.Blonde baila mientras tortura al policía. Un baile que fue totalmente improvisado y que a Madsen le han pedido que recree más de una vez, y el propio actor explicó como se enfrentó a esa escena que ya forma parte del imaginario pop.

"Estaba desconcertado por como estaba escrito en el guión: Mr. Blonde baila maniáticamente alrededor. Y yo me preguntaba: ¿qué diablos significa eso? ¿Mick Jagger? ¿Maniacal? ¿Qué diablos haría Mr.Blonde? Es fan de Lee Marvin, así que en el último segundo pensé en un baile a lo Jimmy Cagney"

Al ir acompañado de los actores que protagonizaron aquella primera película, también se habló del llamativo reparto de 'Reservoir Dogs', casi compuesto por actores revelación como Buscemi, Madsen y Roth a excepción de, claro está, Harvey Keitel, que ya era toda una estrella y que entró a formar parte de la película de una forma bastante particular.

Y es que el guión de la cinta llegó a sus manos a través de la mujer del profesor de interpretación de Lawrence Bender, productor de la película, y Tarantino todavía se emociona al recordar cómo supo que era el principio de todo al entrar Keitel en el proyecto:

"La estrategia funcionó. Lo siguiente que supimos era que Harvey nos había dejado un mensaje diciendo: 'Leí el guión, me encanta, y me encantaría producirlo para poder sacarlo adelante. Llámame'. Fue una experiencia increíble y creo que hasta bailamos al conocer la noticia. Fue el principio del principio."

Y menos mal... ¿os imagináis el mundo sin el cine de Tarantino?

Vía | The Guardian

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos