Compartir
Publicidad

'Bumpy el Travieso', Nostalgia TV

'Bumpy el Travieso', Nostalgia TV
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No hay duda de que una de las secciones más divertidas de ¡Vaya Tele! es Nostalgia TV. Recordamos todos los programas del pasado que marcaron una época, y en muchos casos, programas que marcaron la infancia de algunas generaciones. En el Nostalgia TV de hoy nos vamos a la generación de hace una década para recordar uno de los seres más peculiares, asquerosos y divertidos (en ese orden) de la televisión. Te lanzo una pregunta a ver si sabes de quién te hablo... ¿Conoces a alguien que viva debajo de la cama y coma calcetines?

Si has respondido sí, me suena, o no tengo ni idea... es turno de dejar hablar a 'Bumpy, el Travieso'.

Bumpy, un asqueroso, entrañable y particular personaje

GErm

El personaje principal de la serie era Bumpy, un ser verde que no tenía tronco, sólo una boca enorme y una cara llena de verrugas, de la que salían sus piernas, brazos y ojos. De carácter inquieto, travieso y juguetón, era un personaje extremadamente sucio al que le encantaba la suciedad, decir tacos y comer calcetines todo el día. Ese era su rasgo que lo hacía diferente al resto de monstruos de la televisión, que comía calcetines sucios. Tenía un amigo, Squishy, un ser totalmente contrario a Bumpy, puesto que era azul, extremadamente limpio, anti-gérmenes y bastante educado, que vivía en el tanque de agua del WC, en el cuarto de baño de la casa de un niño, en la que también vivía Bumpy.

Bumpy vivía bajo la cama de ese niño de 10 años cuyo rostro nunca apareció en la serie, y cuyo cuarto era siempre un desastre y estaba lleno de calcetines usados. Por allí también deambulaba la chica de la serie, y la mejor amiga del Sr. Bumpy, Molly, una muñeca de trapo look Frankenstein y desechada propiedad de la hermana mayor del chico. Tenía una obsesión constante, y es que tenía mucha envidia de las Barbies que vivían debajo de la cama, todas con cuerpos esculturales y perfectas, mientras veías como a ella se le rompían los brazos y pies por ser de trapo, y tenía que cosérselos constantemente.

Una producción singular pero... ¿fuera de tono?

'Bumpy el Travieso' era una serie de la ABC, que se emitió entre 1994 y 1995 cor bastante éxito, en buena medida, por la peculiaridad de sus personajes e irrealidad de una leyenda urbana que hemos tenido todos en mente cuando éramos niños: ¿Quién había debajo de mi cama?. Como curiosidad, el show fue cancelado sin precedente cuando Disney compró la ABC, en 1996, probablemente, en un ataque de puritanismo americano.

Lo cierto es que a día de hoy se me hace un tanto surrealista recordar ¡lo sucia y asquerosa que era la serie! Un monstruo verde que come calcetines, ama la suciedad, dice tacos y eructa constantemente... visto a priori no es el mejor programa para educar a un niño, pero si nos paramos a analizar la serie, nos encontramos con una ficción de lo más estudiada y realista.

Bump

El niño de 10 años tenía la habitación hecha un asco, con un monopatín que aparecía de vez en cuando y una ausencia de padres que le ordenasen recoger su dormitorio. La hermana mayor que desecha las Barbies y demás muñecas de trapo, la propia personalidad de los monstruos de la serie: el sucio de Bumpy en contraste con la limpieza y educación de Squishy y los pensamientos de Molly, la fea muñeca de trapo que sueña en convertirse en una escultural Barbie... no son más que las aspiraciones de los jóvenes norteamericanos y una radiografía de su adolescencia en aquella mitad de los noventa.

¡Un mundo debajo de la cama!

Siendo niño... ¿quien no ha tenido miedo por la noche a lo que pudiese haber bajo la cama? Es una mítica leyenda urbana infantil: la creencia de que alguien vivía o estaba bajo nuestra cama mientras dormíamos. Un miedo que incluso a muchos niños les cuesta superar... y en ese pequeño miedo se basaba 'Bumpy el Travieso', haciendo el mito realidad, y creando un submundo enorme bajo la cama de un niño. Lleno de suciedad, polvo y calcetines, estaba habitado por seres extraños, entre los que había monstruos, gérmenes, muñecas y todo tipo de juguetes que cobraban vida. De hecho, había hasta una especie de pub: el Karaoke Café.

Las tramas solían ocurrir bajo la cama, aunque en cada episodio, Bumpy y sus amigos salían fuera, recorriendo partes de la casa o bien buscando a Squishy por el cuarto de baño, y ahí es cuando aparecían otros personajes secundarios, generando tensión y acción en las aventuras en las que se metían. Uno de los monstruos que más se temía en la serie esa el Monstruo del Armario, hecho de ropa, pantalones y camisetas del niño, que salía cada cierto tiempo e intentaba acabar con Bumpy persiguiéndolo allá donde iba:

Closet Monster

Todos los personajes de la serie estaban hechos de plastilina, y la producción se grabó íntegramente con la técnica del Stop Motion, fotograma a fotograma, aunque de vez en cuando recurrían al ordenador para hacer explosiones y cosas del estilo. Lo cierto es que suena paradójico pensarlo pero sí, hubo una época en televisión en la que los dibujos animados se hacían a mano literalmente hablando. En España la serie fue emitida por La 2 y lo peor es que se emitía ¡a la hora de comer! y todos la veíamos sin ningún tipo de escrúpulo.

Ficha Técnica: Bumpy, el Travieso

Bumpy, el Travieso
  • Título Original: Bump in the Night
  • Género: Infantil
  • Cadena: ABC (1994–1996)
  • Emitida en España: La 2
  • Disponibilidad DVD: Todas las temporadas


En ¡Vaya Tele! | 'Mr. Bean', Nostalgia TV

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos