Compartir
Publicidad
Publicidad

'Paprika', los sueños de Satoshi Kon

'Paprika', los sueños de Satoshi Kon
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Poco a poco, un genio de la animación (y del cine en general, porque la animación es sólo una forma diferente de contar una historia) como Hayao Miyazaki se ha ido haciendo un hueco y un nombre en nuestro país (tan poco dado a valorar el cine asiático, como demuestran las reacciones que está provocando la emocionante 'The Host') gracias a títulos tan fascinantes como 'El Viaje de Chihiro' o la reciente 'El Castillo Ambulante'. Quien no goza (aún) de tanta fama en España es otro genio japonés de nombre Satoshi Kon, un auténtico ídolo para los aficionados al anime. Un realizador sumamente interesante cuya última obra es la maravillosa 'Paprika', presentada en la última edición del festival de Sitges por el propio Kon (que se mostró muy simpático ante un público entregado por completo que le aplaudió intensamente).

Su película, todo un festín para los sentidos, vuelve a girar sobre la fantasía, la paranoia, la confusión y las realidades alternativas que se generan en la mente humana, ya sea de forma natural o de forma artificial, como en el caso de esta película. Basada en la novela de Yasutaka Tsutsui, la historia de 'Paprika' gira en torno a un método de terapia revolucionario llamado 'PT', desarrollado por el psiquiatra Atsuko Chiba. Se trata de un prototipo de máquina experimental gracias a la cual es posible introducirse en la mente de los pacientes para tratar sus ansiedades. Uno de los modelos 'PT' es robado y comienzan a utilizarlo para invadir las mentes de sus creadores, destruyendo sus personalidades mientras duermen. Esto dará pie a una investigación para dar con el misterioso criminal.

satoshi-kon-sitges
Satoshi Kon ha realizado hasta el momento cuatro largometrajes y una miniserie de 13 capítulos para televisión (todo de animación, por supuesto) que pasó fugazmente por la televisión de este país. En concreto, Kon comenzó su carrera como director con 'Perfect Blue', una extraordinaria obra maestra de la animación que supone el principal referente a la hora de analizar toda la obra posterior del japonés. A este título siguieron las excelentes 'Millenium Actress', donde baja un poco el listón, 'Tokyo Godfathers', un emotivo cuento navideño que sigue en ese peldaño inferior, 'Paraonia Agent' (serie), que tiene episodios de muy variado nivel (algunos sencillamente sensacionales y otros un tanto aburridos), y, por último, el año pasado, 'Paprika'.

Sorprendentemente, todas estas obras (salvo la última, por razones obvias) están disponibles en DVD en España y el consumidor no tiene excusas para no hacerse con ellas; de hecho, 'Millenium Actress' y 'Paranoia Agent' tienen ediciones muy interesantes, aunque su elevado precio puede asustar a más de uno (realmente, la edición de Paranoia es menos valiosa de lo que parece a primera vista, pero es la que hay y siempre podían haber colado una edición raspada y simplona). Kon juega mucho en sus films con el cambio de realidades e identidades. Es normal en sus películas, por ejemplo, que un personaje esté diciendo/haciendo algo y en un momento concreto, la imagen cambia y ahora contemplas a otro personaje o al mismo en otro lugar u otra época diciendo/haciendo exactamente lo mismo. Esto le permite una amplia variedad de posibilidades visuales que el realizador aprovecha con extrema soltura.

En 'Paprika' (escrita por Kon junto a Seishi Minakami) la excusa argumental es la creación de una máquina que permite a alguien introducirse en la mente de otras personas, provocando cambios que pueden llegar a ser desastrosos. Kon nos sumerge en una serie de espectaculares fantasías que llegan a confundirse con la situación "real" de los personajes que llevan la investigación. Desde la escena inicial, donde vemos un vibrante y confuso sueño que contiene claves de lo que ocurrirá a continuación (otra seña de identidad en la obra del director), la película es un continuo viaje donde las diferentes subtramas se van entrelazando y los diferentes personajes van descubriendo el sentido de lo que pasa a su alrededor e incluso dentro de sí mismos. La resolución de una trama misteriosa que resulta ser mucho más compleja y peligrosa de lo que parecía en un primer momento es otro de los habituales recursos del director, muy efectiva para mantener al espectador pegado a la pantalla. La banda sonora de Susumu Hirasawa es otro elemento sobresaliente, se acopla estupendamente al carrusel de emociones planteado por Kon.

paprika

En definitiva, 'Paprika' es una explosiva montaña rusa de fascinantes imágenes animadas que atrapa al espectador desde el comienzo y no lo suelta hasta que aparecen los títulos de crédito. Una película que no os podéis perder; una nueva joya de Satoshi Kon, un realizador que merece más atención en nuestro país, empezando por un estreno de esta película en salas comerciales, tan saturadas de insípidos productos comerciales de usar y tirar.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos