Compartir
Publicidad

'Aquellos maravillosos años', Nostalgia TV

'Aquellos maravillosos años', Nostalgia TV
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad


“Hubo un tiempo en el que…”, así empezaba cada capítulo de Aquellos maravillosos años, con la voz adulta de Kevin Arnold, justo después de una fantástica cabecera que combinaba la versión de Joe Cocker de “With a Little Help from My Friends” de Los Beatles con imágenes en Súper 8. ¿Alguien podía resistirse a un inicio más prometedor?

Kevin Arnold (Fred Savage), era el hilo conductor de una historia que contaba el paso de la infancia a la madurez de un niño y, por extensión, de toda una sociedad que cambiaba a un ritmo vertiginoso a finales de los Sesenta y principios de los Setenta. Cuando la serie llegó a España en los Noventa encajó a la perfección con un público que también estaba viviendo esos cambios en carne propia y la identificación de los espectadores fue total. Además, con unos personajes adultos muy sólidos la serie se amoldó a la perfección a la etiqueta de familiar.

El piloto arrancó con los dos temas clave que marcarían la serie: el primer beso entre Kevin (Fred Savage), y Winnie (Danica McKellar, la adorable vecina), y la muerte del hermano de Winnie en Vietnam. Si eso no es un arranque digno de estar en los anales de la historia de la tele, que me perdonen, pero que en un piloto dos de los personajes principales acaben supuestamente con la tensión sexual me parece de una audacia brutal. La Guerra de Vietnam sirvió, además, para contextualizar social e ideológicamente la serie sin ningún tipo de rubor y para enmarcarla cronológicamente. El tercero en discordia era Paul (Josh Saviano), el amigo inseparable de Kevin, su escudero fiel y el que aportaba el contrapunto de humor necesario.

Jack (Dan Lauria), y Norma Arnold (Alley Mills) son los padres de Kevin, un matrimonio típicamente americano, con un padre muy trabajador, huraño, agobiado por los cambios, y una madre entrañable que poco a poco va ganando independencia, simbolizando la liberación de la mujer. Karen (Olivia d’Abo), es la hermana hippie, el reflejo de los cambios sociales, y Wayne (Jason Hervey), es el hermano tarugo pero bonachón que encarna los valores antiguos de la juventud. Como veis, un conjunto muy equilibrado pero en constante evolución. El padre muere, la madre se licencia en la Universidad, Karen se casa y se va a vivir a Alaska y Wayne termina haciéndose cargo del negocio familiar.

Keviv vivió todo lo que puede vivir un adolescente y lo superó gracias a su carácter abierto, a su inteligencia y a su capacidad para asumir sus errores y aprender de ellos. Sus aventuras en el colegio y en el instituto nos depararon una galería de secundarios de lujo de entre los que destacaría a Juliette Lewis como Delore, una de las novias de Kevin, y a David Schwimmer como Michael, el novio de Karen. Becky Slater, otra de las novias de Kevin, fue interpretada por Crystal McKellar, hermana de la actriz que interpretaba a Winnie. Dustin Diamond, el Screech de Salvados por la campana, interpretó a uno de los compañeros del colegio durante un par de episodios.

Los creadores de la serie fueron Carol Black y Neil Marlens, reponsables de Los problemas crecen y de Ellen. Entre los guionistas que más capítulos han firmado destacan Mark B. Perry, que tiene entre sus títulos Entre fantasmas, Qué hacemos con Brian, One Tree Hill y Picket Fences; Matthew Carlson, responsable de Malcom in the Middle; y David M. Stern, que ha trabajado en Los Simpson. En la trayectoria de todos estos profesionales destacan productos orientados a un público joven y adolescente que han tenido mucho éxito. Formaron un equipo fantástico en la serie creando unas historias tiernas, conmovedoras pero con las dosis justas de comedia.

La banda sonora fue un componente esencial de la serie y, al mismo tiempo, muchos le atribuyen la culpa de que no esté editada en DVD en España, por el tan traído y llevado tema de los derechos de las canciones. Lo cierto es que la música en la serie servía para remarcar las historias, adornarlas, acompañarlas, explicarlas. ‘Aquellos maravillosos años’ no podría entenderse sin esos temas míticos.

Después de la serie, las carreras de unos y de otros han tenido una suerte desigual. El que menos ha trabajado ha sido Josh Saviano (Paul), al que una leyenda urbana relaciona falsamente con Marilyn Manson. En el lado positivo, otros creen que su personaje inspiró el Milhouse de ‘Los Simpson’ y no es descabellado porque, de hecho, Daniel Stern, el actor que ponía la voz del Kevin adulto en la versión original, es hermano de David M. Stern, guionista de ‘Aquellos maravillosos años’ y de ‘Los Simpson’, y la familia amarilla tiene un capítulo homenaje a ‘Aquellos maravillosos años’ en el que el propio Daniel Stern narra una escena en la que Bart observa a Homer con el tema de Los Birds “Turn, turn, turn” de fondo.

Las últimas palabras de ‘Aquellos maravillosos años’ resumen a la perfección su espíritu y encierran el secreto de su vigencia. Podríamos decir que están inspiradas en la canción “In my life”, también de Los Beatles. A pesar del tiempo, ‘Aquellos maravillosos años’ ha envejecido bien y mantiene la calidez, la inocencia y las lecciones que nos mantuvieron atrapados ante la tele hace quince años:

“Crecer sucede en un latido. Un día estás en pañales, al siguiente ya no estás aquí. Pero los recuerdos de la niñez permanecen contigo todo el camino. Recuerdo un lugar, un pueblo, una casa como muchas casas, un patio como muchos patios, una calle como muchas otras calles. Y el asunto es que, después de todos estos años, sigo mirando hacia atrás, maravillado.”

Ficha Técnica: Aquellos maravillosos años

wonderyears-caratula
  • Título Original: The Wonder Years
  • Género: Drama, Comedia
  • Cadena: ABC (1988 – 1993)
  • Emitida en España: La1, La2, Antena 3 y Telemadrid
  • Disponibilidad DVD: Todas las temporadas en inglés

En ¡Vaya Tele! | ¿Vuelven ‘Aquellos maravillosos años’?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio