Compartir
Publicidad

'Arrested development', series inacabadas

'Arrested development', series inacabadas
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Pocas series como ‘Arrested development’ me han hecho abominar de la escueta duración de veinte minutos de los episodios. Se me hacían muy cortos, cosa que demuestra que eran muy buenos, con unos guiones medidos al milímetro, unas historias rocambolescas, una realización audaz y unas interpretaciones más que relevantes. ‘Arrested development’ es una de esas grandes series que se dio de bruces contra la incomprensión del público y para mí fue una pena.

‘Arrested development’ cuenta la historia de los Bluth, una familia desestructurada de clase alta que tiene que hacer frente a la pobreza cuando el padre ingresa en prisión acusado de fraude. En ese momento llega al rescate Michael (Jason Bateman), el único honrado de toda la familia que tiene que luchar por defender lo indefendible, un padre culpable a más no poder, y por intentar, sin conseguirlo, que el resto de la familia asuma la nueva situación.

Creo que la palabra que mejor define a la galería de personajes de ‘Arrested development’ es el calificativo de patéticos. En la serie los aspectos más típicos y escabrosos de los culebrones (infidelidades, adopciones, fracaso, rebeldía…), son llevados al extremo en la comedia más negra y ácida que he visto en mucho tiempo. No se dejan ni un detalle y los personajes podrían agruparse por las relaciones que mantienen dentro de la familia.

El padre encarcelado (Jeffrey Tambor), es un tirano dominante que encuentra en la vida carcelaria un desahogo y una oportunidad para redirigir su vida. La madre (Jessica Walter), es una ricachona asentada en la apariencia que ve cómo se desmoronan los pilares de su comodidad. A este dúo hay que sumarle a Buster (Tony Hale), un hijo medio tarado que se termina descubriendo que en realidad es hijo del hermano gemelo de su padre.

George Michael (Michael Cera), es honrado como su padre Michael pero su adolescencia le hace estar demasiado vulnerable a la presión que el resto de la corrompida familia ejerce sobre él. El pobre asiste asombrado a todo lo que va pasando a su alrededor mientras que Michael intenta por todos los medios que no abandone el buen camino.

Lindsay (Portia de Rossi), es una pija superficial. En realidad es adoptada pero se la trata como si fuese la hermana gemela de Michael. Su matrimonio con Tobias (Davis Cross), el psiquiatra con aspiraciones de actor, es una cortina de humo porque siempre dejan en el aire la posible homosexualidad de él. A pesar de esto tienen una hija rebelde, Maeby (Alia Shawkat), que en principio parece que se porta bien pero sólo lo hace para que la dejen en paz y poder hacer lo que le da la gana.

Y nos queda en el repaso G.O.B. (Will Arnett), el ilusionista fracasado que intenta sobreponerse pero que no consigue que ninguno de sus negocios llegue a buen puerto. Es el rival de Michael, es el grotesco malo de la serie y que use el archiconocido single de Europe en sus actuaciones refuerza la vergüenza ajena y la parodia de los magos modernos.

Respecto a los secundarios, creo que la aparición en la serie de Lizza Minelli como amiga de la madre, como su competidora por la popularidad social, y como amante de Buster, es uno de los grandes hallazgos de ‘Arrested development’. Este triángulo increíble, extraño y hasta sórdido ejemplifica uno de los retratos más grotescos de la alta sociedad y de las series que la tratan. Otra colección de episodios fantástica son los cuatro en los que aparece Julia Louis-Dreyfus como abogada ciega. Hilarantes. Además han tenido papeles en la serie, entre otros, Charlize Theron, Zach Braff, Scott Baio o Ben Stiller, haciendo cameos de época.

La serie está narrada por una voz en off que en el original es Ron Howard y está contada en primera persona por Michael como si de un documental se tratase aprovechando así las posibilidades que da el género de mostrar secuencias íntimas, de grabar con cámara al hombro para dar dinamismo a la acción y de enseñar al espectador secretos que los personajes desconocen. Además se usan los flashback y los planos de puntos de vista imposibles para apoyar unos diálogos trepidantes y redondos.

El fondo de la historia es que Michael vuelve al seno familiar para sacar a su padre de la cárcel, que no quiere salir, y se encuentra con las constantes dificultades que esta pandilla de pirados le pone. Este hilo se aprovecha para desarrollar las tramas de unos personajes que, como hemos comentado, están como un cencerro. La ironía, la sátira y la crítica son los elementos esenciales de esta combinación explosiva y el resultado es una más que recomendable ficción que parodia las soap opera de forma magistral y que, al mismo tiempo, sentó las bases de una nueva forma de hacer comedia sobre la realidad de la clase alta americana destacando por el planteamiento ácido e irreverente.

Como lo que no sale en ‘Padre de familia’ no existe, aquí os traigo la cabecera homenaje que le hicieron a ‘Arrested development’.

Respecto a la continuidad de la serie, durante un tiempo se rumoreó que ‘Arrested development’ pudo tener una cuarta temporada en Showtime pero que Mitchell Hurwitz desestimó la idea harto de la presión provocada por el rechazo de la audiencia. Del asunto de la película también se ha hablado largo y tendido y parece que por fin el año que viene será el del gran advenimiento. Lo que me parece que está de más es que desde la FOX se disculpen por la cancelación. Más les hubiera valido pelear por la serie en su momento.

Ficha Técnica: Arrested development

arresteddvd
  • Título Original: ‘Arrested development’
  • Género: Comedia
  • Cadena: FOX (primera y segunda temporada, 2003-2005), FX (tercera temporada, 2005-2006)
  • Emitida en España: Fox
  • Disponibilidad DVD: Todas las temporadas
  • Número de capítulos: 53
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio