Compartir
Publicidad

'3x4', Nostalgia TV

'3x4', Nostalgia TV
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La memoria es caprichosa a la hora de recopilar sus archivos; cuando pienso en este concurso, me vienen a la cabeza dos recuerdos imborrables: el flequillo imposible de Julia Otero y el rechazo que nos produjo Isabel Gemio cuando intentó ocupar el lugar de esa Julia que consiguió meterse al público en el bolsillo con su simpatía natural. Ambas fueron (cada una a su estilo) conductoras de este divertido (y sorprendente, visto con los ojos de hoy) concurso, que nos acompañó en las sobremesas de TVE de 1988 a 1990 y que se emitió en los dos canales del ente. Después del salto, disfrutad de los estilismos de finales de los 80.

La época dorada de los concursos

En un principio, '3x4' se pensó sólo para las emisiones de TVE en Cataluña. Esto fue en 1987 y de la mano de un hoy en día veterano de los concursos, Jordi Hurtado. Pero un año después el programa dio el salto a nivel nacional y triunfó. Por aquel entonces, nos pirrábamos por los concursos,el talón de aquiles de la televisión actual: 'El Precio Justo' (¡A jugar!), 'Si lo sé no vengo' o 'El tiempo es oro' compartieron parrilla y fueron auténticos hits de la época. En este escenario, '3x4' aportaba dinamismo, divertimento y un punto de originalidad.

3x4, panel

'3x4' era un combinado de secciones que tan pronto encajaba en la etiqueta de concurso como en la de magazine, pero no tal y como lo entendemos hoy. Las preguntas se alternaban con reportajes, actuaciones musicales (desde C.C. Catch a Los Ronaldos)o entrevistas a famosos personajes del mundo de la cultura; de ahí la fusión de formatos. Pero lo más innovador de '3x4' eran sus premios, puesto que era el propio concursante el que elegía el regalo que conseguiría: según su valor económico, el programa decidía cuántos puntos necesitaba acumular para llevárselo. Y había peticiones para todos los gustos. Eso sí, independientemente de este premio, los concursantes también optaban a llevarse un cochazo de la época, ¡un Peugeot 205!

Las pruebas

Si hubo una prueba que se hizo popular en el programa fue la Prueba de los teléfonos. Para poder llevarse el premio final (el coche), el concursante debía resolver un enigma relacionado con una localidad española, contando para ello con los listines de Páginas Amarillas, la lista de prefijos y tres teléfonos. Se le permitía hacer una única llamada desde cada uno de ellos. Las guías telefónicas eran aquí la clave: se debía contactar con la persona adecuada para resolver el enigma. Es decir, que se debían utilizar las key words precisas para que los teléfonos indexaran correctamente a la respuesta. En cierto modo, la prueba de los teléfonos era, por su dinámica, algo así como el Google pre-Internet.

3x4, teléfonos

También muy popular era la prueba de los monitores numerados, con una importante presencia en el plató. La mecánica era muy sencilla: se trataba de juegos visuales, acertijos o pruebas de memoria, nada complicado. Los espectadores también tenían protagonismo en el concurso: podían enviar sus preguntas a los concursantes o incluso optar a un premio gracias a 'La llamada inmediata', que se realizaba en directo desde el plató. Pero el elemento más singular en la dinámica del concurso eran, sin duda, los comodines.

3x4, comodines

Susana Egea (acriz, vedette y mito erótico) hacía las veces de stripper: era la encargada de ir tumbando los comodines que tapaban sus vergüenzas. Si se diera el caso de que el concursante gastara todos sus comodines, habría una imagen fugaz de un semi-desnudo (muy semi, porque nunca se pasó más allá de la insinuación). Pero no deja de ser chocante que un programa matinal, de corte familiar, incluyera este 'guiño erótico'.

Los presentadores

Aunque fue Jordi Hurtado el primero en conducir este espacio, en 1987, él sólo fue presentador de pleno derecho para los telespectadores catalanes. El resto conocimos este concurso de la mano de Julia Otero, que se hizo, desde entonces, archipopular. La comunicadora aportó mucha frescura al programa: era un rostro joven, empatizaba muy bien con el público y, según ella misma admitió, se divertía muchísmo presentándolo. Y eso se transmitía. Además, marcó tendencia con su peinado pseudopunk. Su gran labor le valió el TP a la mejor presentadora en 1988.

Julia Otero

Precisamente la fama que le dio este programa fue la causa de que tuviera que dejarlo: el magazine 'La Lluna', que por aquel entonces presentaba y que se emitía sólo en TVE Cataluña, pasó a la televisión nacional para sustituir a 'Tariro, Tariro', cambiando, además, su día de emisión y provocando los problemas de incompatibilidad que hicieron que Otero pasara el testigo de presentadora a Isabel Gemio. Obviamente, a todos nos cayó mal desde el pricipio. No es que tuviera la culpa, es que todos nos habíamos acostumbrado a Otero y aquel cambio nos sentó muy mal.

Sin embargo, Isabel Gemio no fue la última en ocupar ese puesto. Constantino Romero ya había sustituido a Julia durante el verano de 1988 mientras que un jovencísimo (y por entonces desconocido) Jordi González fue el presentador suplente durante su último verano en parrilla, en 1990. Su oportunidad fue breve; tan sólo tuvo tiempo de presentar unas pocas entregas antes de que '3x4', que había pasado a emitirse por las tardes y, durante un tiempo, en La 2, desapareciera debido a los malos datos de audiencia.

Ficha Técnica: 3x4

Logo 3x4
  • Título Original: 3x4
  • Género: Concurso
  • Cadena: TVE
  • Disponibilidad DVD: No

  •     <p></p>
    

    En ¡Vaya Tele! | Nostalgia TV

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio