Compartir
Publicidad

'La Leyenda del Zorro' y de toda su familia

'La Leyenda del Zorro' y de toda su familia
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En una época en las que están más de moda que nunca las segundas partes y los remakes, era lógico pensar que se volviera sobre la película del Zorro que Martin Campbell hizo hace unos años, logrando su mejor trabajo, lo cual no es decir mucho. El mismo equipo se ha vuelto a reunir para esta secuela, que creo no ha obtenido el éxito esperado, cosa que no me extraña, porque viendo el resultado, uno llega a la conclusión de que esta película no la debería ver nadie, aunque creo que el motivo de su fracaso es que ha llegado demasiado tarde en el tiempo respecto de la primera, en un momento en el que parece que a nadie le interesan las aventuras del Zorro.

Esta nueva película se sitúa en la época en la que California se unió a los Estados Unidos de América, y nuestro héroe jugó un papel importante en dicho hecho. Y aquí va acompañado de toda su familia, porque no le llega con ser él solo el héroe de la función, no; le siguen en sus aventuras su mujer, interpretada por Catherine Zeta Jones, a quien sólo le preocupa enseñar escote, y por cierto ¡menudo escote!; su hijo, interpretado por Adrian Alonso, que está aboslutamente insoportable en un personaje al que el espectador le desea una muerte horrible, deseo que lamentablemente no se cumple. Y no nos olvidemos del caballo, indispensable animal que siempre está cuando se le necesita y además bebe y fuma en pipa. Delirante.

La película está planteada como si se tratara de una de James Bond, con unos diez minutos iniciales en los que el Zorro no es el Zorro, es Batman, Spiderman, Superman e Indiana Jones todos en uno. Después de eso el film no podía deparar nada bueno, y efectivamente fué así.

El resto no es más que una sucesión de despropósitos megaespectaculares, que no provocan ni emoción ni diversión. Escenas de acción a lo grande una tras otra, que ya no es que no hay quién se las crea, si no que no aportan el más mínimo sentido de aventura a un relato que por otro lado peca de simplón.

Respecto a nuestra estrella más internacional, se pasa toda la película dando saltos y haciendo el payaso. Hay que reconocer que Banderas se entrega a fondo, pero el problema es que su personaje vive unas situaciones especialmente patéticas y si no, atentos a una escena en la que se emborracha.

Pero el culpable de todo es el director, Martin Campbell, que nunca me cansaré de repetir que no está dotado para el cine de acción. Si repasamos su filmografía no encontramos una sola película buena. Su impersonal y vacuo estilo de realización estropea cualquier cosa que caiga en sus manos. Por cierto, va a dirigir 'Casino Royale' con Daniel Craig estrenándose como 007. Pero si Campbell filmó el peor Bond de la historia ('Goldeneye'). Dios nos coja confesados.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos