Compartir
Publicidad

Entrevista a Diego San José, guionista de comedia

Entrevista a Diego San José, guionista de comedia
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Diego San José es un joven guionista que se ha forjado durante años en el difícil y competitivo mundo de la televisión, concretamente, en programas de humor como ‘Vaya semanita’, ‘Qué vida más triste’ o ‘El intermedio’ donde ha conseguido un tipo de comicidad propia y muy reconocible. El salto a la gran pantalla lo dio de la mano de su compañero y amigo Borja Cobeaga. El resultado fue ‘Pagafantas’ (Borja Cobeaga, 2009), para el que esto suscribe, una de las comedias españolas más frescas y divertidas de los últimos años.

Ahora, el tándem repite en ‘No controles’, de la que daba noticia hace un par de semanas nuestra compañera Beatriz Maldivia con motivo de su estreno en el Festival Internacional de Cine de Gijón. Borja vuelve a la dirección y escribe el guión a cuatro manos con Diego, como en su anterior trabajo. De este estreno, de sus próximos proyectos y del cine en general y la comedia en particular, ha hablado Diego San José para Blogdecine.

  • Bueno Diego, has sido guionista de programas como ‘Vaya semanita’, ‘Qué vida más triste’ o ‘Agitación + IVA’. ¿Cómo ha sido el paso de televisión a Cine?

En la parte personal fue muy fácil, porque realmente se parecía mucho a mi trabajo en tele, en el sentido en que lo hago con Borja Cobeaga, que es una persona que la conozco de la televisión. El proceso de pensar una trama, de dar una estructura, era exactamente el mismo. En cuanto a las diferencias con la tele, lo que hicimos en ‘Pagafantas’ fue aplicar lo que habíamos aprendido haciendo sketches de cara al funcionamiento interno de las secuencias de comedia, como que la comedia venga por la situación, no por el diálogo. De hecho, si coges ‘Pagafantas’, en los diálogos no hay casi chistes. Nos basamos en una estructura bastante sencilla en la que no hay subtramas, hay una única trama.

  • A la hora de poneros tú y Borja a escribir un guión, ¿cuál es vuestro punto de partida? ¿Una idea? ¿Un gag? ¿Varias situaciones a las que luego se les da una unidad?

En el caso de ‘Pagafantas’, Borja estaba obsesionado con la idea de empezar un film explicando lo que es “hacer una Cobra” —los que hayan visto la película lo entenderán—. A partir de ahí, vamos tirando de anécdotas personales, de amigos… Lo que teníamos claro es que no queríamos un film que se basara en películas americanas, sino contar situaciones cotidianas, creíbles y cercanas. Vampirizamos muchas ideas que no eran realmente nuestras y lo que hicimos fue darles un contexto coherente. El lujo y la comedia es algo que siempre ha funcionado muy bien, pero nuestros héroes son de clase media y con trabajos normales.

  • En el caso de ‘Pagafantas’ se os ha acusado de ser demasiado crueles con vuestro protagonista. ¿Cuál es tu justificación?

En este sentido, pesó más nuestra opinión personal que la lógica de guión. No creemos que un ‘Pagafantas’ acabe bien, creemos que acaba mal. Así, si te fijas, en las secuencias del film, no hay un progreso del personaje que indique que todo va a acabar bien. El personaje de Gorka Otxoa sufre, pero lo tratamos con cariño. Miente y traiciona para conseguir su fin, pero como éste —la consecución de la chica— es bastante entrañable, se le coge cariño.

  • ¿Cómo definirías tu siguiente trabajo, ‘No controles’, de próximo estreno? ¿Qué puntos en común tiene con tu trabajo anterior?

Es una versión corregida y aumentada del humor de ‘Pagafantas’. Queríamos y sabíamos cómo mejorar ciertas cosas que en aquélla no quedaron del todo bien. ‘No controles’ tiene más personajes, una estructura más trabajada, está más redondeada, más ambiciosa. Creo que hemos hecho un guión que supera al de ‘Pagafantas’.

  • ¿Cómo es el trabajo con Borja Cobeaga a la hora de afrontar el guión de ‘No controles’? ¿Os dividís por partes o trabajáis codo con codo en la totalidad del guión?

Antes de compañero de trabajo, Borja es amigo, por lo que podríamos decir que nuestro trabajo se rige más por reglas personales que profesionales. No somos los típicos guionistas con una pizarra repartiéndose temas y demás. Lo que hacemos Borja y yo es dedicar muchísimo tiempo a hablar del guión, sin escribir absolutamente nada. Confiamos en que las ideas que son buenas, perdurarán en la memoria. El último paso es, diríamos, mecanografiar lo que tanto tiempo llevamos hablando. Da igual quién escribe qué, porque después de tanto tiempo debatiéndolo, lo tenemos clarísimo. Es un sistema de trabajo heredado de la tele, parecido al brainstorming del equipo de guión de ‘Vaya semanita’.

  • ¿Cómo ha sido el trabajo con Julián López, conocido sobre todo por sus papeles televisivos en ‘Muchachada nui’ o ‘Museo Coconut’?

Julián López defiende el mejor personaje que hemos escrito Borja y yo desde la televisión: “Juancarlitros”. Es un torrente de energía absoluto y en los pases de Gijón nos sorprendía la conexión con el público, que se reía prácticamente cada vez que aparecía. El personaje se escribió en un 100% pensando en Julián, en sus gestos, en su ritmo verbal. Aparte le dejamos cierto espacio para que improvisara e hiciera aún más suyo el personaje. A pesar de ser un secundario, es sin duda uno de los puntos fuertes de la película.

  • ¿Crees que la comedia es un género mal valorado por la crítica? ¿Te planteas escribir otros géneros como el terror? ¿Quizá una de fantasmas con Belén Rueda?

Cuando escribes comedia, eres consciente de que a priori no es el género que te va a generar un mayor respeto crítico, pero yo es que me lo paso muy bien, disfruto muchísimo escribiendo comedia. Es un género del que me queda muchísimo por experimentar, hay muchísimos registros que aún no he tocado.

  • ¿Qué opinas de la comedia americana que se está haciendo ahora mismo —Judd Apatow, Ben Stiller, Adam McKay—? ¿Hay alguien que tomes como referente a seguir?

Entre los que has nombrado, Adam McKay y Will Ferrell serían para mí muy superiores a Judd Apatow. Hacen una pareja director-guionista-actor que realmente funciona muy bien. Del sello Apatow me gustan ‘Supersalidos’ (‘Superbad’, Greg Mottola, 2007) y ‘Adventureland’, pero por lo general sus películas me parecen muy largas y su último tercio suele ser extremadamente complaciente. Por ejemplo, en ‘Hazme reir’ (‘Funny People’, Judd Apatow, 2009) me encanta la primera hora, pero después deja de gustarme. Para mí, la gran comedia de la última década es ‘Borat’ (id, Larry Charles, 2006). Creo que es la única que ha aportado un tipo de humor absolutamente nuevo y genuino.

  • Háblame de tus próximos proyectos, incluyendo ese sorprendente ‘Fe de etarras’.

Había algún sketch en ‘Vaya semanita’ del que estábamos especialmente orgullosos tanto Borja como yo, y nos quedó la pena de no trasladar eso a un largometraje. Nos gustaría hacer una película sobre el conflicto vasco pero sin carga política ni hacer daño a nadie. En ‘Vaya semanita’ lo logramos. Tenemos el afán de intentar un guión sobre el tema. Si no sale, lo tiraremos a la basura. Por otra parte, estoy trabajando en la próxima película de David Serrano. Aquí se me planteaba la duda de que al no tener con David una relación como la que tengo con Borja, no sabía si iba a funcionar igual de bien la cosa, pero puedo decir que ha sido fantástico. Es una comedia bastante distinta a lo que ha hecho hasta ahora y me lo he pasado de maravilla trabajando con él.

  • ¿Haces caso a la crítica cinematográfica?

Me afecta mucho. Es mentira decir que no te influyen. Las negativas me dan algo de bajón, pero las positivas me afectan aún más, me hacen mucha ilusión. En cuanto a los blogs de internet, me parece que hacen una crítica bastante sincera por su independencia.

  • Nada más por nuestra parte, Diego. Gracias por todo y suerte con el estreno de ‘No controles’.

Gracias a vosotros.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio