Publicidad

'The Informers', la caótica adaptación de la novela de Brett Easton Ellis

'The Informers', la caótica adaptación de la novela de Brett Easton Ellis
57 comentarios

Publicidad

Publicidad

Menudo lío se ha montado con ‘The Informers’, nueva adaptación al cine de una novela del polémico Brett Easton Ellis (el conocido autor de ‘American Psycho’). Un nuevo montaje del film, para el estreno en salas comerciales, ha destapado un importante conflicto que desemboca en que ninguno de los actores va a participar en la promoción o en las ruedas de prensa destinadas a dar a conocer la película. Se apuntan a un boicot iniciado por Ellis y Nick Jarecki, el guionista del film. Todos están de acuerdo en que el producto final no se parece en nada a la película que empezaron a hacer.

No sé si porque Internet permite que este tipo de cosas salgan más fácilmente a la luz o es que realmente todo va a peor en el mundillo del cine, pero lo cierto es que cada vez es más normal encontrar asuntos de este tipo. Al parecer, la última gota en un vaso ya colmado ha sido descubrir que todas las escenas en las que aparecía el actor Brandon Routh, famoso por protagonizar ‘Superman Returns’, han sido cortadas del montaje final de ‘The Informers’, así como cualquier referencia a la trama que él protagonizaba.

Problemas con la adaptación

Todo empezó a ir mal cuando Gregor Jordan reemplazó a Nick Jarecki como director de la película, después que Jarecki y Ellis trabajaran durante tres años en convertir la novela de éste (publicada en España como ‘Los confidentes’) en un guión de cine. Los problemas a partir de entonces, de este conflicto mal resuelto, se fueron encadenando, enfrentando al director y a los que le pusieron ahí contra los, digamos, miembros artísticos de la producción, liderados por los autores del material escrito que estaba siendo filmado.

Tampoco ayudó nada que las 150 páginas del trabajo de Jarecki y Ellis quedaran finalmente reducidas a poco más de 90, en vistas a la duración final del film. El enfado de estos dos señores vuelve a poner sobre la mesa el debate sobre el trato a los guionistas en el cine, una situación que provocó la reciente y famosa huelga de estos profesiones de la industria norteamericana. ¿Situación injusta o pataleta injustificada? Os lo planteo.

Tras el discreto paso de ‘The Informers’ por varios festivales (entre ellos, el de Sundance), se descubre que el montaje final del film para el estreno comercial deja fuera a Routh y su historia. Una historia sobre vampiros, por cierto, lo que resulta bastante sorprendente. En un momento en el que todos se apuntan a sacar películas sobre estos seres, a raíz del gran éxito de ‘Crepúsculo’, los responsables de este producto suprimen el contenido vampírico y, con ello, la participación de uno de los actores más conocidos que habían contratado. Es decir, de cara a ofrecer la película al público, prescinden precisamente de lo que podía hacer que ésta resultase más atractiva para más espectadores. A veces uno se pregunta quién decide en las reuniones de las grandes empresas.

La película de los confidentes

‘The Informers’ o ‘Los confidentes’, adaptación (mala o buena, eso ya lo descubriremos, algún día) de la novela escrita por Brett Easton Ellis, es un drama compuesto por varias historias entrelazadas, ambientadas en Los Ángeles en 1983. Los protagonistas de las diferentes tramas son ejecutivos de la industria del cine, estrellas de rock, y jóvenes y ricos aficionados a desfasar con las drogas y el sexo. También hay sitio para un secuestrador y, hasta hace poco, para un vampiro, aunque desgraciadamente esto último no lo podremos ver en el cine.

Billy Bob Thornton, Kim Basinger, Winona Ryder, Mickey Rourke, Rhys Ifans, Amber Heard, Chris Isaak, Jon Foster y el fallecido Brad Renfro son los integrantes más llamativos del reparto de la película, una película que apuntaba alto, y que ahora parece que se arrastra herida de muerte.

El próximo 24 abril, ‘The Informers’ se estrenará de forma limitada en Estados Unidos, a la espera de si habrá otra ocasión para ofrecerla en más salas y a más público, o si acaba probando mejor suerte en el mercado del DVD (con un montón de escenas eliminadas como jugoso extra, seguramente). De momento, tampoco hay fecha para un estreno en nuestro país. Os dejo el cartel y dos tráileres, para que le echéis un vistazo. Y de paso pregunto, ¿esperáis una buena película del libro de Ellis?

PD: Según tengo entendido, la película pudo verse en Sitges, ese festival donde también, por cierto, se toman bastantes decisiones incomprensibles, como la de ningunear a muchos blogs (entre ellos éste en el que escribo).

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir