Publicidad

'Hunters': la serie de Amazon es un irreverente relato pulp al que se le perdonan sus defectos
Estrenos

'Hunters': la serie de Amazon es un irreverente relato pulp al que se le perdonan sus defectos

Publicidad

Publicidad

La serie creada por David Weil se ha convertido en una de las revelaciones de la temporada. Irreverente, desvergonzada, cruel y vengativa, 'Hunters' es por derecho propio nuestro lugar feliz de este primer y extraño trimestre del año más chungo de nuestra vida.

Malditos bastardos

Actor, productor y guionista sin demasiados créditos a sus espaldas, David Weil entra directo a la élite de los productores televisivos con este thriller de venganzas que se mueve más cerca de los viejos cómics de Vertigo que del drama histórico que, se supone, debería arrastrar una historia sobre supervivientes de campos de concentración alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. El detalle molón es que se trata de supervivientes con sed de sangre y que no ahorrarán en medios a la hora de aniquilar, atención, los miles de nazis que se escondieron en terreno norteamericano.

Con un reparto de perfil bajo y algún reclamo como el veterano Al Pacino o el joven Logan Lerman (dependiendo de la generación, claro), los verdaderos ladrones de la función terminan siendo Greg Austin, componiendo a uno de los psicópatas más aterradores que hemos visto en mucho tiempo, y Josh Radnor, que compone a su Lonny Flash con una modernidad y humor meta-referencial que engancha. Ambos van sobrados de carisma. Mención aparte para el siempre excelso Dylan Baker, aquí con uno de esos personajes que ha nacido para interpretar.

Critica Hunters

Pero no todo es redondo aquí. Aunque la serie no deja de sorprender con cada movimiento, cada ruptura o cada pequeña historia que enriquece la serie y da una mayor envergadura a sus personajes, esa capacidad sorpresiva termina por ser su gran némesis. A pesar de jugar al despiste constantemente y utilizar un lenguaje narrativo donde todo puede pasar, 'Hunters' llega agotada a su clímax, convirtiendo una de las revelaciones de más peso de la temporada en un giro un tanto forzado y excesivo. Y eso, en una serie forzada y excesiva, es un problema. Pero que nadie se engañe: 'Hunters' es pura y sana evasión sobre los sitios más dolorosamente anti evasivos de la historia de la (in) humanidad.

Escuadrón suicida

Los saltos humorísticos que derriban paredes a su paso funcionan como alivio ante la extrema crueldad con la que recuerda las vidas pasadas de los protagonistas. 'Hunters' no escatima a la hora mostrar las infinitas crueldades y maltratos del Holocausto. Por esa razón sus tráileres, reportajes y demás brusquedades ¿atonales? funcionan con un doble propósito: enriquecer la narración y aliviar el dolor.

Amazons Hunters

Y tal vez sea ahí donde se puede intuir el toque de uno de sus productores, el cada vez más presente Jordan Peele (la serie es una producción de su compañía, Monkeypaw Productions), que, al fin, parece poner su firma un producto televisivo a la altura de las expectativas, puesto que ni 'Weird City' ni 'The Twilight Zone' dejaron buen sabor de boca. Esperemos que con la inminente 'Lovecraft County', basada en la estupenda (y divertida) novela de Matt Ruff, siga la racha.

Maltratada por la crítica hace unas semanas, tras solo media temporada vista por adelantado, 'Hunters' es la serie que, tal vez, necesitas en estos días de confinamiento. Su piloto, de noventa minutos, deja muy claro por dónde van a ir los tiros, con una apertura sensacional y que nos pilla completamente desprevenidos (si es que no hemos pasado estos días viendo avances y leyendo sobre la serie).

Critica Hunters Amazon

Al Pacino aporta su presencia con un personaje con cierto parecido al mítico Van Helsing, y si bien es cierto que su "fichaje" podría considerarse un simple adorno, no es menos cierto que uno de los mejores momentos de la serie es un divertido homenaje a una de sus interpretaciones más recordadas.

'Hunters' es una gamberrada que puede ofender doblemente. Primero por ser una gamberrada y segundo por ser una gamberrada centrada en el dolor de un pueblo judío con sed de venganza. Si uno es capaz de diferenciar realidad y ficción, y además es asiduo a los cómics más delirantes de autores como Mark Millar o Garth Ennis, no debería dejarla escapar.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios