Publicidad

'Corona Zombies': su director Charles Band nos cuenta cómo hizo la primera y desvergonzada comedia de explotación del coronavirus
Entrevistas

'Corona Zombies': su director Charles Band nos cuenta cómo hizo la primera y desvergonzada comedia de explotación del coronavirus

Publicidad

Publicidad

Estaremos de acuerdo en que el buen gusto no debería asentar nunca un límite del humor. Y el bajo presupuesto y el cine de guerrilla sabe mucho de eso: a menudo su única arma para llamar la atención está en recurrir a lo grotesco, a lo excesivo, a lo estúpido o a lo inmoral. Las barreras de lo que se considera visual y temáticamente permisible han sido quemadas una y otra vez por cineastas moviéndose en los límites de la industria.

Y ahora que la cultura de masas ha sido absolutamente absorbida por la industria (¿recordáis cuando los superhéroes eran considerados tebeos de baja estofa para críos?), no viene mal que los activistas de la Serie B recuerden que siguen teniendo capacidad para revolver tripas y escandalizar al respetable. Charles Band, desde que capitaneaba la productora Empire en los ochenta (y donde produjo películas esenciales del bajo presupuesto de la época, como 'Re-Animator', 'Ghoulies' o 'Trancers') supo que la estridencia y el exceso era la mejor manera de llamar la atención.

En esa línea se mueve 'Coronavirus', la primera película de explotación de la pandemia que, obviamente, y teniendo en cuenta las terribles cifras que nos acompañan, es todo un ejercicio de mal gusto militante facturado en tiempo récord. Quizás menos militante en el momento que se planteó que ahora, cuando Estados Unidos está entrando en una situación social y económica ciertamente crítica. Pero la inconsciencia y la desvergüenza de Band siempre son dignas de admiración, sobre todo teniendo en cuenta el método que ha seguido para llevar a buen puerto la película, que explica que se haya completado en solo veinte días y con un presupuesto tendente a cero.

Las escenas originales de 'Corona Zombies' son muy pocas y se rodaron en dos días con una sola actriz, Cody Renee Cameron, una jovencita descerebrada llamada Barb en obvio guiño a Romero, y que discute con una amiga las noticias que van llegando por televisión de la pandemia. La televisión también arroja imágenes de las peripecias de un Comando Coronavirus y del ataque de los infectados a un bar de strip-tease. Pero no son imágenes rodadas por el propio Band.

En realidad, son secuencias extraídas del clásico de la zombie-xploitation mediterránea de los ochenta 'Apocalipsis caníbal', una coproducción entre Italia y España de 1980, a rebufo de la fiebre de la época tras el éxito de 'Zombi' de George A. Romero y 'Nueva York bajo el terror de los zombies' de Lucio Fulci. Band selecciona unas cuantas escenas y dobla los diálogos, llenándolas de referencias al coronavirus, Uber, Trump, la escasez de papel higiénico y un montón de chistes de tono similar.

No es la única película saqueada por Band: las secuencias en el bar de strip-tease proceden de la mucho más reciente 'Zombies Vs. Strippers', una serie B producida por el propio Band para su compañía Full Moon en 2012. En cualquier caso, el robo de imágenes a 'Apocalipsis Caníbal' está moralmente justificado: la película dirigida por Bruno Mattei incluía secuencias, a su vez, de la explotación de 'Holocausto Caníbal' 'Nuova Guinea, l'isola dei cannibali', del mondo 'Des Morts' y la banda sonora está robada de un disco de Goblin.

Corona Kdbd U1001080718277tdi 624x385 Rc

El resultado de todo el batiburrillo es solo moderadamente divertido: la desvergüenza del artefacto funciona a su favor a ratos, y aunque su metraje es de apenas una hora, hay ocasiones en las que la fritanga se hace cuesta arriba. Si en la 'Apocalipsis Caníbal' original las escenas de relleno ya desafiaban la paciencia del espectador, aquí los chistes aterrizan solo en contadas ocasiones, aunque el disparate general del concepto hace llevadero el viaje. Y que una buena dosis de zombis italianos de los ochenta, con su gore asilvestrado, siempre es agradable de revisitar... por mucho que acabe uno con ganas de desconectar las gansadas de 'Corona Zombies' y saltar al genuino salvajismo de 'Caníbal Feroz' o similar.

El gran valor de 'Corona Zombies' está, como era de esperar, más allá de sus cualidades cinematográficas, más bien como artefacto coyuntural que da la medida de lo que estamos pasando: en un mundo en el que el presidente de la nación más poderosa (e infectada) del mundo genera intoxicaciones masivas por sugerir que quizás inyectarse desinfectante sea buena idea, el salvajismo de Band sabe a tibio. Pero como reivindicación de la capacidad de la serie B para recordarnos que el cachondeo de mal gusto siempre va a estar ahí para echarnos a la cara lo peor de nosotros mismos, 'Corona Zombies' funciona estupendamente.

Entrevista con Charles Band

Coronazombies

Hemos hablado  con el director y productor de 'Corona Zombies' acerca de la película. Esto es lo que nos ha contado sobre ella.

¿Qué podemos esperar de Corona Zombies?

'Corona Zombies' es una especie de meme de larga duración, hecho para dar a todo el que quiera reír un poco de descarado y tonto escapismo. También hay algo de sátira, pero no demasiado política. Hicimos la película a una velocidad récord, al estilo de las películas de explotación, con postproducción en todo el mundo mientras los actores y el equipo estaban en aislamiento. ¡Un día escribiré un libro sobre la realización de esta locura!

Los fans de las películas clásicas italianas de zombis quedarán muy satisfechos con la película, ya que se entrelazan elementos de otras salvajes películas de terror de zombis en la trama de la película. Así que sí, es una película de explotación en el sentido más auténtico, pero también es una inteligente y muy divertida distorsión de algunos elementos que rodean los locos tiempos que todos estamos sufriendo actualmente.

Corona Zombies

¿Qué ingredientes tiene 'Corona Zombies' aparte de coronavirus y zombis?

La locura de la crisis del papel higiénico, una dama en apuros, unos cuantos chistes sobre cómo se ha afrontado la pandemia y algunas tonterías baratas y divertidas. Todo es muy divertido, de verdad, y sólo puedes verla en nuestro canal y la app de Full Moon. Incluso aunque la idea de una película de 'Corona Zombies' te parezca poco elegante, lo cual es cierto, deberías verla para poder hacer una crítica con todas las de la ley.

¿Cuándo y cómo nació exactamente la idea de 'Corona Zombies'?

Me vino en un instante. Esta pandemia nos afecta literalmente a todos y cada uno de nosotros. No es algo que ocurra en una tierra lejana. Es aquí. Afecta a nuestras vidas y a la calidad de nuestras vidas y a nuestra capacidad para funcionar correctamente. Pero Full Moon es Full Moon, y nuestro negocio es reirnos de todo, hacer explotación chiflada con películas políticamente incorrectas. Mientras nos preparábamos para trasladar nuestras oficinas a nuestras casas y manteníamos los ojos en la situación, hice una referencia de que todo esto terminaría generando "Corona Zombies". 

Muy rápidamente armé el concepto básico, una especie de versión cómica de 'What's Up Tiger Lilly?' de una película que teníamos licenciada. En unas pocas horas teníamos un póster y lanzamos ese póster. Y en pocos días, ese póster se había vuelto viral en todo el mundo. Así que nos movilizamos rápidamente y montamos un largometraje entero basado en ese concepto. Era verdaderamente único... ¡y verdaderamente loco!

Review Corona Zombies 2

¿Consideraste otras ideas además de los zombis o los muertos vivientes fueron tu primera opción para los monstruos?

Los tiempos en los que estamos son más extraños y más horribles que cualquier ficción. Pero según todas las películas, este tipo de pandemias y la saturación de los medios de comunicación y el pánico que provocan suelen conducir a los zombis. Así que sí, siempre fueron zombis.

¿Cómo has producido la película en tan poco tiempo? ¿Qué tipo de decisiones tomaste?

Como mencioné, esta podría ser una de las producciones más rápidas que he hecho. Desde la idea hasta el cartel, el paquete se armó en horas. La producción en sí, desde el rodaje hasta la publicación, unas dos semanas. Tiene un toque punk rock todo el asunto. En un momento en el que todo el mundo está encerrado y viviendo con miedo, creo que hemos revigorizado el arte de hacer este tipo de películas de explotación indie rápidas y con conceptos atrevidos. Y de nuevo, en un momento en que la industria está en un punto muerto, nos las arreglamos para emplear a un montón de artistas con talento para darle vida. Es una especie de pequeño milagro.

Si la película funciona, ¿crees que Full moon puede comenzar la producción de explotaciones ultrarrápidas, como hacen otras compañías, o 'Corona Zombies' es un caso excepcional para Full Moon?

Nuestro canal de Full Moon es absolutamente único. Tenemos una completa biblioteca de cientos de nuestras propias películas, además de que hemos licenciado clásicos del cine de terror, erótico, fantástico y de explotación de culto de todo el mundo también, también con algunas películas muy oscuras. Todas sin cortar. Pero como también somos un estudio, producimos nuestro propio contenido.

Estamos metidos en nuestro bloque de películas 'Deadly Ten'. Acabamos de estrenar 'Weedjies!' y 'Necropolis: Legion' y la 12ª película de 'Puppet Master', 'Blade: The Iron Cross', así como la comedia erótica de ciencia-ficción 'Femalien: Cosmic Crush', que llegará esta primavera. Y sí, este experimento de 'Corona Zombies' ha sido muy emocionante, así que produciremos y estrenaremos más originales escandalosos de bajo presupuesto...

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios